El angioma en adultos

Esas pequeñas rojeces que aparecen en muchos casos en la piel es lo que conocemos como angiomas. Son totalmente inofensivos.
El angioma en adultos
Maricela Jiménez López

Revisado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 03 Enero, 2019.

Escrito por Raquel Lemos Rodríguez, 25 Marzo, 2018

Última actualización: 15 Diciembre, 2020

El angioma en adultos se presenta como una mancha roja o una lesión que parece una verruga, pero que no lo es. Normalmente se asocia con factores hereditarios, sin embargo, no tiene nada que ver con esto. Esta lesión que aparece en la piel puede hacerlo de formas muy diversas.

Aunque es benigna, es importante que sepamos qué factores hacen que el angioma aparezca y cómo ponerle solución en el caso de que ya lo haya hecho.

El angioma en adultos y sus características

El angioma en adultos puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo y a menudo se considera que el motivo por el que aparece es por causa de un crecimiento de los vasos sanguíneos. Es por esto por lo que si se rasca o se daña de alguna manera el angioma, este puede sangrar.

Es importante señalar que sus causas no se saben a ciencia cierta. Por eso, suele suponerse que, simplemente, se trata de un crecimiento anormal de los vasos sanguíneos, tal y como indican los expertos de la Sociedad Española de Medicina Interna.

Lo más importante que hay que saber es que un angioma no supone ningún riesgo para la salud. No es un tumor, ni un síntoma de cáncer.

Veamos a continuación los tipos de angioma en adultos que pueden encontrarse.

1. Angioma cavernoso

Angioma en adultos

Este angioma es una neoplasia benigna que aparece debido al crecimiento y aparición de un gran número de vasos sanguíneos. Puede aparecer sobre la piel, aunque también estar presentes en órganos internos.

Este primer tipo de angioma en adultos es el que tiene raíces más profundas, es decir, no es producto de los vasos sanguíneos que están en la parte más superficial de la piel.

Suele tener un tamaño pequeño, aunque puede llegar a los 6 centímetros. Su forma es abultada, casi se puede confundir con una verruga, solo que en este caso tiene un color rojo o rosado. Sus bordes suelen ser irregulares y no entraña riesgo para la salud.

2. Angioma senil

Este segundo de los tipos de angioma en adultos también es conocido como nevus rubí. El motivo por el que este angioma se denomina senil es porque suele aparecer en personas que tienen más de 45 años. Por lo tanto, es una lesión a la que se le supone como causa el envejecimiento cutáneo.

Muchas personas puede que reconozcan este tipo de lesión, ya que son como lunares rojos, de un color muy vivo. Suelen ser de tamaño pequeño, a veces, incluso imperceptible. Están más presentes a lo largo del tronco por la parte de delante y por la espalda.

3. Angioma en araña

Araña vascular

El angioma en araña también es conocido como nevus aracnoideos y, posiblemente, es uno de los angiomas más frecuentes y desconocidos. Se presenta como una pequeña rojez en el rostro con un punto central. Muchas personas identifican esto con la rotura de un pequeño vaso sanguíneo.

Sin embargo, este tipo de angioma en adultos es producido por una acumulación de vasos sanguíneos. Su aparición suele darse en mujeres, debido a que una de sus causas es la sobreproducción de estrógenos, y en personas que sufren de enfermedad hepática.

Tratamiento de los angiomas

Tumores benignos en la piel
La mayoría de los tumores que aparecen en la piel son benignos. Aún así, es conveniente que los revise el dermatólogo.

Como hemos podido ver, aunque la gran mayoría suelen aparecer a edades muy tempranas, existen 3 tipos de angiomas que se pueden dar en los adultos. Algunos tienen sus causas definidas, muchas veces, estas no están claras o son solo conjeturas.

En la edad adulta los angiomas que aparecen en el rostro pueden acomplejar a la persona que los tiene. Sin embargo, es importante que sepamos que así como aparecen, suelen también desaparecer.

“La importancia de los angiomas en la cara no debe subestimarse. Incluso las lesiones de pequeño tamaño afectan a la autoestima, a la interrelación social y a la capacidad de realizar ciertos tipos de trabajos”
Academia Española de Dermatología y Venereología

Si sangran, causan alguna molestia o pican se puede utilizar la electrocauterización. Para ello, simplemente hay que acudir a la consulta del dermatólogo. Bajo ninguna circunstancia se debe intentar manipular en casa.

Lo que suele hacer el médico es un seguimiento de los angiomas. De esta manera, observa si crecen, si se presenta sangrado, si aumentan en cantidad… Pero, como hemos dicho, generalmente no entrañan ningún riesgo para la salud, por lo tanto, el único problema que suponen es meramente estético.

¿Has tenido alguna vez algún angioma? ¿Has nacido ya con uno o conoces a alguien que lo tenga?

Una vez más, recalcamos que los angiomas en adultos no son muy frecuentes, estos suelen manifestarse más a menudo en los niños. No obstante, seguro que algunos de los tipos de angioma en adultos mencionados te resulta conocido.



  • El Fekih, N., Litaim, N., Jones, M., & Fazaa, B. (2012). Congenital tufted angioma. Case report. European Journal of Pediatric Dermatology.
  • Deffrennes, D., Bisdorff, A., Salvan, D., & Herbreteau, D. (2011). Tratamiento quirúrgico de las malformaciones vasculares superficiales y de los hemangiomas faciales. EMC – Cirugía Otorrinolaringológica y Cervicofacial. https://doi.org/10.1016/S1635-2505(11)71158-6
  • Barreau, M., & Dompmartin, A. (2016). Hemangiomas y otros tumores. EMC – Dermatología. https://doi.org/https://doi.org/10.1016/S1761-2896(16)78238-0