Día Mundial del Linfedema: lo que debes saber

Daniel Osuna Sisco·
06 Marzo, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por Medicina Leonardo Biolatto al
04 Marzo, 2021
El linfedema es una enfermedad que afecta a un sector considerable de la población mundial, por lo que es preponderante entender en qué consiste, sus tratamientos disponibles y la prevención adecuada. ¡Aprende más!

El Día Mundial del Linfedema se celebra el 6 de marzo de cada año para ampliar la información sobre este problema. Esta es una enfermedad que conlleva la retención de líquido (linfa) en los tejidos blandos, lo que puede ocurrir en las extremidades. Se debe a la obstaculización de los canales linfáticos.

Representa un riesgo mayor para las mujeres que se han sometido a una mastectomía (la extirpación de alguna de sus mamas), ya que en un 20 % de los posoperatorios se termina padeciendo el linfedema. De allí que exista una entidad clínica conocida como linfedema asociado al cáncer de mama.

Celebración del Día Mundial del Linfedema

La celebración del Día Mundial del Linfedema cada 6 de marzo comenzó en el 2008 a raíz de organizaciones de todo el mundo que decidieron trabajar de manera mancomunada para alzar la voz. No obstante, en el 2013 el Congreso Internacional de Linfología oficializó la conmemoración.

En ese sentido, el motivo es visibilizar la enfermedad y sensibilizar a la población de la relevancia que tiene para los afectados la recepción de tratamientos efectivos. Su importancia también está en transmitir información sobre las medidas de prevención acertadas.

Objetivos

Los objetivos de la celebración del Día Mundial del Linfedema son difundir, apoyar, concientizar, sensibilizar, prevenir y juntar al mundo en favor de quienes están sufriendo. Por lo tanto, la máxima meta es unir a distintos sectores para hacer adaptaciones y exploraciones de los tratamientos, de manera que sean resolutivos.

Mujer con cáncer de mama que tiene linfedema.
La condición se asocia con frecuencia al cáncer de mama, por lo que estas pacientes son un grupo de riesgo.

Actividades

Las actividades que se realizan varían de acuerdo al año, pero son muy llamativas y la exposición es exponencial en cada nuevo periodo. De hecho, algunas de las acciones que se toman son las siguientes:

  • Iluminación de puntos de referencia en Nueva York.
  • Conferencias en Dublín.
  • Celebración virtual global.
  • Donación de un porcentaje de las ventas de grandes negocios.
  • Solicitudes continuas a la Organización Mundial de la Salud para darle mayor relevancia al linfedema en el Día Mundial de la Salud.

Causas del linfedema

Las causas del linfedema van en la línea de los factores que aumentan el riesgo de padecer la enfermedad. En consecuencia, dentro de los aspectos que pueden desencadenarlo se encuentran los siguientes:

  • Mala mecánica de ejecución en los ejercicios delicados.
  • Tratamiento de radioterapia.
  • Pasar por una mastectomía.
  • Tener sobrepeso u obesidad mórbida.
  • Llevar rutinas sedentarias la mayor parte del tiempo.
  • Entrenamiento de intensidad y carga desproporcionada.
  • Ropa que tenga un diseño demasiado ajustado y genere presión permanente.
  • Joyas que compriman las zonas de contacto.

Te puede interesar: Los 9 síntomas más comunes de la fatiga crónica

Tratamientos disponibles para el linfedema

El linfedema no tiene cura. Sin embargo, los tratamientos disponibles pueden ser de gran ayuda para sobrellevar el padecimiento y controlar los efectos adversos del mal funcionamiento del sistema linfático.

Método Godoy

El método Godoy es una terapia que utiliza la fisioterapia reductiva para contrarrestar el linfedema. Se centra en ejercicios, estrategias de compresión, drenaje linfático y atención especial a la piel.

Supramicrocirugía linfática

La supramicrocirugía linfática es una cirugía con un grado considerable de complejidad que se centra en la reconstrucción del área de mayor afectación.

Esto se consigue con la generación de otra red de vasos linfáticos. Asimismo, su utilización se considera cuando se agotan las opciones de rehabilitación.

Liposucción linfática selectiva

Su función es eliminar la grasa bajo la piel con un procedimiento que se busca que tenga las menores características invasivas. De esta manera, se consigue que los canales linfáticos vuelvan a cumplir su función.

