Efectos negativos del uso del microondas

Los efectos negativos del uso del microondas, ¿son un hecho real o solo una creencia producto de la imaginación popular? Sigue leyendo y descubre qué dice la ciencia al respecto.
Efectos negativos del uso del microondas
Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu

Revisado y aprobado por el médico Gilberto Adaulfo Sánchez Abreu.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 13 julio, 2022

Con respecto a los posibles efectos negativos del uso del microondas existen diversos temores y creencias. Se dice que son cancerígenos, que alteran la química de los alimentos, que se pierden los nutrientes.

Como se sabe, este es un electrodoméstico muy popular en los hogares de casi todo el mundo. Es usado con mayor frecuencia para calentar, pero también para cocinar.

Sin embargo, se afirma que podría estar impactando en la salud. Algunas fuentes advierten que su uso produce alteraciones en la estructura química de los alimentos, lo cual causaría daños a largo plazo en el organismo.

Pero, ¿será esto cierto? A continuación conoceremos cuáles son los posibles efectos negativos del uso del microondas y si existen investigaciones científicas que respalden tales afirmaciones.

¿Cómo funciona el microondas?

Si bien los descubrimientos iniciales asociados con la invención del microondas datan de 1945, los primeros aparatos no tuvieron mucha receptividad, pues eran del tamaño de un hombre adulto y pesaban más de 300 kilos.

Actualmente, el microondas es uno de los electromésticos más usados; asimismo, es sumamente práctico, útil y sencillo de manipular. Permite en pocos minutos que nuestra comida esté caliente o preparada.

Por otra parte, además de tiempo, ahorran energía, pues gastan menos electricidad que las estufas convencionales. En cuanto a su funcionamiento, podemos destacar lo siguiente:

  • Son una forma de energía electromagnética, que incluye ondas ligeras, iguales que las de la radio.
  • Cada microondas tiene un magnetrón, un tubo donde se produce la radiación de aproximadamente 2450 Mhz.
  • La radiación es la que interactúa con las moléculas de la comida.

Efectos negativos del uso del microondas

Algunas personas creen que el calentar la comida en microondas puede traer como consecuencia problemas para salud. A continuación conoceremos cuáles son estos efectos negativos que se atribuyen al uso del microondas.

1. No matan todas las bacterias

Posiblemente, el microondas no siempre mata todas las bacterias, ya que el calor que genera va de afuera hacia el interior del alimento, sin llegar a penetrar del todo en algunos casos.

Tal vez habrás podido comprobar esto: a veces una comida sacada de la nevera está fría en unas partes y en otras no, aún después de haber pasado unos minutos en el microondas.

Sobre todo cuando se trata de piezas gruesas, por ejemplo de carne, no se calientan o se cuecen todas o del todo. Por ello, es posible que algunas bacterias puedan sobrevivir, causando malestares gastrointestinales.

2. Quemaduras

Cuando se pone a hervir agua en el microondas o a calentar alimentos líquidos, se pueden alcanzar temperaturas de ebullición pero sin las tradicionales “burbujas”. Por ello la persona no siempre se da cuenta si ha hervido o no.

Entonces, el recipiente literalmente puede estallar al abrirse la puerta, y se ocasionan quemaduras por vapor y agua caliente, en las manos, el rostro o el cuello de la persona.

3. Lixiviación

uso del microondas

Se denomina lixiviación a un procedimiento mecánico de separación de una o varias sustancias que se encuentran en una matriz sólida. Se piensa que este sería uno de los efectos negativos del uso del microondas.

Es decir, existe la creencia de que algunos contenedores plásticos, al calentarse, liberan sustancias químicas, debido a la lixiviación. De igual modo, se piensa que la ingesta de algunas de estas sustancias puede tener un potencial efecto cancerígeno.

Particularmente, se hace alusión a sustancias como el Bisfenol A (BPA), un monómero comúnmente utilizado en la producción de diversos tipos de plásticos. Según los estudios, la exposición constante al BPA está asociada con obesidad, diabetes, cáncer, daño prostático, afectación del conteo espermático, daño cerebral, entre otros.

4. Deshidratación de los alimentos

Entre los efectos negativos del uso del microondas se menciona la pérdida de humedad (deshidratación) en los alimentos. Al respecto, se considera que las moléculas de agua reaccionan ante el calor generado, haciendo que se evapore más rápido, que cuando cocinamos de otra forma.

