Conoce la diferencia entre lavado en máquina y en seco

Hay algunas prendas que conviene lavar en seco y otras en máquina, debido al tipo de tela y a su diseño. Si quieres aprender a diferenciar cuál método te conviene, sigue leyendo.

¿Alguna vez apreciaste que en la etiqueta de una prenda se especificaba el tipo de lavado que requería? Esto es muy común cuando son elaboradas con ciertas telas que ameritan mayor cuidado. En este sentido, queremos hablarte acerca del lavado en máquina y en seco.

Ambas opciones tienen diferentes usos, por lo que conviene conocer a profundidad de qué se trata cada una y sus principales ventajas. De esta forma, lograrás alargar la vida útil de tu ropa.

Partiendo de eso, a lo largo de este artículo te explicaremos en qué consiste cada uno, sus diferencias y cuál es la alternativa que debes elegir según tu guardarropas.

¿Qué es el lavado en máquina y cuáles son sus ventajas?

El lavado en máquina es la forma más común que emplean las personas cuando quieren limpiar su ropa. Su característica principal es el empleo de detergente y agua para lograr quitar toda la suciedad que se pueda encontrar.

Es recomendable para las telas de algodón, ya que permite remover residuos de tierra, grasa y sudor. Además, los costes del procedimiento son menores en comparación al que se realiza en seco.

De forma resumida se puede decir que es el que estamos acostumbrados a ver y realizar. Por eso, en el mercado encontrarás una amplia variedad de lavadoras que se ajustan a tus necesidades y presupuesto.

Ventajas del lavado en máquina

Si tuviésemos que nombrar las ventajas más notorias del lavado en máquina diríamos que son las siguientes:

  • Es un método rápido, ya que se pueden introducir muchos elementos al mismo tiempo.
  • La mayoría de las telas se pueden limpiar en máquina.
  • Representa una inversión a largo plazo.
  • Tiene la opción de programar los ciclos.
  • Son fáciles de reparar en la mayoría de sus averías.

Descubre: 5 tips caseros para evitar que la ropa destiña al lavarla

¿Qué es el lavado en seco y cuáles son sus ventajas?

Por otra parte, se encuentra el lavado en seco. Como su nombre lo indica, es un proceso a través del que se limpian las prendas sin recurrir al uso de agua o detergentes. Para llevarlo a cabo se aplican sustancias como el percloroetileno (PERC) en sustitución del agua.

Cabe destacar que, a pesar de incluir el término en seco, en realidad no es un sistema que está libre de líquidos al 100 %. Se emplean productos químicos llamados solventes, los que se encargan de disolver las manchas y la grasa.

Ventajas del lavado en seco

Las ventajas del lavado en seco son las siguientes:

  • Respeta las fibras de las telas al reducir la posibilidad de sufrir deformaciones en las prendas. Además, no decolora.
  • No se arrugan tanto las ropas como en el lavado con agua, debido a que la acción mecánica es inferior.
  • Hay ahorro en el consumo de agua.
Lavadoras eléctricas en un hogar.
Hay distintas variedades de lavadoras en el mercado. Se adaptan a preferencias, presupuestos y tipos de uso.

Diferencias entre lavado en máquina y en seco

En primer lugar, en máquina el procedimiento es un poco más agresivo para las prendas. Esto ocurre debido a que la lavadora involucra un proceso mecánico en el que la ropa se mueve rápidamente de un lugar a otro con el objetivo de eliminar manchas, sudor u otro tipo de suciedad.

A raíz de eso, en ocasiones puede que sufra consecuencias, como reducción de tamaño, decoloración o desgaste más temprano. Otro punto que vale la pena destacar es que en seco se reduce el consumo de agua, ya que la limpieza se efectúa con ayuda de productos químicos.

Con respecto a la parte económica, las diferencias son evidentes entre el lavado en máquina y en seco. Los costes son elevados cuando se trata de lavar ropa en seco, porque se emplea en establecimientos específicos como tintorerías o lavanderías.

¿Qué tipo de lavado elegir?

Es posible que te estés preguntando, entonces, qué tipo de lavado hay que elegir. Para dar respuesta a ello tienes que saber que cada prenda posee un proceso distinto y, por lo general, se indica en la etiqueta.

Los factores que te llevarán a seleccionar el proceso más conveniente con el tipo de tela, las especificaciones del producto textil y si contiene elementos delicados como bordados o lentejuelas.

