Boro: características, usos y posibles riesgos

Aumentar los niveles de testosterona, aliviar los dolores menstruales y mejorar la función cerebral son solo algunos de los beneficios potenciales del boro. Te mostramos de qué otras formas puede ayudar al organismo.
Boro: características, usos y posibles riesgos
Franciele Rohor de Souza

Revisado y aprobado por la farmacéutica Franciele Rohor de Souza el 26 julio, 2021.

Escrito por Daniela Andarcia, 26 julio, 2021

Última actualización: 26 julio, 2021

El boro es conocido por ser un elemento químico que se identifica con el símbolo B. Sin embargo, también es un oligoelemento, es decir, un componente primordial para el organismo.

Está presente en el medio ambiente y en alimentos como nueces, frijoles y naranjas. Así mismo, existe una pequeña cantidad en el agua. En general, el boro se utiliza para fortalecer el tejido óseo, ayudar en el tratamiento de la artritis y mejorar la función cerebral.

Por otro lado, no existe una dosis recomendada de boro, sino un límite que depende de la edad, el sexo y la condición física. Te mostramos todo lo que debes saber sobre este elemento natural.

Usos y posibles beneficios del boro

El uso del boro se remota a miles de años atrás. En el antiguo Egipto formaba parte del proceso de momificación, mientras que en Roma era empleado en la fabricación de cristal. Incluso en la Primera y Segunda Guerra Mundial destacó como un conservante alimenticio.

1. Podría mejorar la función cerebral

Muchos opinan que el boro es un alimento para el cerebro. Esto se debe a que está vinculado con una mejoría en la atención, la memoria a corto plazo y el control motor.

De acuerdo con un estudio publicado en Environmental Health Perspectives, aumentar el consumo de boro puede estimular la actividad cerebral. Los resultados de la investigación arrojaron que los participantes que recibieron una dosis más alta de este mineral tuvieron un mejor desempeño en pruebas cognitivas y psicomotoras.



2. Fortalece los huesos

Existe evidencia científica de que el boro puede mejorar la densidad ósea, lo que previene la aparición de enfermedades como la osteoporosis. Así mismo, un estudio en roedores encontró que los suplementos de este mineral aumentan la formación de hueso y combaten la resorción ósea.

En general, los roedores que recibieron los suplementos experimentaron un incremento en la masa, el grosor y el volumen de sus huesos. El boro también puede mejorar la forma en la que el cuerpo utiliza la vitamina D, un nutriente con un papel fundamental en el metabolismo cálcico.

Boro para fortalecer los huesos.
El boro podría ser un aliado en la prevención de la osteoporosis, por ejemplo.

3. Podría ser un tratamiento para la artritis

Según una investigación publicada en Environmental Health Perspectives, las personas con concentraciones bajas de boro en los huesos y en el líquido sinovial son más propensas a desarrollar artritis. En contraste, los huesos de los pacientes que toman suplementos de este elemento son más resistentes.

4. Aumenta los niveles de testosterona

De acuerdo a un estudio publicado en Integrative Medicine, tomar 6 miligramos de boro diarios durante una semana puede tener los siguientes efectos:

  • Aumentar en un 25 % los niveles de testosterona libre, es decir, aquella que no está adherida a las proteínas.
  • Disminuir los niveles de estradiol a la mitad. Aunque los hombres necesitan estrógenos, el estradiol elevado en el sexo masculino está asociado a una reducción de la libido y a disfunción eréctil.
  • Reducir marcadores de inflamación, como la interleucina y la proteína C reactiva.

Así mismo, una investigación publicada en Journal of Trace Elements in Medicine and Biology demostró que tomar 10 miligramos de boro diarios durante una semana incrementaría los niveles de testosterona y reduciría los de estradiol.

Ahora bien, ¿el boro también podría combatir la disfunción eréctil? Es posible que tenga éxito, pero solo si el trastorno es causado por bajos niveles de testosterona y altos de estradiol. Sin embargo, la recomendación es consultar con un especialista antes de empezar a tomar este mineral.

Fuentes de boro y cantidad recomendada

Son muchos los alimentos que sirven como fuente de boro. Entre los más destacados se encuentran los frijoles, las bayas, las cerezas y las nueces.

