Alternativas naturales a los desodorantes comerciales

Si tienes ganas de unirte a la movida verde, puedes crear tus propios desodorantes naturales en casa. ¿Quieres saber cómo? Sigue leyendo.
Alternativas naturales a los desodorantes comerciales
Renata Sylwia Kosierb Fernández

Revisado y aprobado por la dietista Renata Sylwia Kosierb Fernández el 22 julio, 2020.

Escrito por Okairy Zuñiga, 18 noviembre, 2016

Última actualización: 22 julio, 2020

En muchas tiendas, podemos encontrar antitranspirantes y desodorantes comerciales. Sin embargo, ¿sabías que también es posible crear alternativas naturales para combatir el olor corporal?

Como lees, combinando algunos ingredientes que seguramente tengas en casa, puedes crear tu propio desodorante casero. ¿Te ha interesado la propuesta? Pues, entonces, continúa leyendo.

Desodorantes naturales

Elabora un desodorante natural y gana en salud

Existen algunos desodorantes naturales disponibles en el mercado. Por ejemplo, las piedras desodorantes son unos cristales grandes y lisos de sulfato de aluminio y potasio.

Para aplicarla, sólo tienes que humedecerla como si fuese una barra ordinaria de desodorante comercial. Este tipo de desodorante se considera efectivo; no obstante, debes saber que suele contener aluminio, un ingrediente que se ha asociado al crecimiento de cáncer de seno.

El Instituto Nacional de Cáncer (NIH) explica que algunos científicos han concluido que como los antitranspirantes con aluminio se aplican cerca de los senos, sus componentes pueden absorberse por la piel y actuar sobre las hormonas.

Así, sería posible que se incrementase la producción de estrógeno, una hormona que podría fomentar el crecimiento de las células de cáncer de mama. Sin embargo, los datos al respecto no son concluyentes.

Alternativas naturales a los desodorantes comerciales

Antes de presentarte las alternativas naturales a los desodorantes comerciales más famosas y extendidas, por favor ten en cuenta que muchas de estas opciones no cuentan con aval científico. De cualquier manera, los remedios caseros pueden generar reacciones alérgicas; por lo tanto, se recomienda su uso con moderación y cuidado, así como la consulta dermatológica antes de su aplicación.

1. El bicarbonato y el almidón de maíz

El bicarbonato de sodio tiene una composición alcalina que ayudaría a combatir el olor corporal; sin embargo, los estudiosos han determinado que el pH normal de la piel es 5, con lo cual podría inferirse que el uso de una sustancia con un pH superior podría afectar al equilibrio de la piel y generar molestias o rojeces. Por otra parte, no hemos hallado información verídica sobre el uso del almidón de maíz.

Ingredientes

  • ⅛ cucharadita de bicarbonato (0,6 g).
  • Un poco de agua.
  • Opcional: 6 partes de almidón de maíz por 1 parte de bicarbonato.

¿Qué debes hacer?

Mezcla el bicarbonato con un poco de agua, pero sin que llegue a disolverse. La finalidad es que quede una pasta, que será la que frotarás sobre tus axilas. 

También, puedes crear una mezcla de bicarbonato de sodio y almidón de maíz para combatir el olor y prevenir la aparición de humedad. El almidón de maíz absorbería la transpiración de manera similar a como lo hacen los desodorantes comerciales.

2. El zumo de limón

zumo de limón y limones

Diferentes estudios, como este titulado Study Antimicrobial Activity of Lemon (Citrus lemon L.) Peel Extract, han demostrado la acción antimicrobiana del limón. Por eso, se cree que el zumo de limón podría matar las bacterias que causan el mal olor.

Por esta razón, algunas personas lo utilizan como método desodorante. Bastaría con que frotes una pequeña rodaja de limón en tus axilas una vez al día. Merece la pena señalar que el ácido presente en el limón podría irritar la piel. Ante la menor molestia, suspende el uso y consulta con el dermatólogo.

3. El alcohol

Algunas personas sostienen que frotar alcohol en tus axilas también ayudaría a matar las bacterias que causan el mal olor. Sin embargo, no se recomienda este uso ya que podría resecar y dañar la delicada piel de las axilas. Consulta con tu médico antes de aplicar alcohol en tus axilas o cualquier otra parte de tu cuerpo.

Elabora tu propio desodorante natural

Desodorantes naturales para las axilas.

Fabricar tu propio desodorante es muy fácil. ¿Lo mejor? Puedes personalizarlo para que se adapte a tus gustos y a tus necesidades a través de la incorporación de diferentes aceites esenciales.

