Dolor de rodilla: 3 cosas que debes hacer y 2 que es mejor evitar

Cuando te duele la rodilla es muy difícil llevar a cabo cualquier actividad. Pero, ¿sabes exactamente lo que debes y no debes hacer? Te lo contamos aquí.
Dolor de rodilla: 3 cosas que debes hacer y 2 que es mejor evitar
Valeria Sabater

Escrito y verificado por psicóloga Valeria Sabater el 09 diciembre, 2020.

Última actualización: 09 diciembre, 2020

El dolor de rodilla puede aparecer a cualquier edad y, a diferencia de lo que se pueda pensar, no solo está asociado a la osteoartritis, pues a veces un mal movimiento, un problema en el cartílago o incluso un pequeño quiste pueden derivar en esta molestia.

Para conocer su causa, es esencial acudir al médico para hacerse un chequeo y así obtener un diagnóstico adecuado, así como también un tratamiento acorde que permita obtener el alivio y recuperar el bienestar.

Ten en cuenta que no será igual el tratamiento que reciba un joven deportista que el que se aplique a una persona de edad más avanzada, o a una persona con una vida sedentaria.

Trucos para aliviar el dolor de rodilla

Una vez que el médico ya haya indicado cuál es la causa del dolor de rodilla y cómo atenderlo adecuadamente, puedes comentarle si sería conveniente que aplicases los siguientes trucos para obtener el alivio a diario. Si te da su visto bueno, entonces ya solo te quedará ponerlos en práctica.

1. Reposo: no hay que arriesgarse a empeorar la situación

Mujer guardando reposo en cama.

Uno de los mayores problemas que suelen tenerse cuando aparece el dolor de rodilla es el mantenimiento de la zona en reposo. Ya sea porque afecta a la rutina o por incomodidad, muchas personas deciden ignorar la recomendación más importante: dejar que la rodilla descanse.

  • Cualquier sobrecarga o mal movimiento supondrá intensificar el dolor y dañar aún más la estructura donde se localiza el problema: ligamentos, menisco, huesos…
  • Es cierto que el ejercicio es positivo y que previene dolencias articulares, pero cuando el problema ya ha aparecido no tiene sentido forzar la articulación.
  • Será necesario establecer un periodo prudencial de reposo para, después, iniciar poco a poco y de forma armónica una terapia de recuperación basada en la natación o la fisioterapia. Lo más importante es no salir a caminar sobre un terreno pedregoso o irregular, ya que uno se arriesgará a una caída.

2. Masaje de aceite de oliva y manzanilla

Un masaje casero con una mezcla de manzanilla y aceite de oliva puede ser recomendable en estos casos.

  • Para obtener la mezcla, haz una infusión de manzanilla y mézclala con un poco de aceite de oliva. Después, hay que aplicar en un paño de algodón y esparcirlo por la rodilla.
  • Masajea la zona en forma de círculos. Hazlo tantas veces como te apetezca.

3. Masaje con infusión de ortigas y jugo de limón

Infusión de ortiga

Desde hace años, la ortiga ha sido recomendada como complemento para aliviar cierta clase de problemas. Si le añades limón, podrás comprobar por ti mismo sus propiedades.

  • Por su parte, esta investigación de la Universidad Federal de Río de Janeiro (Brasil) expone que el limón también contiene propiedades relacionadas con la disminución de la inflamación.
  • Para preparar la mezcla, solo tienes que realizar la infusión y mezclarla con el jugo del limón.
  • Pasado ese tiempo, cuela el contenido y quédate con el líquido restante.
  • Utilizalo para masajear la zona, al igual que en el remedio anterior.

Cosas que NO debes hacer cuando sufres dolor de rodilla

¿Cómo tratar un edema óseo en la rodilla?

 La terapia frío-calor no siempre es beneficiosa

Todos hemos oído que la terapia frío-calor es muy adecuada para reducir el dolor y los procesos inflamatorios. Sin embargo, durante las primeras 48-72 horas es mejor evitar las compresas calientes, según expone en este estudio el Dr. Arenas, porque podría intensificarse el problema.

Lo ideal es hacer lo siguiente:

  • Aplicar compresas de gel frío.
  • Aplicar un vendaje compresivo.
  • Mantener reposo con la pierna en alto.

Cuidado con el calzado que utilizas

Si sufres dolor de rodilla de forma habitual, es necesario que te fijes en el tipo de zapatos o plantillas que utilizas.

  • A pesar de que el calzado no es un detonante para el dolor de rodilla, sí lo puede agudizar.
  • Es recomendable acudir a un especialista para que te informe sobre el tipo de plantilla que sería adecuada para tu problema en particular.

Existen plantillas acolchadas que regulan el impacto del pie en el suelo y alivian el dolor de rodilla.

No ingieras elementos naturales sin consultar con el médico

Ten en cuenta que ingerir cualquier elemento sin comprobar antes la reacción del cuerpo puede ser peligroso. Esto se potencia especialmente en los casos en los que uno esté tomando algún tipo de medicación. Por ello, es recomendable no ingerir nada sin haber consultado antes con un especialista, o podrías correr riesgos innecesarios.

De la misma forma, si el dolor de rodilla persiste, es necesario que acudas al médico cuanto antes. Puede que necesites otro tratamiento o que te hayas hecho más daño del que pensabas.

4 cosas que dicen tus rodillas sobre tu salud
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 cosas que dicen tus rodillas sobre tu salud

Si te duelen las rodillas es importante acudir donde el especialista para determinar cuál es el mejor tratamiento. Te contamos las causas.