También hay concentraciones aprovechables del elemento es las alcachofas, las patatas dulces, las cebollas, los melocotones, las peras y las uvas. Los cítricos, como las naranjas, y las bebidas como el café, el vino y la leche no pasteurizada también lo tienen.

En cuanto a la dosis, debes saber que aunque no se ha establecido la más recomendada, existe un límite de miligramos que se pueden ingerir en función a la edad y el sexo. En este listado encuentras los valores máximos y seguros:

  • 1 a 3 años: 3 miligramos diarios.
  • 4 a 8 años: 6 miligramos diarios.
  • 9 a 13 años: 11 miligramos diarios.
  • 14 a 18 años: 17 miligramos al diarios.
  • Adultos (de 19 a 50 años): 20 miligramos diarios.
  • Mujeres embarazadas y lactantes: 17 a 20 miligramos diarios.
  • Hombres con niveles bajos de testosterona o disfunción eréctil: 6 miligramos diarios.
Alcachofas con alto contenido de boro.
Las alcachofas tienen buenas concentraciones de boro, pero no son tan populares en las dietas tradicionales.

Seguridad y efectos secundarios

En general, se debe ser cuidadoso con el consumo de suplementos de boro. En dosis altas pueden ser difíciles de filtrar para los riñones, por lo que se acumulan en el torrente sanguíneo con la aparición de los efectos secundarios:

  • Dolor de cabeza.
  • Vómitos y diarrea.
  • Convulsiones.
  • Cambios en la coloración de la piel.

Además, pueden resultar nocivos para personas con enfermedad renal o afecciones hormonales. La recomendación es consultar con un especialista antes de iniciar su consumo en forma de suplementos.



Boro: un elemento natural escaso, pero prometedor

Desde la antigüedad, el boro ha sido utilizado para la fabricación de cristal, cerámica e incluso fibra de vidrio. Pero esto no es todo. Gracias a su potencial como oligoelemento ha despertado el interés de muchos y se han realizado hallazgos relacionados a sus posibles efectos para la salud.

Aumentar los niveles de testosterona, aliviar los dolores menstruales, mejorar la función cerebral, fortalecer los huesos y tratar la artritis son solo algunas de las formas en las que el boro contribuiría al organismo. Aunque se considera seguro, no existe una dosis diaria recomendada, por lo que se aconseja consultar con un médico antes de comenzar a tomar suplementos del elemento.

Te podría interesar...
Suplementos y vitaminas para el estrés
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Suplementos y vitaminas para el estrés

Los suplementos y vitaminas contra el estrés pueden ayudar a mitigar los síntomas físicos y psicológicos de este trastorno. ¿Cuáles se recomiendan?



  • Penland J. G. (1994). Dietary boron, brain function, and cognitive performance. Environmental health perspectives, 102 Suppl 7(Suppl 7), 65–72. https://doi.org/10.1289/ehp.94102s765
  • Khaliq, H., Juming, Z., & Ke-Mei, P. (2018). The Physiological Role of Boron on Health. Biological trace element research, 186(1), 31–51. https://doi.org/10.1007/s12011-018-1284-3
  • Xu, P., Hu, W. B., Guo, X., Zhang, Y. G., Li, Y. F., Yao, J. F., & Cai, Q. K. (2006). Nan fang yi ke da xue xue bao = Journal of Southern Medical University, 26(12), 1785–1788.
  • Newnham R. E. (1994). Essentiality of boron for healthy bones and joints. Environmental health perspectives, 102 Suppl 7(Suppl 7), 83–85. https://doi.org/10.1289/ehp.94102s783
  • Pizzorno L. (2015). Nothing Boring About Boron. Integrative medicine (Encinitas, Calif.), 14(4), 35–48.
  • Naghii, M. R., Mofid, M., Asgari, A. R., Hedayati, M., & Daneshpour, M. S. (2011). Comparative effects of daily and weekly boron supplementation on plasma steroid hormones and proinflammatory cytokines. Journal of trace elements in medicine and biology : organ of the Society for Minerals and Trace Elements (GMS), 25(1), 54–58. https://doi.org/10.1016/j.jtemb.2010.10.001