10 consejos para evitar malgastar agua en el jardín

Las actividades del jardín pueden malgastar grandes cantidades de agua si no se toman los recaudos necesarios. El cuidado del líquido es esencial para conservar los ecosistemas.
10 consejos para evitar malgastar agua en el jardín
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 04 Junio, 2021.

Escrito por Nicolas Forero Sabogal, 06 Junio, 2021

Última actualización: 06 Junio, 2021

El agua es esencial para la vida de los seres vivos, pues les permite alimentarse, asearse y conservar los ecosistemas. A pesar de ello, este recurso natural no es ilimitado y los usos desmedidos han comenzado a reducir su abundancia. ¡Descubre en este artículo 10 consejos para evitar malgastar agua en tu jardín!

Es fundamental hacer un buen uso del agua para evitar una escasez que genere sequías, ausencia de comida y muerte de múltiples especies. El cuidado de los recursos hídricos permite que las áreas naturales perduren.

De igual manera, se deben buscar alternativas de ahorro de agua en todos los ámbitos para lograr tener un planeta sostenible. Ya que la ausencia del recurso hídrico genera destrucción medioambiental, pobreza y enfermedades.

Consejos para evitar malgastar agua en el jardín

Hay diferentes factores que se deben tener en cuenta para gastar el agua justa al momento de realizar las actividades del jardín. A continuación se detallan 10 consejos útiles.

1. Hacer los procesos de riego en la noche

La noche es el momento más recomendado para regar las plantas, pues la temperatura es fresca y el agua no se evapora tan rápido. De este modo, el recurso hídrico se conserva más tiempo y no hay necesidad de hacer riegos posteriores durante el mismo día.

2. No abusar del uso de las mangueras

Para eliminar los residuos de tierra, hojas caídas, abono y polvo no siempre se necesita usar una manguera. Con una escoba de jardín se puede realizar una limpieza completa y evitar el gasto innecesario de agua.

Además, es importante que los habitantes actúen con consciencia ambiental y no dejen la manguera abierta mientras se realizan otros procesos que no implican riego.

Regar sin manguera.
Prescindir de la manguera y optar por otros utensilios permite regular el uso del agua de forma más adecuada.

3. Tener un césped corto

Es indispensable inspeccionar todas las áreas del jardín y determinar fechas exactas para podar el césped. Esto es debido a que cuando se encuentra largo requiere un riego más extenso y absorbe agua más rápido.

También se establece que no es necesario plantar césped en todo el jardín. Hay macetas que pueden tener un funcionamiento óptimo sobre suelos de concreto. A causa de ello, reducir el uso del césped es una alternativa viable para ahorrar agua.

4. Usar abonos de calidad

El abono es un elemento fundamental para las plantas, pues les aporta nutrientes. Además, este tipo de materia orgánica hace que los suelos duren húmedos durante más tiempo y evita que los riesgos sean seguidos.

5. Tener plantas que necesiten poca agua

Existen algunas plantas que necesitan de un cuidado y una cantidad mínima de agua para sobrevivir. Los habitantes pueden elegir estas especies porque cumplen la función de embellecer el jardín, ayudan a regular la temperatura y mitigan el gasto de los recursos hídricos.

6. Agrupar las plantas según sus características

Uno de los errores más frecuentes y que implican un gasto mayor de agua es creer que todas las plantas necesitan el mismo riego. Algunos cultivos requieren ser mojados de manera recurrente y a otros les basta con unas mínimas rociadas.

De acuerdo con esto, lo ideal es dividir las plantas en varios grupos para aplicar las cantidades justas en cada área y no malgastar el agua del jardín.

7. Instalar un sistema de recolección de agua de lluvia

En el jardín se pueden instalar diversos barriles y filtros que se encargan de almacenar un gran porcentaje de lluvia. Esta herramienta es una de las más útiles para incentivar el ahorro, porque permite que esa agua se recicle y se use para regar las plantas.

