Apicectomía dental: qué es y cuáles son sus beneficios

Cuando un tratamiento de conducto no funciona y el diente se vuelve a infectar, la apicectomía dental puede ser una opción a considerar. Te contamos de qué se trata.
Apicectomía dental: qué es y cuáles son sus beneficios
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa.

Última actualización: 20 diciembre, 2022

A la hora de conservar un diente con infección en la boca, la endodoncia suele ser la solución. De todos modos, este procedimiento a veces no es suficiente y hay que recurrir a la apicectomía dental.

Los odontólogos se valen de esta pequeña intervención quirúrgica para evitar extraer la pieza dentaria infectada de la boca. Cuando los tratamientos de conducto han fallado, con esta práctica se puede eliminar el tejido infectado y así conservar los dientes.

Descubre de qué se trata la apicectomía dental, cuándo se recomienda y qué beneficios aporta. Además, te contamos los cuidados que han de tenerse luego de esta intervención. Sigue leyendo.

¿Qué es una apicectomía dental?

La apicectomía dental es un procedimiento quirúrgico que se realiza sobre el ápice (punta de la raíz) de una pieza dental endodonciada. Con esta intervención es posible eliminar procesos infecciosos que persisten luego del tratamiento de conducto.

De esta manera, se tratan las molestias que quedan luego de la endodoncia y se previenen posibles complicaciones. Además, se evita la extracción de la pieza dentaria que permanece en la boca, cumpliendo sus funciones habituales.

También se la conoce como cirugía endodóntica, pues esta intervención es un complemento de los tratamientos de conductos. Aunque en este caso, se basa en tratar las infecciones que suceden en la raíz dental.

Las endodoncias que se realizan de manera habitual en los consultorios dentales se encargan de limpiar el interior del diente. Con instrumentos y líquidos especiales se eliminan los restos de pulpa y desechos que contaminan la porción más profunda de las piezas dentarias.

En cambio, la apicectomía dental se realiza en la zona periapical, es decir, alrededor de la parte externa de la raíz. En este caso, se limpia y se elimina la infección localizada en cercanías de la porción radicular del diente.

Tanto la endodoncia como la apicectomía dental son tratamientos conservadores. Ambas terapias buscan preservar la pieza dentaria en la boca.

De todos modos, como te contaremos, se recurre a la apicectomía dental cuando han fracasado los tratamientos de conducto tradicionales. Veamos en detalle cuándo está indicada.



Beneficios de la apicectomía dental

El principal beneficio de la apicectomía es la posibilidad de preservar una pieza dentaria que tiene una infección y en la cual los tratamientos de endodoncia convencionales no han funcionado. Conservar el diente mantiene la funcionalidad y la estética de toda la boca, aportando bienestar a la persona.

Muchas veces, a pesar de haber realizado un tratamiento de conducto, las infecciones dentarias persisten alrededor de la raíz. Estos procesos pueden ocasionar abscesos, quistes o granulomas periapicales.

Con ello, aparecen molestias y dolor en la zona, hinchazón, fístulas y mal aliento. Además, un foco infeccioso en la boca puede diseminarse y provocar complicaciones más graves en el resto del cuerpo.

Si la endodoncia no ha funcionado y la infección persiste, la apicectomía dental es la opción que permite tratar el diente y preservarlo en la boca. De lo contrario, la exodoncia sería la otra solución menos conservadora.

Los tratamientos de conducto a veces no son suficientes porque los microorganismos presentes en el interior dentario logran resistir a las medidas de limpieza propias de esta intervención. Con la apicectomía dental se extrae la punta de la raíz y los tejidos infecciosos que se encuentran alrededor de ella.

De todos modos, debes saber que el odontólogo recurre a este procedimiento solo cuando métodos más simples, como la endodoncia o los retratamientos de conducto, han fallado. También suele ser una alternativa de utilidad cuando el diente infectado posee un perno y una corona cementada y su retiro pondría en riesgo su integridad.

Endodoncia que necesitará apicectomía dental.
Las endodoncias pueden requerir un complemento en la apicectomía para tratar infecciones persistentes.