Puedes lavar en máquina lo siguiente:

  • Prendas que digan en su etiqueta “no lavar en seco”.
  • Cuando contengan elementos que puedan derretirse con el calor.
  • Jeans, shorts y cualquier ropa que no sea delicada.

Por otro lado, puedes lavar en seco:

  • Telas de lana, algodón o seda.
  • Aquellas que contengan en su diseño lentejuelas, plumas, botones o demás elementos delicados.
  • Chaquetas con forros y entretelas.
  • Prendas que especifiquen el lavado en seco en su etiqueta.

Consejos para conservar la ropa con el lavado

Por último, sin importar qué tipo de lavado selecciones, hay una serie de consejos que puedes aplicar en tu rutina de limpieza de ropa para conservar tus prendas con el paso del tiempo. A continuación te compartimos los 5 principales.

1. No laves en exceso

Hay muchos errores que se cometen al momento de lavar la ropa. Uno de los principales consiste en usar las prendas una sola vez e introducirlas en la lavadora. No importa si realizarás lavado en máquina o en seco. Mientras más las expongas al agua y detergente o a los químicos de la tintorería, menor será la durabilidad.

Lo recomendable después de usar la ropa una vez es colgarla en un espacio en el que se mantenga aireada. Basta con dejarla allí unas cuantas horas y ya se puede usar una vez más.

2. Lava a mano

Una de las mejores formas de hacer que tu ropa dure mucho tiempo es empleando el lavado a mano. Espera tener una cantidad decente de prendas sucias, sepáralas por color y procede a limpiar en orden, desde la ropa blanca a la más oscura.

La idea con ese método es evitar que los tonos oscuros manchen a los que posean colores claros. Puedes utilizar detergentes para cada clase de tela o color. Al finalizar, recuerda escurrirlas y colgarlas de manera adecuada para que el secado resulte efectivo.

Continúa leyendo: Trucos caseros y naturales para lavar la ropa

3. Separa la ropa por colores y tipo

Para evitar accidentes o manchas es necesario que antes de lavar separes las prendas por colores y tipo. Por ejemplo, por un lado deben ir las negras, las blancas, los jeans, los calcetines y la ropa interior.

Posterior a ello, es momento de introducirlas en la lavadora y cumplir con el ciclo de limpieza de cada una. Si no sabes cómo separarla de esa forma te recomendamos guiarte de acuerdo a la textura de la tela.

Separar la ropa para lavarla.
El separado de la ropa ahorra tiempo y evita inconvenientes con los métodos que pueden arruinar las prendas.

4. Cuida la temperatura del agua

Este es otro aspecto que se suele pasar por alto. La temperatura del agua puede influir en la durabilidad. De forma general, se recomienda emplear 32 grados centígrados para aquellas telas gruesas o que estén muy sucias.

Por su parte, el agua fría sirve para casi todas las clasificaciones de géneros: algodón, seda, lycra. Asimismo, es ideal para la ropa de colores, ya que reduce las posibilidades de que se destiñan a 20 grados centígrados.

5. Limpia el tambor

Cuidar de tu lavadora es imprescindible para asegurar que la ropa se conserve con el tiempo. Es normal que en las paredes del tambor se acumulen productos como detergentes y suavizantes, por lo que conviene ejecutar una limpieza profunda al menos una vez al mes.

Hay máquinas que ya tienen incluida una funcionalidad específica para que el tambor esté libre de residuos. Si no es el caso de la tuya, puedes optar por aplicar un chorro de vinagre, llenar el tambor de agua y activar un ciclo de lavado normal. Al finalizar estará toda el área desinfectada.

Por último, no pases por alto chequear las gomas y los filtros de la máquina. Puedes usar un paño con agua y vinagre. Así te aseguras de que se mantengan en perfectas condiciones.

Lavado en máquina y en seco según la situación

Como habrás podido leer, entre el lavado en máquina y el lavado en seco hay diferencias que se deben considerar. Ninguno de los dos métodos es útil para todas las prendas todo el tiempo. Por eso hay que evaluar nuestro guardarropas y la suciedad presente. Consulta en lugares especializados, como tintorerías, si te han quedado dudas.

  • OMO Productos de Limpieza. Cómo funcionan las lavadoras, Todo lo que necesitas saber. Ciclos de la Lavadora (2019).
  • PROFECO. Lavadoras de ropa automáticas. Revista Consumidor (2007).
  • Artículo en línea: Percloroetileno. Chemicalsafetyfacts.org.