8. Proteger las plantas de los vientos intensos

Los vientos fuertes desgastan las plantas y causan que se tenga que aplicar agua de manera constante. Así, lo más viable es usar vallas o estructuras solidas que las protejan de esas inclemencias climáticas y acaben con la demanda excesiva de líquido.

9. Asegurarse que el sistema de riego no presente fallas

Las personas deben programar mantenimientos frecuentes y rigurosos para verificar que el sistema de riego no esté roto. Esto es porque si la herramienta presenta alguna afección puede causar que el agua quede goteando de manera permanente y se desperdicie.

10. Instalar sensores de lluvia

El sensor de lluvias es otro de los elementos modernos que se recomienda instalar para evitar malgastar agua. Permite que el sistema de riego detecte cuando está lloviendo y deje de regar de manera innecesaria.

3 sistemas de riego recomendados

Los sistemas de riego son un conjunto de maquinarias que se encargan de regar las plantas de los jardines. Estos aportan la cantidad de agua adecuada y disminuyen los tiempos de cuidado manual.

Elegir un sistema de riego acorde es fundamental para no alterar las propiedades naturales de cada cultivo y brindarles el cuidado óptimo. A continuación se especifican los 3 sistemas más consolidados en el entorno de la agricultura.

1. Sistema de riego por aspersión

El sistema de aspersión es ideal para los jardines amplios. En esta técnica se activan varios aspersores al mismo tiempo; el agua sale a presión y cae a las plantas en forma de lluvia.

La gran ventaja de este sistema es que el agua se distribuye de manera equitativa. Además, se puede controlar la potencia.

Riego por aspersión.
El riego por aspersión se puede regular en potencia para reducir la cantidad de agua que se lanza.

2. Sistema de riego por goteo

El sistema por goteo consiste en un tanque de agua que se activa mediante un grifo para que el líquido se transporte a través de unas mangueras. Se riegan gota a gota las raíces de las plantas.

Este sistema es uno de los más recomendados porque permite ahorrar grandes cantidades. Asimismo, se encarga de regar únicamente las partes de la planta que lo requieren.

3. Sistema de riego por exudación

Este sistema funciona mediante un tubo que almacena agua y posee unos poros que permiten que el recurso hídrico salga de manera continua. De ese modo, logra que el suelo mantenga las mejores condiciones de humedad posibles.

El riego por exudación arroja solo las cantidades justas que necesita cada planta. A raíz de ello, evita que el suelo presente encharcamientos.

Eliminar malas hierbas para no malgastar agua en el jardín

Las malas hierbas son plantas que crecen en un sitio del jardín en el que uno no lo desea, por lo que interfieren en el tipo de cultivo que se quiere lograr. Se caracterizan por absorber grandes cantidades de agua y afectan el tipo de humedad que requieren las otras especies.

Detectar a tiempo el crecimiento de las malas hierbas es ideal para que el agua dure el tiempo necesario en los suelos y no se tengan que realizar procesos extra. Por eso vale la pena cuidar el jardín de manera continua y dedicar tiempo a quitar malezas.

Te podría interesar...
7 plantas con flores aromáticas para perfumar el jardín
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
7 plantas con flores aromáticas para perfumar el jardín

Las plantas aromáticas decoran el jardín y perfuman el ambiente, permitiendo así que el espacio luzca acogedor, limpio y habitable.



  • Fernández Cirelli, Alicia, El agua: un recurso esencial. Química Viva [Internet]. 2012; 11 (3): 147-170.
  • Ayuntamiento de Ciudad Real. Guía de buenas prácticas ambientales en el uso del agua [Internet]. (S.L): (S.E); (S.F) [citado 18 de mayo de 2021]
  • Demin P. Aportes para el mejoramiento del manejo de los sistemas de riego [Internet]. San Fernando del Valle de Catamarca: Ediciones INTA; 2014 [citado 18 de mayo de 2021]
  • Varela I. Uso eficiente de agua en el hogar [Internet]. Zaragoza: ECODES; 2005 [citado 18 de mayo de 2021]