De esta manera, estaríamos consumiendo un poco menos de líquido con los alimentos. Por ello, es conveniente agregar un poco de agua a la comida, al calentar o cocinar en microondas.

5. Alteración de la composición química

Además de lo anterior, se afirma que la alteración en la composición química de los alimentos podría ser otro de los efectos negativos del uso del microondas.

En tal sentido, se señala que su uso afecta los niveles de vitamina B12, importante para la formación de las células y los glóbulos rojos. Además de esto, se mencionan los siguientes cambios en los alimentos:

  • Se afectarían los flavonoides, que son antiinflamatorios y pueden ayudar a prevenir el cáncer.
  • Reducción de biocompatibilidad de los nutrientes (minerales y vitaminas).
  • Pérdida de entre el 60 y el 90% de la energía en los alimentos.
  • Disminución de su valor proteico.
  • Creación de radicales libres.
  • Daña o destruye los aminoácidos, volviéndolos sustancias tóxicas para el organismo.

Se piensa que también mata las enzimas de la leche materna, pues destruye sus propiedades antibióticas. Si bien calentar la leche en la hornilla también hace que se pierdan ciertos nutrientes, se afirma que con el microondas el mal es mayor.

leche materna y de fórmula.

Esto se debe, a que como se dijo anteriormente, las ondas electromagnéticas modificarían los componentes, lo que puede traer como consecuencia, en el caso de los bebés, que se enfermen más seguido, al no desarrollar buenas defensas.

Consecuencias del consumo de alimentos calentados en microondas

Se afirma que comer a diario alimentos recalentados o cocinados con el microondas causaría daños permanentes a largo plazo, debido a las mencionadas transformaciones que sufren los nutrientes de la comida.

Esto se basa en la creencia de que el cuerpo humano no tiene la capacidad de desdoblar las sustancias desconocidas, que se forman en el interior de los alimentos al ser tratados en dicho electrodoméstico.

Otros efectos negativos del uso de microondas, relacionado con el consumo de alimentos calentados en el mismo, serían:

  • La producción de hormonas (femeninas y masculinas) se altera o interrumpe.
  • Provoca el crecimiento de tumores cancerígenos en el estómago y el intestino (por ello son tan frecuentes los casos de cáncer de colon).
  • Debilita el sistema inmunitario, debido a las alteraciones causadas en el plasma sanguíneo y los ganglios linfáticos.
  • Altera las funciones cognitivas, provocando pérdida de la memoria, inestabilidad emocional y falta de concentración.
  • Está relacionado con la recurrencia de diferentes enfermedades, como los resfriados o la gripe.

¿Son reales los efectos negativos del uso del microondas?

Hemos conocido ya algunas de las afirmaciones que se hacen con respecto a los efectos negativos del uso del microondas; pero, veamos ahora qué dicen las investigaciones al respecto, y si todo esto tiene un fundamento científico.

Plásticos

Aún no hay un total acuerdo entre los expertos con respecto a calentar en los microondas comida en contenedores plásticos. Sin embargo, en una investigación realizada en la Universidad Autónoma de Nuevo León (México), se buscó determinar el contenido total de Antimonio (Sb) presente en plásticos, después de una digestión asistida por microondas.

En tal sentido, el estudio refiere que la concentración inicial lixiviada de Sb en botellas plásticas fue de 0.06 a 2.21 microgramos por litro (μg/L). A partir de los experimentos realizados se estableció que se presentan concentraciones altas de Sb lixiviado, a 7 y 5 días de exposición a una temperatura de 75° C.

Dichas concentraciones van de 1.2 a 16.4 de Sb μg/L, en algunos casos están por arriba del limite máximo establecido por la Unión Europea para esta sustancia, que es de 5 ug/L, lo que representaría un riesgo potencial para la salud humana.

Bacterias

En una investigación realizada en Costa Rica se determinó que el grado de destrucción de las microondas sobre los patógenos depende del microorganismo así como de la composición del alimento.

En tal sentido, algunas bacterias resultaron menos sensibles al calor de este aparato. Por ejemplo, la Salmonella es más resistente que el Staphylococcus aureus. Incluso algunas cepas esporuladas mostraron tendencia a aumentar su recuento, luego del cocimiento.

