Café con limón: ¿es una buena mezcla?

26 Febrero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por Nutrición y Dietética Anna Vilarrasa
El café y el limón son dos ingredientes con propiedades reconocidas. ¿Y la suma de ambos? ¿Se multiplican sus efectos beneficiosos? Descúbrelo en el artículo.

Una nueva combinación es tendencia en el mundo de las bebidas: el café con limón. De ella se esperan beneficios para la salud, más allá de los que aportan ambos ingredientes por separado.

Y aunque en ningún sitio está escrito que estos productos no puedan mezclarse, falta por ver qué pasa con las bondades que promete su consumo.

El café con limón

La fórmula exacta para prepararlo es añadir el zumo de un limón en 240 mililitros de café. Y a pesar de que para algunas personas pueda parecer una combinación poco habitual, para otros se ha convertido en una promesa de efectos positivos para la salud.

Casi seguro que muchos piensan que el limón es mejor acompañante para una taza de té. Pero de forma tradicional, esta mezcla ya se tomaba en algunas regiones concretas como una bebida refrescante para combatir el calor.

Para empezar a arrojar un poco de luz sobre su uso y utilidad en términos de salud, lo mejor es hacer un repaso a los provechos que aportan estos dos ingredientes por separado.

Los beneficios del café

Para preparar un café se infusionan los granos secos y triturados con agua muy caliente. Un proceso sencillo para una de las bebidas bebidas más consumidas alrededor del mundo. Según datos de la Asociación Británica del Café, se toman alrededor de 2 billones de tazas al día. 

A lo largo del tiempo su consumo ha gozado de buena y mala fama. Por ello, la ciencia lo ha convertido en uno de sus focos de atención. Es conocido por ser un alimento estimulante, capaz de mejorar algunos aspectos como la memoria, la concentración y la fatiga.

La ingesta de café se ha investigado en relación a distintos parámetros de salud. Pero como señalan los autores de un importante resumen de estudios existentes, gran parte son observacionales, con lo que hay que ser prudentes con las conclusiones. 

Las asociaciones positivas entre el café y las enfermedades hepáticas (cirrosis, hígado graso no alcohólico o fibrosis hepática) son de las más consistentes. También parece haber una menor probabilidad de padecer cáncer hepático. 

Del mismo modo, los autores destacan una reducción del riesgo de mortalidad por cualquier causa en aquellas personas que consumen café frente a las que no. Y una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares y problemas metabólicos, como la diabetes tipo 2.

El umbral de consumo óptimo parece encontrarse en las 3 tazas al día. Aunque una ingesta superior no parece peligrosa, del mismo modo que tampoco ofrece más beneficios.

Por lo visto, no existen indicios de efectos nocivos con el uso continuado de la bebida. Salvo las recomendaciones de no consumirlo durante el embarazo y en aquellas mujeres con un riesgo más elevado de padecer fracturas óseas.

Tazas de café y manos.
El café ha sido muy estudiado por la ciencia. Y no es para menos. Se calcula que se consumen 2 billones de tazas al día en el mundo.

Descubre más: ¿Puedo tomar café descafeinado durante el embarazo?

¿Qué aporta el limón al organismo?

Los cítricos son cultivados alrededor del mundo y se conocen por ser unas de las frutas con mayor ingesta. Sus aportes de vitamina y otros fitoquímicos los han convertido en productos usados con fines terapéuticos.

Su nutriente más destacado es la vitamina C. En el organismo desempeña funciones clave, como la ayuda al desarrollo de los huesos, la curación de heridas y el mantenimiento de encías sanas.

Además, a nivel metabólico permite la activación de vitaminas del grupo B, la conversión del colesterol en ácidos biliares y la transformación del triptófano en serotonina.

Este importante micronutriente actúa en sinergia con otros elementos, como los flavonoides, los carotenos, los alcaloides y los aceites esenciales. Gracias a estos, la ciencia los ha podido relacionar con algunos efectos positivos para la salud:

  • Antioxidante: permite contrarrestar radicales libres. La presencia de estos tiene un papel crítico en el envejecimiento, la inflamación y las enfermedades del corazón.
  • Se relaciona el aumento del consumo de cítricos con una menor mortalidad y morbilidad por problemas cardiovasculares.
  • La vitamina C protege el sistema inmunitario, reduciendo la gravedad de las reacciones alérgicas y ayudando a combatir infecciones básicas, como el resfrío.

Lee: Propiedades del limón y remedios naturales

Creencias populares sobre los beneficios del café con limón

Más allá de los efectos positivos que presentan los dos por separado, existen algunas afirmaciones sobre mejoras en la salud relacionadas con el consumo de café con limón. Estas son las promesas acerca de esta bebida. 

Reducción de la grasa corporal

Una de las promesas más tentadoras es esta. Aunque ni el café ni el limón han demostrado ser alimentos capaces de hacer desaparecer los acúmulos de lípidos del cuerpo. 

