10 plantas que se pueden cultivar en agua

Muchas personas quisieran tener más tiempo para mantener un jardín interior en casa. Ante largos viajes o ausencias prolongadas, el método de cultivo en agua es una buena solución.
10 plantas que se pueden cultivar en agua

Escrito por Jonatan Menguez, 28 julio, 2021

Última actualización: 28 julio, 2021

Las plantas de interior son tan útiles como necesarias en los ambientes cerrados, ya sea por el oxígeno que renuevan, su efecto relajante o el elemento decorativo. Pero no todas las personas tienen la misma disponibilidad para dedicarle a su cuidado. En esos casos, existe una amplia categoría de plantas para cultivar en el agua que tienen una serie de ventajas.

Lo más importante a tener en cuenta es que deben reemplazarse los nutrientes que aporta la tierra. Es una tarea sencilla, aunque requiere ciertas técnicas que evitan el deterioro. Si bien el crecimiento puede ser más lento y la altura menor, es posible generar todo un jardín interior a partir de un pequeño tallo.

¿Cómo funciona el crecimiento en el agua?

La lista de plantas para cultivar en el agua es amplia, sin embargo, no todas lo toleran. Mientras que algunas solo pueden estar sumergidas por un tiempo, hay algunas capaces de permanecer durante años, logrando un crecimiento similar al cultivo en tierra.

Como elementos fundamentales se precisan los recipientes para albergarlas, preferentemente de vidrio. Aunque también el plástico o la cerámica funcionan. Se evitan los de metal, como el cobre, porque puede corroerse.

Además, es recomendable utilizar agua de manantial o mineralizada, debido a que posee más nutrientes, mientras que la del grifo suele contener restos de cloro. Para obtener el extracto inicial, hay que cortar una pequeña rama o esqueje de la planta madre, que incluya hojas.

Antes de sumergirlas en el recipiente es importante quitarles la tierra, en especial en las partes que entran en contacto con el agua. Las hojas tienen que quedar fuera del líquido, de lo contario se pudren. Mientras que para algunas el agua mineral es suficiente, otras precisan algún nutriente extra.



Plantas para cultivar en el agua

Existen especies para todos los gustos, pasando por diversos tamaños, colores y tiempo de cultivo hasta un posible trasplante a tierra. Sin embargo, algunas pueden quedar sumergidas de forma permanente.

1. Bambú de la suerte

Entre las plantas para cultivar en el agua, una de las más comunes es el bambú, que en realidad es un tipo de dracena con tallos gruesos. Debido a sus vástagos trenzados y tupidos puede necesitar algunas piedras en el fondo que ayuden a mantenerla erguida.

El cuidado es sencillo. Necesitan luz indirecta y fertilización del agua cada uno o dos meses. Los fertilizantes líquidos siempre deben suministrarse siguiendo las indicaciones del prospecto.

2. Potos

Una especie muy popular en interiores, tanto para cultivos de tierra como de agua. Los potos no necesitan trasplante. Les sienta bien estar sumergidos, pero quizás adquieran un tamaño grande, con forma de enredadera.

En esos casos, hay que cortar las ramas más crecidas con mucho cuidado. En cuanto a la luz, tampoco requieren contacto directo con el sol, pero sí permanecer en un ambiente iluminado.

Hidroponía.
La hidroponía es la ciencia más exacta que analiza y estudia el crecimiento de las plantas en el agua.

3. Boniato

Tal vez, colocar una batata en un recipiente con un poco de agua haya sido un ejercicio en época escolar. Lo cierto es que de esa manera, al poco tiempo, van a brotar una buena cantidad de tallos verdes. Esta especie sí se beneficia del contacto con el sol y ofrece la posibilidad de trasplante a tierra.

4. Filodendro trepador

Esta especie es de las más sencillas de cultivar. Sus bellas hojas con forma de corazón crecen bajo cualquier disposición de luz. Sin embargo, si el tallo se agranda más rápido que las hojas es una señal de que necesita más iluminación.

En todos los casos, la luz le debe llegar de forma indirecta, sin contacto con rayos solares. Si bien existen numerosos tipos de filodendro, el trepador es el ideal para hidrocultivo.

5. Begonia

Las begonias se caracterizan por sus llamativas hojas, que pueden ser de color verde, blanco, rojo y rosa. Son aptas para terrazas o balcones porque soportan el calor.

Entre las plantas para cultivar en el agua, quizás no sean las mejores para comenzar. Requieren un cuidado más específico, como cambios de agua semanales. Con cierta experiencia acumulada, son una gran opción decorativa.

