Broches para el pelo: variedades y cómo usarlos

Los ganchitos para el cabello son más que un adorno. Sirven de sujetadores en el peinado; pero si te los pones de modos inapropiados, podrían causar ciertos daños. Indaguemos al respecto.
Broches para el pelo: variedades y cómo usarlos

Última actualización: 13 marzo, 2023

¡Volvió la moda de los 90 con broches para el pelo! Lo mejor de todo es que no se trata de ganchos simples; la variedad de diseños es tan amplia como la manera de combinarlos.

Los hacen en cualquier tipo de material y de tamaños, permitiéndoles adaptarse a estilos que van desde relajados y casuales, hasta los más formales. Estos pasadores, también llamados hair clips, resultan la salvación al momento de complementar un outfit. Te enseñamos a sacarles provecho.

¿Qué son los broches para el pelo?

Un broche para el pelo es un artículo sin demasiada ciencia. Consiste en una pinza para fijar el cabello o moldear un peinado.

En una publicación de Google Patents los describen como un gancho «automático» que se abre al soltar un pestillo; el armazón es compuesto por una base y una parte superior generalmente decorada. La fabricación de los hair clips es con metal o plástico, adornado con otros materiales como telas, piedras y pintura, por ejemplo.

Además de mantener el pelo intacto, también sirven para alejar mechones del rostro o para asegurar accesorios adicionales. Los encuentras en diferentes dimensiones, así que la escogencia del broche depende del objetivo: si deseas aderezar el estilismo basta uno sin tanta fuerza, pero cuando quieres gran sujeción, necesitas un broche de mayor tamaño o capacidad de agarre.

Broche con perlas para el cabello.
Los broches con perlas son formales y adornan la cabellera en ocasiones especiales.


¿De qué maneras usar los broches para el pelo?

Los broches para el cabello son tan versátiles, que puedes combinarlos con accesorios como viseras, pañoletas y hebillas. Si son pequeños, suelen exhibirse en la parte frontal de la cabeza; los medianos quedan bien a los lados y los más grandes hacen de sujetadores.

Pero esto no es una regla. Cada quien es libre de ponerse los hair clips del modo que le apetezca.

Ellos se adaptan a todos los tipos de arreglo. La diferencia es marcada por la creatividad del usuario y por el modelo de pinza.

A continuación, veamos algunas maneras en las que puedes lucir broches:

  • Cola completa: si eres de pelo superfino y poco abundante, quizás sirva un broche extragrande para amarrar una «cola de caballo».
  • En rodete: es el moño más sencillo y amoldable con broches. Solo haces un rodete bajo, procurando que las puntas del cabello queden hacia el lado superior de la rosca y allí ajustas el clip grande.
  • A medio recoger con rodete: muy parecido al rodete, pero lo haces con la mitad de la melena y, por ende, con un broche de menor tamaño. Tuerce el cabello, gira el mechón y aguanta con la pinza.
  • Para asentar el efecto mojado: este peinado es más estructurado y formal. Llevas el cabello completo hacia atrás, fijando con gel o spray y, en los laterales, cerca de las orejas, calzas los ganchos.
  • Con el pelo suelto: pon uno o varios broches armando una especie de arco o diadema de una sien a otra. También funcionan amarrando trenzas con el mismo estilo de arco y dejando el resto suelto.
  • A media cola: con una liga amarras media cola, asegurando que las vueltas sean casi imperceptibles; para ello rodeas la elástica con un mechón de cabello. Después sujetas el broche o varios de ellos, a los lados o en la base superior del moño.

Los broches son útiles para acicalarse en galas, incluso en bodas, siempre que elijas los más delicados.

Variedad y estilo: diferentes modelos de broches para el pelo

Los pasadores más elementales son los «invisibles», es decir, aquelllos de tipo horquillas flexibles y de color negro, capaces de camuflarse en el pelo. Pero hay otros tipos de broches caracterizados por el diseño. Los presentamos enseguida.

Coloreados, transparentes y estampados

En materiales sólidos o texturizados abundan los broches de colores. Del mismo modo, consigues pasadores transparentes.

¿Una idea? Personalizarlos con spray para obtener el tono de tu preferencia.

A esta clasificación se unen los estampados en animal print, floreados o con dibujos en tendencia. Tienden a ser de acrílico y van con atuendos neutros.

Figuras y apliques

Hay broches geométricos, con aspecto de corazón, de nubes u otras formas libres. La naturaleza se refleja en esta clase de pinzas, pues los fabricantes ensamblan piezas con figuras como los siguientes:

  • Hojas.
  • Flores.
  • Espigas.
  • Animales.
  • Ramas perladas.

Los hair clips que evocan a lo natural comúnmente son de metal y en tonos plata y oro, lo que otorga sofisticación. En ocasiones, atavían la pinza con apliques como plumas.

Perlas

Las perlas le dan un toque romántico al peinado. Ya sean diminutas o de diámetros distintos, usar broches con estos adornos nacarados resaltan la imagen. Las pinzas con perlas elevan un look casual de vaqueros y camisas a botones, aunque también aportan lo suyo cuando luces vestidos.

Piedras preciosas y otros materiales

La cristalería y pedrería en los broches es idónea si buscas un estilismo relajado. No siempre fabrican los hair clips propiamente con el material, sino que trabajan el plástico para que se le parezca. Veamos, a continuación, algunos de los elementos más populares en esta clasificación:

  • Carey.
  • Ágata.
  • Ópalo.
  • Cristal.
  • Cuarzo.
  • Madera.
  • Mármol.

El empleo de estos materiales está asociado a las buenas vibras y a los atuendos bohemios y veraniegos.

Oversize

Las pinzas oversize abarcan la parte posterior de la cabeza. No requieren un peinado muy armado; les basta media cola y el resto suelto, para destacarse. En formas básicas o creativas, con estos broches no necesitas otros accesorios llamativos.

Broche de pelo para sostener una extensión.
Los estilistas profesionales pueden valerse de broches para unir y disimular una extensión de cabello.

Metálicos

En dorado, bronce o plateado, los broches metalizados son de los favoritos para adornar el cabello sin que luzca recargado. Tonos como el blanco y el negro, con acabado de metal, se suman a esta variedad.

Con letras

Una sola letra o una palabra es otra alternativa de broches. En la primera opción tienen cabida varios de tamaño diminuto, para formar una frase. En la segunda, hallas hair clips con una expresión: love, cool y dream, por ejemplo.

Las letras de un broche son en molde y rellenas con incrustaciones brillantes y cautivadoras.


Precauciones al momento de usar broches para el pelo

Ponerse estos accesorios no es complicado, pero supone determinadas precauciones, como distanciar la frecuencia de uso por el bienestar capilar. ¿A qué nos referimos? Si el cabello se acostumbra a la presión o el peinado que hagas con broches es demasiado tirante, te arriesgas a quebrar las hebras o sufrir alopecia por tracción.

La revista Coiffure Professionnelle aclara que peinarse de esta manera en días concretos no provoca daños. Pero la ejecución permanente y la utilización prolongada de pinzas podría generar tensión en el cuero cabelludo, así que no está de más tomar previsiones.

Ahora que conoces la variedad de broches para el pelo y el modo de uso, ¿estás lista para lucirlos?

Te podría interesar...
11 accesorios para el cabello que te harán lucir increíble
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
11 accesorios para el cabello que te harán lucir increíble

Los accesorios para el cabello realzan el estilo. Presentamos diferentes complementos de peinados, desde muy sencillos hasta más llamativos.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.