Cómo hacer una cura depurativa contra los parásitos intestinales

La infección por parásitos intestinales puede dar ganas de comer alimentos ricos en azúcar. Sin embargo, es recomendable evitarlos, ya que no contribuyen con el alivio ni tampoco con el tratamiento de la enfermedad como tal.
Cómo hacer una cura depurativa contra los parásitos intestinales
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 25 junio, 2020.

Última actualización: 25 junio, 2020

Según creencias populares, cuando se ha confirmado el diagnóstico de infección por parásitos intestinales, es posible complementar el tratamiento pautado por el médico por una bebida natural a la que se le atribuyen propiedades curativas.

Si bien es cierto que esto no está científicamente comprobado, el consumo de esta bebida, dentro de una dieta balanceada, puede ser admisible. Sin embargo, se recomienda a los pacientes consultar con su médico, antes de comenzar a tomarla.

Bebida depurativa para combatir los parásitos intestinales

Se considera que, como las semillas de papaya pulverizadas son utilizadas como remedio natural contra los parásitos intestinales, tomar la fruta en una bebida junto con un poco de kéfir podría ser igualmente beneficioso.

Además, no hay que olvidar que a la fruta como tal, también se le atribuyen con frecuencia varias propiedades medicinales, pues además de ser rica en fibra, contiene varios nutrientes esenciales, como el calcio, según los expertos de la Fundación Española de la Nutrición.

En concreto, se dice que el consumo de papaya puede ayuda a aliviar las molestias digestivas leves, la pesadez estomacal y el estreñimiento.

Bebida depurativa para combatir los parásitos intestinales
La papaya es una fruta promueve la salud gastrointestinal.

Ingredientes

  • ½ vaso de kéfir (100 g)
  • 1 taza de papaya pelada (140 g)
  • Agua (cantidad necesaria)

Preparación

  • Lo primero que vamos a hacer es elegir una papaya que esté en su punto, no excesivamente madura.
  • A continuación, pelaremos y cortaremos la papaya en cubos pequeños. Desecha las semillas.
  • Tomaremos un poco de kéfir líquido o en gránulos (aunque el líquido es más fácil de mezclar en estos casos).
  • Colocaremos todos los ingredientes en la licuadora y procesaremos hasta homogeneizar.
  • Si la mezcla nos ha quedado muy espesa, podemos agregar un poco de agua y volver a procesar. En caso contrario, podemos añadir más papaya.

Modo de consumo

  • Según creencias populares, habría que tomar esta bebida a diario mientras dure el tratamiento para la infección por parásitos intestinales. Esto puede ser unos 10 días aproximadamente.
  • No se recomienda consumir esta bebida con azúcar u endulzantes, ya que estos “alimentan” a los parásitos. 
  • Esta bebida no debe sustituir nunca el tratamiento farmacológico pautado por el médico. En cualquier caso, vendría a ser un complemento para la dieta.

Alimentos para combatir los parásitos intestinales

Aunque se le atribuyen propiedades antimicrobianas y antibacterinas a los siguientes alimentos, no está comprobado que su ingesta tenga un efecto directo sobre los parásitos o que contribuya específicamente con el alivio de algún síntoma.

Desde el punto de vista médico, pueden ser tomados como complementos a una dieta balanceada, pero no son una “cura depurativa” como tal para los parásitos o cualquier otro agente patógeno. Por ende, consúmelos dentro de una dieta equilibrada para aprovechar sus aportes.

Dientes de ajo

¿Por qué cultivar ajo en casa?
El ajo es un alimento con múltiples usos en la cocina. Además, se le atribuyen efectos positivos en la salud.

Se dice que el consumo de dientes de ajo puede ayudar a matar a los parásitos intestinales. Por ello, se recomienda tomarlos con regularidad dentro de una dieta sana. También se puede recurrir a los comprimidos que venden en las farmacias para evitar el mal aliento.

*Hay quienes consumen 1 diente de ajo entero, crudo, en ayunas, pero no está demostrado que esto brinde algún tipo de beneficio a la salud intestinal.

Té de hinojo y té de jengibre

  • El té de hinojo: se dice que al beberlo, aliviaremos el dolor estomacal, la pesadez, regularemos la diarrea y combatiremos los parásitos intestinales.
  • El té de jengibre: se dice que al beberlo en cualquier momento del día, sobre todo después de tus comidas. El jengibre y su aceite esencial tiene efectos antihelmínticos, es decir, nos ayudarían a destruir parásitos y lombrices intestinales.

Semillas de calabaza

Semillas de calabaza
Aunque faltan evidencias, algunos estudios sugieren que las semillas de calabaza son beneficiosas para la próstata y los intestinos.

Finalmente, también se dice que, por su contenido de cucurbitina, las semillas de calabaza –naturales, no tostadas ni fritas ni saladas– pueden ayudar a acabar con los parásitos intestinales. Para ello, habría que tomar unos 20 gramos al día, en una ensalada, con un poco de yogur o bien en un batido.

La alimentación es clave para obtener la mejoría

Una buena alimentación es indispensable para poder gozar de salud y bienestar. Y en caso de enfermedad, viene a ser fundamental para poder obtener una verdadera mejoría.

Por ello, es importante que consultes con tu médico todo acerca del tipo de dieta que más te conviene durante el proceso de recuperación e incluso posteriormente. El profesional te indicará a qué debes estar especialmente atento y qué es bueno para ti.

Si a lo largo del proceso tienes alguna duda, recuerda que siempre puedes resolverla con el profesional vía telefónica o en consulta, según prefieras.

Por último, pero no menos importante, recuerda que es recomendable que consultes con el médico antes de consumir cualquier tipo de remedio casero contra los parásitos intestinales. También es recomendable que evites consumir varios a la vez ya que esto podría ser contraproducente.

Te podría interesar...
Combate los parásitos intestinales con estos 5 tratamientos caseros
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Combate los parásitos intestinales con estos 5 tratamientos caseros

A continuación te comentamos cuáles son los remedios caseros que, según la sabiduría popular, pueden combatir los parásitos intestinales.