¿Cuándo y cómo desinfectar las almohadas?

A menudo, las almohadas son un elemento descuidado durante la limpieza del hogar. Pero, ¿por qué es tan importante desinfectarlas? ¿Cómo hacerlo? En este artículo te lo contamos.
¿Cuándo y cómo desinfectar las almohadas?

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 08 febrero, 2021

Última actualización: 12 febrero, 2021

El colchón, la ropa de cama y las almohadas son fundamentales para tener una buena calidad del sueño. Brindan soporte, abrigo y ayudan a garantizar un descanso reparador. Sin embargo, muchas veces se descuida su limpieza en casa. En este artículo te señalaremos cuándo y cómo desinfectar las almohadas para conservarlas en óptimas condiciones.

Hay pocos objetos que se utilicen con tanta frecuencia como las almohadas. Son elementos que están en contacto directo con el rostro, una de las partes más delicadas del cuerpo. En la mayoría de los hogares se suelen lavar las fundas con frecuencia, pero no se presta mucha atención a las almohadas en sí. No obstante, este es un error que puede afectar la salud a largo plazo.

¿Por qué es importante desinfectar las almohadas?

Con el paso del tiempo, las almohadas acumulan suciedad, bacterias, piel muerta, sudor y aeroalérgenos – como los ácaros y los hongos – que pueden causar problemas de salud como las alergias respiratorias y enfermedades dermatológicas. Por ello, es importante desinfectarlas con frecuencia y no limitar su limpieza al lavado de las fundas.

Una investigación realizada por el Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología determinó que las principales fuentes de ácaros son los colchones, las almohadas, los sofás y las alfombras. Además, estos pueden transmitirse de un lugar a otro. En consecuencia, la limpieza de las almohadas debe acompañarse con la desinfección del colchón. 

¿Por qué es importante desinfectar las almohadas?
Aunque a simple vista no se nota, en las almohadas se acumulan ácaros y alérgenos que pueden causar molestias cutáneas y respiratorias.

Sigue leyendo: Alergia a los ácaros

¿Cada cuánto se deben desinfectar las almohadas?

La ropa de cama -como las fundas y las sábanas- se deben lavar como mínimo cada dos semanas. No obstante, las almohadas pueden tener un lavado o desinfección menos frecuente. 

La recomendación es hacerlo al menos 2 veces al año, aunque puede ser un poco más. Aquellas personas que viven en climas cálidos o que tienen exceso de sudoración o alergias, deberían asegurar su limpieza cada 2 o 3 meses.

Los mejores trucos para desinfectar las almohadas

Hay diferentes tipos de almohadas, de acuerdo a su material de fabricación y forma. Por ello, antes de iniciar su desinfección, lo idóneo es leer la etiqueta de lavado para no cometer errores que puedan estropearla. Una vez hecho esto, puedes aplicar lo siguiente.

Lávalas en la lavadora

La mayoría de las almohadas se pueden lavar en la lavadora porque suelen tener rellenos de poliéster. Aún así, es mejor revisar la etiqueta y optar por un ciclo de lavado rápido.

  • Para una desinfección completa, incorpora un poco de vinagre blanco o bicarbonato de sodio. Estos ingredientes limpian y suavizan su tela.

Usa agua oxigenada para manchas difíciles

El agua oxigenada es conocida por sus propiedades desinfectantes. Además, hay quienes señalan que ayuda a remover manchas difíciles, por ejemplo, de sangre.

  • Se puede aplicar una pequeña cantidad sobre la mancha y enjuagar. No se aconseja si las almohadas son de colores fuertes.

Aspíralas o lávalas en seco

Hay almohadas que no se pueden mojar. Por ejemplo, las de material viscoelástico, que son el tipo de almohada con memoria que se adapta a la cabeza. A menudo, esta variedad tiene una etiqueta que indica el lavado en seco, por lo que es necesario enviarlas a la tintorería.

Sin embargo, también se pueden aspirar. Eso sí, debes verificar que tu aspiradora tengan filtros de agua o HEPA para que sea efectiva contra los ácaros. Además, con este tipo de almohadas es recomendable usar fundas impermeables.

Presta atención a las almohadas de plumas

Las almohadas de plumas requieren un cuidado especial porque pueden perder su forma con facilidad. En general, se pueden lavar en la lavadora, aunque algunas especifican un lavado en seco.

  • En caso de lavado en máquina, se debe utilizar agua fría y el ciclo para ropa delicada.
  • Luego, las debes girar y sacudir de forma constante durante el proceso de secado para evitar que las plumas formen grandes grumos.

Usa agua tibia y jabón neutro para una limpieza superficial

Si quieres asegurarte de mantener tu almohada limpia y libre de bacterias, puedes optar por hacer una desinfección superficial entre los lavados totales. Para ello, puedes usar jabón neutro, agua tibia y una esponja.

  • Basta con humedecer la esponja y esparcir el jabón.
  • Luego, puedes pasar una toalla humedecida en el agua tibia para retirar el jabón.
Los mejores trucos para desinfectar las almohadas
Para una adecuada limpieza de las almohadas, es conveniente leer primero sus etiquetas.

Pon atención a posibles fuentes de contaminación

Como hemos señalado en el artículo, la correcta desinfección de las almohadas es fundamental para evitar la proliferación de ácaros y bacterias. No obstante, también es necesario evitar que las almohadas tengan exposición con fuentes de contaminación.

Es recomendable que las mascotas no duerman en la cama. Asimismo, no se deben usar las almohadas como cojín, pues su uso debe estar reservado a tener contacto con la cabeza a la hora de dormir.

La Sociedad Murciana de Alergología e Inmunología Clínica recomienda usar fundas antiácaros para el colchón y las almohadas, pues con las fundas normales estos alérgenos pueden penetrar las capas.

Te podría interesar...
5 zonas del hogar donde se acumulan más bacterias
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 zonas del hogar donde se acumulan más bacterias

Aunque pueden estar donde menos lo imagines, hay unas zonas del hogar con más bacterias que otras. Conócelas para mantenerlas limpias.



  • Oliveira, Celso & Binotti, Raquel & Muniz, João & Santos, João & Prado, Angelo & Pinho, Antonio. (2003). Comparison of house dust mites found on different mattress surfaces. Annals of allergy, asthma & immunology : official publication of the American College of Allergy, Asthma, & Immunology. 91. 559-62. 10.1016/S1081-1206(10)61534-7.
  • Poveda D, Chang A, Cuadros G, Acero V. Determinación de ácaros del polvo en 90 hogares de tres localidades de Bogotá, Colombia. Spei Domus. 2014;10(20):7-16. doi: http://dx.doi.org/10.16925/sp.v10i20.883
  • Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica. Aeroalérgenos: pólenes, ácaros, hongos, animales y otros. Medidas de evitación. [Internet]. 2019. Available from: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/05_aeroalergenos.pdf