Contraindicaciones de la apicectomía dental

Así como hay casos en los que el odontólogo recomienda realizar una apicectomía, hay situaciones en las que este procedimiento no es posible. Estos son algunos factores que contraindican su aplicación:

  • Daño muy extenso en la raíz.
  • Pacientes con problemas de coagulación.
  • Infecciones agudas con sangrado abundante.
  • Piezas dentarias con fracturas longitudinales.
  • La infección se encuentra en proximidad del seno maxilar.
  • Dientes con falsos conductos que no se pueden tratar con endodoncias.
  • Enfermedad periodontal muy avanzada o mucha destrucción del hueso de soporte.
En estos casos, será necesario extraer la pieza dentaria y rehabilitar la ausencia con implantes o alguna otra opción protética.

¿Cómo se realiza una apicectomía dental?

A la hora de planificar una apicectomía dental, el primer paso es evaluar el estado del diente endodonciado. Vale la pena recordar que esta intervención se realiza sobre piezas dentarias que ya poseen un tratamiento de conducto que ha fallado.

Para analizar las condiciones del diente a intervenir se toman radiografías, se evalúa el estado de la endodoncia, el ápice radicular y los tejidos que ha alcanzado la infección. Con estos datos, el odontólogo determina si es posible realizar la cirugía y planifica el procedimiento.

La intervención quirúrgica se realiza con anestesia local en la zona. Una vez insensibilizada el área, se procede a hacer un colgajo sobre la encía para acceder a la región del hueso donde está la infección.

Con instrumental específico se elimina cierta cantidad de tejido óseo que permita dejar al descubierto el extremo de la raíz. Para esto, el odontólogo realiza mediciones previas que le permiten saber con exactitud la zona donde debe intervenir.

Una vez visualizado el ápice dental, se lo corta y se lo extrae. Es decir, se descarta la punta de la raíz dentaria. Además, se eliminan los tejidos dañados y los procesos infecciosos presentes en la zona.

Para evitar filtraciones y futuras infecciones, se sella el conducto del diente colocando materiales especiales. Además, se puede rellenar el sitio con agentes antibacterianos o injertos óseos que favorezcan la recuperación de los tejidos.

Al finalizar, se reposiciona la encía en su sitio y se sutura. Con el tiempo, los tejidos se regenerarán y la zona recuperará su salud.

Dependiendo de la intervención y la complejidad del caso, este tipo de tratamientos suelen durar entre 30 y 90 minutos. Muchos consultorios cuentan con microscopios quirúrgicos que permiten hacer un abordaje más preciso.

¿Qué se siente después de la intervención?

Al tratarse de una cirugía menor, la apicectomía dental no suele provocar grandes molestias al paciente. De todos modos, conlleva una recuperación más lenta y dolorosa que un tratamiento de conducto.

En las horas posteriores a la intervención quirúrgica, la zona puede inflamarse y generar dolor al comer o hablar. Aunque suelen ser molestias pasajeras que desaparecen al cabo de unos días.

El odontólogo indica antiinflamatorios para controlar estos síntomas y mejorar la recuperación. Además, también suele prescribir antibióticos que ayudan a combatir la infección existente y prevenir complicaciones.

Los puntos se retiran al cabo de una semana, aunque muchas veces suelen desprenderse por sí mismos. Es importante que el paciente sea cuidadoso con la zona, sobre todo al cepillarse los dientes y usar hilo dental.

Cuidados bucodentales tras realizarse una apicectomía dental

Si bien la mayoría de los pacientes pueden volver a sus actividades habituales al cabo de unos días de realizada la apicectomía dental, hay algunos cuidados que mejoran la recuperación:

  • Mantener una dieta blanda y fría durante los primeros días.
  • Aplicar frío sobre la zona operada para disminuir la inflamación.
  • Higienizar la boca con cuidado y evitar pasar el cepillo sobre la zona intervenida.
  • Desde el día después de la cirugía se pueden utilizar enjuagues o geles con clorhexidina si el odontólogo así lo recomienda.
  • Mantener la cabeza erguida o levantada para descansar.
  • No realizar actividades deportivas o esfuerzo físico.
  • Evitar el tabaco y el consumo de alcohol.
Además, siempre se deben seguir todas las indicaciones del odontólogo.
Frío en el rostro tras una apicectomía dental.
El frío local ayudará a reducir la inflamación más rápido tras el procedimiento.