Lipomesoplastia

La lipomesoplastia es un tratamiento de adelgazamiento puntualizado o localizado, puesto que se basa en la aplicación de medicina local (antiinflamatoria y lipoapoptótica), de acuerdo a lo que señalen los sondeos de la ecografía y la plicometría.

Prevención y recomendaciones

La prevención y proliferación de recomendaciones es uno de los motivos del Día Mundial del Linfedema. Por tanto, tomando algunas medidas se puede prevenir y disminuir el riesgo de que se haga presente la acumulación de líquido.

Considera lo siguiente:

  • Evita el calor exagerado: esto también incluye las sesiones de bronceado que excedan los límites.
  • Reduce la posibilidad de infecciones: la mejor forma de conseguirlo es usando guantes para cualquier acción de limpieza. Además, prestar especial atención al cuidado de las heridas y a las picadas de insectos.
  • Descarta las grandes cargas: llevar un gran peso en los brazos durante trayectos largos es perjudicial.
  • No descuidar las patologías riesgosas: en ese grupo se incluye el hipotiroidismo, la diabetes y la obesidad mórbida.
  • Alternar la posición de los brazos: conservar una posición de brazos caídos mientras se está parado por largos periodos de tiempo puede contribuir a la aparición del linfedema.
  • Adaptar el guardarropa a la comodidad: las prendas que eviten la presión sobre diferentes zonas del cuerpo serán aliadas para prevenir el linfedema. Esto incluye la selección de sujetadores cómodos con tiras de un ancho mayor.
Mujer con sobrepeso que puede padecer linfedema.
El linfedema se asocia a las condiciones de obesidad, por lo que cualquier hábito saludable que reduzca el peso contribuye a la prevención.

Leer también: 5 causas del sobrepeso que no están relacionadas con la alimentación

¿Cómo puedo aportar en el Día Mundial del Linfedema?

Es posible ser parte del Día Mundial del Linfedema sin importar el lugar en el que te encuentres. Lo importante es sumar para que esta causa siga dando pasos en su tarea de ayudar a los afectados.

Algunas medidas que se pueden adoptar para participar pueden ser las siguientes:

  • Haz pública tu historia: escribe tu experiencia para la Lymphatic Education & Research Network, lo que terminará en manos de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Médica Estadounidense (AMA), entre otros.
  • Inscríbete en grupos de apoyo: hacerte miembro de una organización para combatir el linfedema no requiere un gasto económico y es de gran utilidad.
  • Publica en tus redes: busca el folleto oficial del Día Mundial del Linfedema y publícalo en tus redes para que la información se replique.
  • Asiste a la celebración virtual oficial: no solo podrás asistir y vivir una experiencia enriquecedora, sino que tendrás la posibilidad de hacer un donativo.
  • Envío de resolución: tomando de guía las planillas de resolución, da un paso adelante enviándola al gobierno de tu país de residencia.

El Día Mundial del Linfedema visibiliza

El linfedema es una enfermedad que se combate desde la unión de numerosas organizaciones a nivel mundial. Sin embargo, el apoyo de la población es lo que ha catapultado toda clase de iniciativas.

La recomendación es aportar, insistir y ser constante en la búsqueda de los mejores tratamientos. En definitiva, todas las voluntades que se sumen son valiosas en la finalidad de prevenir y progresar. Si quieres ser parte del cambio, los caminos de participación son cuantiosos.

  • Cuadrado A, Álvarez M, Mourelle R y Villarino C. Clínica, clasificación y estadiaje del linfedema. Rehabilitación. 2010. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.rh.2010.06.007
  • Pereira N y Koshima I. Linfedema: actualización en el diagnóstico y tratamiento quirúrgico. 2018. Disponible en: http://dx.doi.org/10.4067/s0718-40262018000600589
  • Cuello E, Forner I y Forner A. Linfedema: métodos de medición y criterios diagnósticos. 2010. Disponible en: https://doi.org/10.1016/j.rh.2010.05.009
  • Forner I, Maldonado D y Muñoz J. Necesidad de información para la prevención del linfedema posmastectomía. 2003. Disponible en: https://doi.org/10.1016/S0048-7120(03)73357-X
  • Rodríguez V, García V, SeucJo A, Pérez L, Chirino D, Borrás M. Linfedema y calidad de vida. 2012. Disponible en: https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=35646