8 consejos de seguridad para proteger los datos personales

¿Sabías que con solo introducir los datos de tu cuenta de correo en el sitio equivocado pones en riesgo toda tu privacidad? Se ha vuelto imperante protegernos del robo a través de internet.
8 consejos de seguridad para proteger los datos personales

Escrito por Maria Jimena Freytes, 23 noviembre, 2021

Última actualización: 23 noviembre, 2021

Una gran parte de las actividades que desarrollas a diario transcurre en internet: compras de productos y servicios, gestiones bancarias, pagos, ocio, investigación y lectura sobre los temas que te interesan. De hecho, manejarnos en un mundo cada vez más virtual es una tendencia que crece. En este contexto, han proliferado los llamados ciberdelitos, que hacen necesario tener en cuenta algunos consejos de seguridad para proteger los datos personales.

El objetivo del robo de datos que sufren a diario millones de personas es utilizarlos con fines deshonestos y malintencionados. A continuación, vamos a repasar cuáles son los motivos por los que nuestra información es valiosa.

Además, veremos cuáles son las estrategias más usadas para robar estos datos y de qué manera podemos protegernos de estos ataques a la privacidad.

¿Por qué tus datos personales son tan relevantes en Internet?

Todo lo que haces en internet tiene un valor. Navegar en el ciberespacio, aunque más no sea para revisar la cartelera del cine, arroja información que es muy bien cotizada para diferentes empresas.

Los llamados piratas informáticos o hackers son los encargados de recopilar estos datos y luego venderlos al mejor postor. ¿Para qué? Para lo siguiente:

  • Publicidad orientada: quizás te ha pasado que luego de buscar modelos de zapatillas, cada página que visitas te ofrece publicidad sobre calzado. Esto se debe a que las webs recolectan la información que buscas para enviarte publicidad orientada sobre los temas que te interesan. De esta manera, las empresas se aseguran de que sus propagandas llegan a las personas correctas.
  • Spam: cuando consiguen tu teléfono o correo electrónico, es muy fácil incluirte en correos electrónicos masivos de publicidad.
  • Venta de información: se venden los datos sobre tus gustos a empresas que buscarán promocionar sus productos y servicios.
Navegar en internet sin proteger los datos personales.
Todo lo que haces en internet deja una huella. Esto es aprovechado por los piratas informáticos.

Técnicas empleadas para el robo de datos

Los delitos más comunes son el robo de identidad y el uso ilegal de información financiera. Estos dos son los más dañinos, pues se entrometen no solo con tus relaciones sociales, sino que interfieren en tus finanzas.

Entre las estrategias más efectivas para sustraer datos personales podemos mencionar las siguientes:

  • Phishing: es un tipo de fraude que se hace presente mediante correos electrónicos que parecen ser legítimos y solicitan información. Por ejemplo, un correo falso de un banco que te solicita tus contraseñas. Ningún banco te solicitará tus contraseñas fuera de su web.
  • Smishing: de la variante anterior se desprende esta técnica que consiste en mensajes de texto que piden datos personales.
  • Formjacking: cuando introduces los datos para completar un formulario, el hacker los roba y se los lleva a otro sitio manejado por él.


Consejos de seguridad para proteger los datos personales

Por fortuna, los sistemas antivirus también avanzan y permiten detectar software malicioso o malware. Asimismo, existen tácticas que puedes implementar para disminuir los riesgos de caer en un fraude o de que roben tus datos.

1. Redes sociales

Tómate unos minutos para revisar tu configuración de privacidad. Quizás no has reparado en ello y al registrarte dejaste la que viene por defecto.

En general podrás definir si tu perfil será público, quiénes pueden ver tus publicaciones e interactuar con ellas dejando comentarios. Lo más recomendable es que solo quienes conoces de verdad puedan ver tu actividad en las redes para que tus fotos no caigan en manos de cualquiera.

De igual modo, no reveles tu domicilio, teléfono ni correo electrónico en las redes.