Riesgos y complicaciones

Las complicaciones luego de una apicectomía dental no son habituales. En general, se trata de un procedimiento con una alta tasa de éxito que revierte los síntomas y las molestias propias de la infección dentaria.

De hecho, según un estudio de 2020, alrededor del 97 % de los casos con cirugías apicales experimentaban excelentes resultados hasta 5 años después. Los buenos resultados continuaban en más del 75 % de los casos después de 10 a 13 años.

Se considera que la apicectomía dental ha fracasado si la infección persiste, la zona no se recupera y los síntomas no se alivian. En general, la causa de este fracaso suele referirise a la presencia de un espacio en el final de la raíz y un sellado apical deficiente que favorece la persistencia y la proliferación de las bacterias.

Si el procedimiento no logra solucionar el problema, entonces será necesario recurrir a la extracción de todo el diente.

La apicectomía dental es una opción a considerar

La apicectomía dental es un tratamiento quirúrgico ambulatorio que se realiza cuando las endodoncias convencionales no son suficientes para salvar el diente. Con esta terapéutica es posible conservar la pieza dentaria en la boca, lo que permite seguir masticando, hablando y sonriendo con normalidad.

De lo contrario, la alternativa a una apicectomía es la extracción de todo el diente. La pérdida de un elemento dentario provoca muchos problemas funcionales y estéticos en la boca y requiere una rehabilitación inmediata para evitar complicaciones.

Si el odontólogo recomienda realizar este tipo de cirugía en la punta de la raíz, es una opción a considerar. No solo tratará y conservará el diente, sino que también pondrá fin a una infección que podría propagarse y causar serios problemas de salud.

Te podría interesar...
Quistes en los dientes
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Quistes en los dientes

Los quistes en los dientes son cavidades benignas que aumentan su tamaño produciendo deformidad o movidad en los dientes.



  • Ahmed, M. A., Mughal, N., Abidi, S. H., Bari, M. F., Mustafa, M., Vohra, F., & Alrahlah, A. (2021). Factors Affecting the Outcome of Periapical Surgery; a Prospective Longitudinal Clinical Study. Applied Sciences11(24), 11768.
  • Christiansen, R., Kirkevang, L. L., Hørsted-Bindslev, P., & Wenzel, A. (2008). Patient discomfort following periapical surgery. Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology, Oral Radiology, and Endodontology105(2), 245-250.
  • Huere, S., & Homar, J. (2021). Apicectomía.
  • Gardeña Mendoza, C. M. (2021). Apicectomía en pieza anterior.
  • Lio, F., Mampieri, G., Mazzetti, V., Leggeri, A., & Arcuri, L. (2021). Guided endodontic microsurgery in apicoectomy: a review. Journal of Biological Regulators and Homeostatic Agents35(3 Suppl. 1), 47-55.
  • Taschieri, S., Bettach, R., Lolato, A., Moneghini, L., & Del Fabbro, M. (2011). Endodontic surgery failure: SEM analysis of root-end filling. Journal of oral science53(3), 393-396.
  • Truschnegg, A., Rugani, P., Kirnbauer, B., Kqiku, L., Jakse, N., & Kirmeier, R. (2020). Long-term follow-up for apical microsurgery of teeth with core and post restorations. Journal of Endodontics46(2), 178-183.
  • Tuk, J. G., Lindeboom, J. A., & van Wijk, A. J. (2021). Effect of periapical surgery on oral health-related quality of life in the first postoperative week using the Dutch version of Oral Health Impact Profile-14. Oral and Maxillofacial Surgery25(4), 549-559.
  • Verma, J., & Ahuja, V. (2021). Apicoectomy–A review. The Journal of Dental Panacea3(1), 15-19.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.