Flavonoides

Si bien se ha determinado que los alimentos pierden un alto porcentaje de flavonoides al cocinarse en microondas, en una investigación se encontró que, en vegetales como el brócoli, esto puede variar, dependiendo más bien del tiempo de cocción, la temperatura y si se sumerge en agua.

Radiación

La radiación emitida por los hornos de microondas no debería ser dañina para la salud humana, ya que no solo está en una baja frecuencia de onda, sino que están diseñados de tal manera que no dejan escapar tal radiación.

La fuga máxima permitida de un horno de microondas sería de 5 milivatios por centímetro cuadrado (mW/cm2) a una distancia de 5 cm del horno. Sin embargo, en investigaciones se ha encontrado que algunos aparatos (en realidad no muchos), sobrepasan este límite.

Cáncer

El cáncer no se puede mencionar como uno de los efectos negativos del uso del microondas. La radiación que estos utilizan es no ionizante, es decir, no propicia cambios en los electrones.

Según los estudios reseñados por la página del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos (NIH), no se ha establecido una relación de causalidad entre la mayoría de los tipos de radiación ionizante y las distintas formas de cáncer.

Quemaduras

En cuanto a este posible efecto negativo del microondas, en investigacionesse han documentado situaciones de quemadura por su uso, incluso al ingerir líquidos demasiado calientes.

Cómo disminuir efectos negativos del microondas

Se advierte que es mejor tomar ciertas precauciones para disminuir los posibles efectos negativos del microondas. En tal sentido, conviene tomar nota de lo siguiente:

  • Añadir agua, para evitar la deshidratación; incluso, esto puede hacerse con el pan, humedeciéndolo un poco;
  • Cerciorarse de la temperatura del agua o los líquidos, antes de abrir el horno o destapar contenedores;
  • Reposar un poco los alimentos y esperar antes de consumirlos;
  • Dejar un rato dentro del horno la comida, para que el calor se distribuya mejor y mate más bacterias;
  • Usar recipientes que no sean de plástico, sino un plato de vidrio o loza;
  • Es preferible cocinar los vegetales al vapor, para evitar pérdidas de nutrientes;
  • Algunos expertos recomiendan, una vez encendido, mantenerse a una distancia de por lo menos 1,5 metros, por si hay alguna fuga de radiación;
  • Por esta misma razón, se sugiere colocar una película transparente conductora en la puerta, para reducir las fugas no deseadas.

¿Qué hacer con el microondas?

Cuando se popularizó el uso de los microondas, se tenían muchas dudas al respecto. Algunas se han ido disipando. Actualmente se consideran seguros; pero aún hay aspectos por estudiar.

Así que no es necesario desecharlos. Pero es mejor si los usamos con poca frecuencia, solo en caso de necesidad.

Te podría interesar...
7 alimentos que no debes calentar en el horno microondas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 alimentos que no debes calentar en el horno microondas

Calentar en el horno microondas la comida, o incluso cocinarla, es algo habitual. Pero con ciertos alimentos no es conveniente utilizarlo. ¡Descúbr...



  • Breccia, A.; Fini, M.; González Rodríguez, M.L. (2003). Las microondas en los procesos químicosefectos en la síntesis química y en los análisis químicos. Ingeniería química. Nro. 407: 139-143.
  • Cuastumal Canacuan, H.; Valencia Murillo, B.; Lizeth Ordóñez Santos, L. (2016). Efectos de los tratamientos térmicos en la concentración de vitamina C y color superficial en tres frutas tropicales. Revista de Investigación Lasallista. Vol. 13 No. 1: 85-93.PROFECO. (2006). Hornos de microondas. Revista Del Consumidor.
  • Juan-García, A.; Gallego, C.; Font, G. (2015) Toxicidad del Bisfenol A: Revisión Revista de Toxicología, vol. 32, núm. 2, pp. 144-160
  • Quesada, O., Laura Arias, M., & Chaves, C. (2003). Efecto del horno de microondas sobre el crecimiento y sobrevivencia de Escherichia coli O157:H7 inoculada en tortas de carne de res. Archivos Latinoamericanos de Nutricion.