6. Hiedra

Una buena técnica para el hidrocultivo de la hiedra es cortar esquejes con alrededor de 20 centímetros de largo y sumergirlos hasta la mitad. Entre las variedades de hiedra, las de hojas pequeñas son una elección adecuada para interiores.

En cuanto a luz, no precisa demasiada; la exposición al sol hace que pierdan color. Soportan lugares sombríos, aunque siempre debe contar con un poco de iluminación indirecta.

7. Araña o lazo de amor

Otra de las plantas accesibles con un gran potencial de crecimiento es el lazo de amor. Basta con cortar un pequeño tallo, depositarlo en un vaso o jarra con agua y, en poco tiempo, la araña se adaptará al ambiente con su abundante follaje.

Solo hay que preocuparse porque no entre en contacto directo con el sol. Apenas gane tamaño, se puede multiplicar en otro recipiente.

8. Violeta africana

La violeta africana se caracteriza por sus grandes hojas, por lo que es recomendable ubicarla en un recipiente con cuello de botella. Es decir, ancho debajo y angosto en la parte superior, para que se mantenga lo más firme posible. Además, la hoja tiene que permanecer seca.

9. Aglaonema

Una especie generosa con quien pretenda dedicarle poco tiempo de cuidado es la aglaonema. Tiene buena tolerancia a todo tipo de iluminación y a un riego esporádico. Por eso son elegidas para ambientes como oficinas o habitaciones.

10. Aromáticas

Por último, no solo las plantas para cultivar en el agua pueden tener funciones decorativas, sino también alimenticias. Una variedad de especies que suelen destinarse a saborizar comidas son aptas para el hidrocultivo, como el orégano, la albahaca, el tomillo, el romero y la menta.

Albahaca que crece en agua.
Hacer crecer las plantas aromáticas en agua permitirá tener a mano ingredientes para la cocina.

Cuidados generales para las plantas de agua

Más allá de las especificidades de cada especie, existen algunas técnicas generales para el hidrocultivo. Es importante asegurarse de los cuidados siguientes:

  • No es necesario cambiar el agua con tanta frecuencia; una vez al mes es suficiente. Pero sí se debe rellenar en caso que se evapore.
  • Podar la planta puede ser importante. Los cortes tienen que ser cuidadosos y con tijeras limpias.
  • Al estar sumergidas, el suministro de agua es constante, pero un ligero rociado en la parte superior de las hojas es recomendable.
  • Los fertilizantes líquidos se suministran en dosis de pequeñas gotas. Son importantes porque agregan nutrientes al agua.
  • Si las raíces adquieren un gran tamaño, lo mejor es dividir la planta.
  • Es importante evitar la cercanía con fuentes de calor como estufas o chimeneas.
  • Si se desea iniciar un cultivo en agua, pero luego trasplantar, es aconsejable hacerlo con cuidado. Un buen método es colocar la planta en un recipiente con tierra húmeda durante algunos días para que se adapte y luego sí llevarla a una maceta.


Ideas decorativas con las plantas para cultivar en el agua

Las plantas para cultivar en el agua son una buena forma de decorar un ambiente. Si el recipiente tiene el tamaño adecuado, se le pueden agregar piedras de distintos colores, al estilo de una pecera. Entre los tipos de objetos posibles se encuentran vasos, jarros, frascos y hasta tubos de ensayo para tallos pequeños.

Te podría interesar...
7 plantas de interior que absorben la humedad
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
7 plantas de interior que absorben la humedad

Las plantas de interior son una solución natural para reducir la humedad de las casas. Ellas purifican el aire y equilibran el ambiente.



  • Longar Blanco, María del Pilar, Pérez Hernández, María del Pilar M., Ríos Martínez, Edson,  El estado de técnica de la hidroponía. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas [Internet]. 2013;4(5):803-809. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=263127573012
  • Marisa Y. Thompson, PhD, es la Especialista en Extensión de Horticultura, en el Departamento de Extensión de Ciencias Vegetales del Centro de Ciencias Agrícolas Los Lunas de la Universidad Estatal de Nuevo México, correo electrónico: desertblooms@nmsu.edu , oficina: 505-865-7340, ext. 113.
  • Cultivo en hidroponíaCultivo en hidroponía (Editorial de la Universidad Nacional de La Plata (EDULP), 2020). https://doi.org/10.35537/10915/46752
  • Salas-Pérez, Lilia, Preciado-Rangel, Pablo, Esparza-Rivera, Juan Ramón, Álvarez-Reyna, Vicente de Paul, Palomo-Gil, Arturo, Rodríguez-Dimas, Norma, Márquez-Hernández, Cándido,  Rendimiento y calidad de forraje hidropónico producido bajo fertilización orgánica. Terra Latinoamericana [Internet]. 2010;28(4):355-360. Recuperado de: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=57318502007