Algunos estudios observaron la capacidad de la cafeína de aumentar el metabolismo y, en consecuencia, de quemar calorías. Sin embargo, esto no tiene efectos en la pérdida de peso y la disminución de grasa.

Por ello, parece que la ciencia lo tiene claro y no se puede demostrar por el momento la veracidad de esta creencia. De todos modos, el café ayudar a disminuir la sensación de hambre. 

Control de las cefaleas

La segunda afirmación popular sobre esta mezcla tampoco se sustenta con datos científicos. Incluso, puede existir alguna contradicción, ya que en algunos casos el consumo de café se ha relacionado con las migrañas. 

Si bien se sabe que combinar la cafeína con la medicación puede amplificar los efectos de los fármacos, el limón no ejerce ningún beneficio al respecto.

El café con limón favorece una piel más sana

Un elevado consumo de frutas y verduras es positivo para mejorar la salud de la piel. Pero no se conoce por el momento cuál de sus componentes es el responsable.

Es por esto que la recomendación general de asegurar el consumo de 3 piezas de fruta al día siempre es positiva. Además, si se trata del limón u otros cítricos, el aporte de vitamina C estimula la síntesis de colágeno. Esta proteína favorece la elasticidad y la fuerza de la dermis.

Alivio de la diarrea

Esta es la última de las creencias populares acerca de esta bebida y tampoco parece estar respaldada por los datos obtenidos hasta el momento. Más bien al contrario, pues la cafeína aumenta los movimientos del colon y acelera las ganas de ir al baño.

La ingesta de café no está indicada en un episodio de diarrea, ya que su efecto diurético puede empeorar la pérdida de líquidos que se produce con el aumento de las deposiciones.

Diarrea que una mujer intenta calmar con café y limón.
La diarrea implica pérdida de líquidos y electrolitos, por lo que el café está contraindicado en estos cuadros, ya que aumenta la diuresis.

¿Mezclar café con limón potencia sus beneficios?

La ingesta de café y la de limón tiene efectos positivos en la salud, siempre que se consuman en el marco de una dieta sana y unos hábitos de vida saludables. Ahora bien, por el momento no se puede decir lo mismo del resultado de su mezcla.

¿Quiere decir esto que es una mala opción tomar el café de siempre con un chorrito de zumo de limón? Para nada. Esta puede ser una de las elecciones matutinas para despertarse, pero no deben esperarse efectos mágicos. Gracias al limón, el café gana en frescor y se suaviza su sabor amargo. 

La última tendencia en bebidas no tiene los efectos prometidos

Muchas personas suelen tomar agua caliente con limón o un café por las mañanas. Cada una de ellas puede ser beneficiosa, aunque la suma de ambas no parece tener más efectos positivos.

En cualquier caso, no se ha podido comprobar que mejore las cefaleas ni que ayude a reducir la grasa corporal. Tampoco que sea una bebida de elección en caso de diarreas.

Así que es posible elegir al mejor acompañante del té negro para refrescar un buen café. Siempre que se encuentre su sabor agradable y su consumo no produzca efectos secundarios adversos.

La ingesta de dosis moderadas de cada una de ellas o de la mezcla parecen ser seguras. Pero no hay que olvidar que más cantidad no siempre es sinónimo de más beneficios. Abusar de ellas podría tener efectos perjudiciales.

  • Chambial S, et al.  Vitamin C in disease prevention and cure: an overview. Indian Journal of Clinical Biochemistry. Septiembre 2013. 28(4):314-328.
  • Gunter M.J, et al. Coffee Drinking and Mortality in 10 European Countries: A Multinational Cohort Study. Annals of internal medicine. Agosto 2017. 167(4):236-247.
  • Lohsiriwat S, et al. Effects of caffeine on anorectal manometric findings. Diseases of the colon and rectum. Junio 2008. 51(6):928-31.
  • Lv X, Zhao S, Ning Z, et al. Citrus fruits as a treasure trove of active natural metabolites that potentially provide benefits for human health. Chemical Center Journal. Diciembre 2015. 9:68.
  • Martí N, et al. Vitamin C and the role of citrus juices as functional food. Natural product communication. Mayo 2009.4(5):677-700.
  • Maughan R.J, Griffin J. Caffeine ingestion and fluid balance: a review. Journal of human nutrition and dietetics. Diciembre 2003.16(6):411-20
  • Poole R, et al. Coffee consumption and health: umbrella review of meta-analyses of multiple health outcomes [published correction appears in BMJ. 2018 Jan 12;360:k194]. British Medical Journal. Noviembre 2017.359:j5024.
  • Pullar J. M, et al. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients. Agosto 2017. 9(8), 866.
  • Velickovic K, et al. Caffeine exposure induces browning features in adipose tissue in vitro and in vivo. Scientific Reports. Junio 2019. 9(1):9104.