Es aconsejable que si preparas una de estas recetas y no te funciona para eliminar el olor como deseas, pruebes con otra opción. Recuerda que cada persona tiene un pH distinto y, dependiendo de ello, los resultados pueden variar. Veamos juntos algunas posibilidades:

1. Desodorante natural con aceite de coco

En este caso, te proponemos incorporar el aceite de coco debido a su riquísimo aroma. Además, un estudio in vitro concluyó que el mismo tiene actividades antimicrobianas y antiinflamatorias que podrían ayudar a proteger la salud de la piel.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de bicarbonato (40 g).
  • 4 cucharadas de almidón de maíz (40 g).
  • 5 cucharadas de aceite de coco (75 g).

Preparación

  1. Con la ayuda de un tenedor, combina en un recipiente el bicarbonato con el almidón de maíz.
  2. Agrega poco a poco el aceite de coco hasta conseguir una pasta con la consistencia que desees.
  3. Para almacenarlo, debes guardarlo en un recipiente hermético o reutilizar un recipiente de desodorante en barra vacío y limpio.

2. Desodorante natural hidratante

Las abuelas suelen recomendar el uso de manteca de cacao sobre los labios agrietados. Se supone que su uso sería beneficioso para la piel; no obstante, no hay datos científicos concluyentes que avalen dicha teoría.

Por otro lado, el uso de la manteca de karité se ha extendido en cosmética debido a sus propiedades antiinflamatorias y humectantes, características que comparte con la vitamina E, según datos de OregonState University.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manteca de cacao (30 g).
  • 3 cucharadas de manteca de karité (45 g).
  • 2 cucharadas de almidón de maíz (20 g).
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g).
  • 2 cápsula blandas de vitamina E (debes exprimir el contenido de las cápsulas).
  • Aceite esencial a gusto.

Procedimiento

  1. Calienta y mezcla todos los ingredientes, excepto el aceite esencial.
  2. Mezcla todo muy bien y, a continuación, añade el aceite que consideres necesario.
  3. Para guardarlo, debido a su gran contenido de aceites, debes meterlo en un recipiente hermético y mantenerlo en el refrigerador.

3. Desodorante de aceites

Desodorantes naturales: formas de prepararlos

Esta propuesta combina diferentes aceites esenciales para obtener una mezcla más untuosa y con un interesante poder de humectación. Por supuesto, puedes escoger los que prefieras.

Ingredientes

  • 5  ½ cucharadas de almidón de maíz (55 g).
  • 5 ½ cucharadas de bicarbonato de sodio (55 g).
  • 10 gotas de aceite de lavanda (puedes reemplazarlo por aceite esencial de eucalipto o árbol de té).
  • 10 o 15 gotas de aceite esencial de menta o madera de sándalo.
  • 3 cucharadas de aceite de coco (45 g).
  • 2 cucharadas de aceite de vitamina E ( o el contenido de un par de cápsulas blandas de vitamina E, alrededor de 30 g).

Procedimiento

  1. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente hasta conseguir una pasta espesa.
  2. Guárdalo en cualquier recipiente de desodorantes comerciales o similar.

4. Desodorante con cera de abeja

Cera de abejas

Una investigación del año 2016 publicada en Asian Pacific Journal of Tropical Medicine concluyó que la cera de abejas cuenta con un efecto antimicrobiano que podría ser útil para combatir el mal olor axilar generado por gérmenes.

Ingredientes

  • 1 ½ cucharada de cera de abeja (15 g).
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g).
  • ½ cucharada de manteca de cacao (5 g).
  • 15 gotas de aceite de romero y tomillo.
  • 25 gotas de aceite de lavanda.
  • 3 gotas de aceite de ricino.

Procedimiento

  1. Derrite a baño María la cera y añade la manteca de cacao y los aceites.
  2. Mezcla bien y colócalo en un recipiente antes de que se enfríe.

Consulta con tu médico sobre estas opciones

Como ya se ha señalado anteriormente en este artículo, los ingredientes naturales pueden generar diferentes tipos de reacciones alérgicas. Por este motivo, antes de comenzar el uso regular de cualquiera de estas alternativas, se recomienda la consulta con el dermatólogo.

En caso de sentir molestias o picazón, ver enrojecimiento o cualquier otro síntoma de irritación, debe suspenderse el uso inmediatamente y acudir sin demoras a la consulta médica.

Te podría interesar...
Descubre cómo eliminar el vello de las axilas fácilmente
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Descubre cómo eliminar el vello de las axilas fácilmente

Te informamos sobre opciones sencillas, naturales y económicas para debilitar o eliminar el vello de las axilas sin irritar tu piel.