2. Contraseñas seguras

Esta es quizás una de las medidas de seguridad más engorrosa, porque seguro estás registrado en bancos, plataformas de compra y de streaming, clubes, correos electrónicos, redes sociales y demás sitios. Es casi imposible recordar todas las contraseñas que, para hacer la situación más complicada, deben ser alfanuméricas y hasta con símbolos.

Lamentablemente, las contraseñas más rebuscadas y complicadas de recordar son las más difíciles de descifrar.  Lo ideal es que sigas alguno de estos parámetros:

  • No incluyas fechas de cumpleaños o aniversarios.
  • Asegúrate de que tengan mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.
  • Evita que sean las mismas para todos tus registros.
  • Cámbialas al menos cada 2 o tres meses.

3. Datos personales

No compartas información sobre datos personales con nadie en la web. Los bancos y las compañías de tarjetas de crédito nunca te solicitarán que reveles tus contraseñas. Si sospechas de un correo electrónico, procura revisar la dirección del remitente; te sorprenderás al ver que nada tiene que ver con la entidad que dice ser.

4. Descarga de archivos

Si vas a descargar archivos o software de páginas web, asegúrate de que sean de confianza. De lo contrario, junto con lo que descargas se meten programas maliciosos que roban datos de cuentas bancarias y números de tarjetas de crédito.

5. Seguidores desconocidos

Evita aceptar solicitudes de amistad de personas que no conozcas. Se puede tratar de perfiles falsos que tengan malas intenciones. Este es uno de los principales consejos de seguridad para proteger los datos personales.

6. Wifi público

Ya casi no queda bar ni espacio público que no ofrezca servicio de internet gratuito. Sin embargo, ten cuidado cuando utilices estas redes si no conoces las medidas de seguridad que brindan. Procura no acceder desde allí a tu cuenta bancaria o redes sociales.

7. Limpieza diaria

Antes de apagar tu ordenador, te sugerimos cerrar tus sesiones y limpiar el caché. Este es el lugar donde quedan guardados los últimos sitios visitados. También es una buena idea limpiar el historial de la computadora.

Uso del wifi público.
El uso de un servicio de wifi público tiene sus riesgos. No realices operaciones financieras en una red que no sea privada.

8. Antivirus

No olvides actualizar tu antivirus, porque los programas maliciosos se renuevan y se filtran por las barreras de un programa que podría haber quedado obsoleto.



La clave es prestar atención

Cada una de estas sugerencias se relacionan con nuestra capacidad para estar atentos a posibles amenazas. Acciones básicas, como no abrir correos dudosos ni revelar datos, pueden salvarnos del desastre que ocasionaría que un hacker robara nuestra información. Esperamos que pronto puedas poner en práctica estos consejos y sentir que navegas por internet con seguridad.

Te podría interesar...
5 cosas que no deberías publicar sobre tus hijos en Internet
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 cosas que no deberías publicar sobre tus hijos en Internet

Internet trae consigo algunos peligros y consecuencias; así que los padres deben conocer las cosas que es mejor no publicar sobre los hijos.



  • Gavilánez, R., & Zambrano, D. (2017). Análisis de los ataques de hackers a entidades financieras: Una revisión post-literaria. JEM Journal of Economics and Management, 1-8.
  • Rodríguez Herrera, J. C. (2007). Guía metodológica para evaluar posibles vulnerabilidades de un sistema, ante ataques de hackers(Bachelor's thesis, QUITO/PUCE/2007).
  • Fernández-Sanguino, J. (2004). Spam, Spam, Spam: Cómo evitarlo y combatirlo. URL: http://prensa. aui. es/index. php? body= bita_article&id_article= 94&id_mot4= 136&id_mot6= 143&id_mot7= 138&id_mot16= 141.
  • Alapont Cabestrero, Ó. M. (2011). Estudio de los aspectos legales del Spam(Doctoral dissertation, Universitat Politècnica de València).
  • Picó, M. D. C. G. (2004). El impacto de internet en el derecho fundamental a la protección de datos de carácter personal(Doctoral dissertation, Universidad de Granada).
  • Fúster, A., de la Guía, D., Hernández, L., Montoya, F., & Muñoz, J. (2001). Técnicas criptográficas de protección de datos. Alfaomega, Grupo Editor.