¿Cómo ayudar a mi hijo en sus clases virtuales?

Las clases virtuales son una realidad cada vez más extendida, aunque para los niños puede ser complicado adaptarse. Descubre cómo ayudar a tu hijo en el proceso.
¿Cómo ayudar a mi hijo en sus clases virtuales?
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 02 noviembre, 2021

Hace ya un tiempo que la educación online se convirtió en una interesante alternativa, sobre todo en forma de clases de refuerzo. Sin embargo, tras la crisis sanitaria mundial del coronavirus, este tipo de enseñanza se ha generalizado. Por ello, descubre algunos consejos sobre cómo ayudar a tu hijo en sus clases virtuales.

Los niños de hoy en día son nativos digitales, se mueven con soltura a través de las nuevas tecnologías y las disfrutan. No obstante, esto no implica que trasladar el proceso de enseñanza-aprendizaje al mundo virtual no suponga un reto para ellos. A fin de facilitarles la tarea, los progenitores pueden poner en marcha una serie de pautas que te mostramos a continuación.

Beneficios de las clases virtuales

¿Cómo ayudar a mi hijo en sus clases virtuales?
Las clases online requieren de acompañamiento por parte de los padres.

Probablemente en estos últimos meses hayas podido experimentar por ti mismo lo que supone que tus hijos accedan a la enseñanza virtual. Aún así, es bueno recordar algunos de sus principales beneficios, bien sea que la educación formal se lleve a cabo por este medio o que se utilice para tomar cursos o clases extraescolares.

  • Las clases virtuales constituyen una alternativa llamativa para los niños, ya que las nuevas tecnologías son su hábitat natural. Esto puede generarles motivación para atender y realizar sus ejercicios.
  • Fomentan el aprendizaje tecnológico. Es indudable que, además de disfrutar, los menores adquieren conocimientos y soltura en el manejo de la informática y los dispositivos electrónicos.
  • Favorecen la autonomía y la responsabilidad de los niños, ya que la supervisión durante las clases es menor. Son ellos quienes han de organizarse, atender y resolver el día a día. Aunque cuenten con la presencia cercana de los padres y su ayuda, son más independientes a la hora de responsabilizarse de sus tareas.
  • Incrementan la concentración, especialmente en aquellos niños a los que el ambiente social estimulante del aula les hacía distraerse. El encontrarse ahora sentados a solas en su propio espacio puede ayudarles a focalizar la atención. Sin embargo, para otro grupo de niños esto puede funcionar justo al contrario y llevarles a distraerse debido a la falta de supervisión.


¿Cómo ayudar a tu hijo en sus clases virtuales?

Para ayudar a tu hijo a sacar el máximo partido a sus clases virtuales y evitar los inconvenientes, te mostramos unas pautas que puedes implementar.

Espacio apropiado

Ayúdale a encontrar un espacio apropiado en la casa en el que tomar sus clases. Este debe ser luminoso y bien ventilado, y contar con una mesa o un escritorio lo suficientemente grande como para disponer todos los materiales necesarios.

Además, es importante que permita cierta intimidad y aislamiento de los ruidos y distracciones del hogar; y, a ser posible, que no sea el dormitorio del niño, ya que es preferible reservar este espacio para el descanso.

Horario y rutinas regulares

Tomar las clases virtualmente no significa que deban descuidarse algunos aspectos básicos como la higiene o las rutinas. Levantarse y sentarse inmediatamente al ordenador en pijama no es apropiado. Así, procura que tu hijo siga los horarios habituales, que desayune, se vista y se asee antes de comenzar.

¿Cómo ayudar a mi hijo en sus clases virtuales?
Las rutinas ayudan a los niños a mantener la concentración y sentir que el colegio continúa.

Supervisión y autonomía

Mientras tu hijo toma sus clases online, puedes supervisar que no se distraiga y no tenga ningún problema, pero es necesario que permitas y fomentes cierta autonomía. No estés constantemente encima de él. Del mismo modo, procura que se responsabilice de sus deberes y tareas y, aunque le ayudes, no las hagas por él.



No eres su maestra, pero sí puedes orientarle

En relación a lo anterior, es posible que a tu hijo le surjan dudas respecto a algunas materias y al tener un acceso más complicado al profesor no pueda resolverlas. Así, trata de orientarle al respecto, así como en lo referente al uso del ordenador o la tableta para seguir sus clases. Pero recuerda que no eres su maestra y que siempre debe recurrir al docente para dudas mayores.

Tiempo para todo

Aunque las clases se realicen de forma online, el menor debe asistir con el mismo rigor que lo haría de forma presencial. Es decir que ha de tener claro que ese momento es para atender y aprender, y que más tarde tendrá tiempo para jugar, socializar y realizar otras actividades. La familia debe, igualmente, respetar ese tiempo y no interrumpir al niño.

Descansos activos

Cuando un niño acude presencialmente a la escuela, cuenta con pequeños momentos de esparcimiento entre una clase y otra en los que puede relajarse y socializar con sus compañeros.

En el hogar, también es importante que se produzcan estos descansos, durante los cuales pueden aprovechar para hidratarse, comer algo o realizar algún tipo de actividad. Los descansos activos (en los que se realiza una coreografía o algún otro tipo de ejercicio físico) pueden ser especialmente beneficiosos y divertidos de realizar en familia.

Otros consejos para ayudar a tu hijo en sus clases virtuales

Además de las anteriores recomendaciones, no olvides tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Planificación. Puedes ayudar a tu hijo a recordar las tareas, las entregas y los trabajos que tiene que realizar cada día al crear juntos un calendario que pueda consultar. De este modo, se fomenta la responsabilidad y la autonomía.
  • Motivación. Para los menores puede resultar aburrido y desmotivante tomar las clases en la soledad del hogar por lo que necesitarán del apoyo, el refuerzo y el incentivo de los progenitores.
  • Controla el uso que hace tu hijo de la tecnología. Esto es, por un lado, procura que no disponga del teléfono móvil durante el horario de clases y, por otro, no lo dejes solo utilizando los dispositivos; manténte cerca aunque no intervengas.

En resumen, ayudar a tu hijo en sus clases virtuales requiere, por tu parte, abrirte a conocer y comprender este nuevo tipo de enseñanza. La adaptación es un trabajo conjunto de docentes, alumnos y familias por lo que la colaboración siempre será la mejor estrategia. Si se afronta adecuadamente, la alternativa en línea puede ser una excelente solución en muchos contextos.

Te podría interesar...
¿Cómo afecta el teletrabajo a la salud?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo afecta el teletrabajo a la salud?

El teletrabajo es una opción que está cobrando importancia en esta época de confinamiento. Te contamos tanto sus ventajas como consecuencias para l...



  • Méndez-Giménez, A.(2020). Resultados académicos, cognitivos y físicos de dos estrategias para integrar movimiento en el aula: clases activas y descansos activos. SPORT TK-Revista EuroAmericana de Ciencias del Deporte, 63-74. https://revistas.um.es/sportk/article/view/412531/278691
  • Manasía, N. M., & Aguirre, A. A. Beneficios prácticos del Sistema de Educación Virtual.
  • Grover, S., Goyal, S. K., Mehra, A., Sahoo, S., & Goyal, S. (2021). A survey of parents of children attending the online classes during the ongoing COVID-19 pandemic. The Indian Journal of Pediatrics88(3), 280-280.