Reflejo osteotendinoso

El reflejo osteotendinoso también es conocido como reflejo miotático. Generalmente, se trata de una respuesta involuntaria ante un estímulo.
Reflejo osteotendinoso
Maricela Jiménez López

Escrito y verificado por la médico Maricela Jiménez López.

Última actualización: 09 julio, 2022

El cuerpo reacciona de manera involuntaria al  de recibir golpes en los tendones, lo que provoca una contracción muscular. Este fenómeno se conoce como reflejo osteotendinoso o miotático, el cual requiere de un estímulo que estire el huso muscular.

El sistema nervioso central está formado por el cerebro y la médula espinal. El cerebro se localiza en la cavidad craneal, que contiene una caja ósea, el cráneo; mientras que la médula espinal recorre el canal vertebral. Dichas estructuras están revestidas por las meninges, craneales o espinales. Estas tienen capas y en los espacios contienen líquido cefalorraquídeo.

La médula espinal

Antes de hablar sobre el reflejo osteotendinoso, es iportante conocer un poco a la responsable del mismo, la médula espinal. Esta estructura recibe y transmite mensajes desde y hasta el cerebro. Es la parte inferior del neuroeje, el punto de unión con el encéfalo, y desciende protegida por la columna vertebral, las meninges y el líquido cefalorraquídeo. 

Es una especie de cordón que va por el canal vertebral con el objetivo de transmitir los impulsos nerviosos. Se encarga, entre otras cosas, del control de los movimientos. La transmisión de los impulsos se produce en dos direcciones:

  • Del encéfalo al resto del cuerpo: función eferente.
  • Del resto del cuerpo al encéfalo: función aferente.

Se considera como el punto de conexión entre el cerebro y resto del cuerpo, ya que la mayoría de las fibras nerviosas conectan con la médula. Las sinapsis se producen tanto dentro como fuera de la médula espinal, pero es esta la reponsable de transmitir la información de los diferentes órganos y estructuras.



¿Qué es un reflejo?

Reflejo osteotendinoso

Un reflejo es la respuesta motriz a un estímulo, consciente o no. Para que se dé un reflejo, se requiere el arco reflejo, es decir, la unidad fisiológica o actividad elemental del sistema nervioso.   Por lo tanto el estímulo refleja una entrada al sistema nervioso central por medio de receptores periféricos.

Un músculo cuando se contrae, no lo hace siempre con la misma intensidad, el bíceps no ejerce la misma fuerza cuando levanta un vaso de agua que vamos a beber que cuando hacemos flexiones suspendidos en una barra, la intensidad de la contracción se adapta a la carga de trabajo.

–Pérez Galdos–

Existen cuatro grupos de reflejos:

  • Postura y actitud.
  • Automatismo medular.
  • Profundos u osteotendinosos.
  • Superficiales o cutáneos musculares.


El reflejo osteotendinoso

El reflejo osteotendinoso

El reflejo osteotendinoso es aquel que se presenta cuando el organismo responde ante un estímulo mecánico. Por lo general, este reflejo se produce sobre los tendones y, en algunos casos, sobre el hueso. Durante el estiramiento se extienden las fibras musculares y los husos musculares. Estos últimos se encargan de regular la contracción del músculo.

Los husos musculares son los que se encargan de enviar la señal al sistema nervioso central. Una vez que el arco reflejo se completa, la médula espinal determina un impulso por medio las motoneuronas alfa, las encargadas de ordenar la contracción muscular. Es así como se libera la tensión en las fibras intrafusales.

Los reflejos profundos se obtienen percutiendo con el martillo de los reflejos, mediante un golpe rápido y breve aplicado a un tendón. Este estímulo produce un estiramiento del tendón que produce una contracción muscular brusca. Esta respuesta es expresión del reflejo miotatico o de estiramiento.

–Lenny Rivero C.–

¿Cómo ocurre el reflejo osteotedinoso?

Mecanismo de reflejo osteotendinoso

 

Como ya lo hemos dicho con anterioridad, los reflejos osteotendinosos se presentan cuando hay estiramientos excesivos o un estímulo mecánico sobre los tendones en la mayoría de los casos. Para que ocurra son necesarias las siguientes estructuras:

  • Receptor. Se encarga de captar el estímulo por medio de las fibras intrafusales o husos musculares.
  • Vías aferentes. Compuestas por los axones de las neuronas sensitivas, se encuentran en los ganglios raquídeos.
  • Centro nervioso. Se encuentra en la médula espinal, y está formado por una neurona sensitiva, intercalar y una motoneurona.
  • Vías eferentes. Se forman por los axones de las motoneuronas.

En términos generales, un mecanismo externo estimulará los husos musculares, los cuales iniciarán un potencial de acción que viajará por las vias aferentes hasta la medula espinal. Dicho potencial será captado por la neurona intercalar, la cual estimulará a las neuronas motoras sin necesidad de que ascienda al cerebro.

Las neuronas motoras llevarán el potencial de acción de regreso a las fibras musculares a traves de las vías eferentes. Una vez el estímulo llegue al músculo nuevamente se producirá la contracción. Todo este proceso ocurre en tan solo unas milésimas de segundo.

Tipos de reflejos osteotendinosos

  • Estilorradial. El antebrazo se presiona ligeramente y se percute en la apófisis estiloides del radio, el antebrazo hará una ligera supinación. 
  • Superciliar. Se produce con la presión en la arcada superciliar. Al recibir el impulso se contraen los párpados.
  • Glabelar. Se percute al hacer presión entre las cejas. La reacción es una contracción orbicular de los párpados.
  • Cubitopronador. El brazo se coloca en supinación, se percute la apófisis estiloides del cúbito. El reflejo será la pronación del antebrazo.
  • Patelar. El paciente se sienta y deja que las piernas cuelguen. Se hace presión en el tendón rotuliano y se produce una contracción del cuadríceps.
  • Tricipital. El paciente extiende el brazo y del codo hacia abajo. Se percute en el tendón del tríceps. La respuesta será la extensión del antebrazo.
  • Bicipital. La persona se acuesta y semiflexiona el brazo. Posteriormente se percute sobre el tendón del bíceps. La reacción será la flexión del antebrazo.
  • Mediopubiano. El paciente se tiende sobre el suelo, con las piernas entre abiertas y las rodillas flexionadas. Se percute sobre la sínfisis pubiana. Esto provocará una contracción en los músculos abdominales.
  • Maseterino. La persona coloca la boca entreabierta. Posteriormente el especialista pone el dedo sobre el mentón haciendo presión. Si se realiza de forma adecuada el paciente terminará cerrando la boca.
  • Calcáneo. El paciente se sienta colgando las piernas y se debe percutir el tendón de Aquiles, esto generará la contracción del trípces sural y la flexión plantar del pie.

Reflejos patológicos

Todos los reflejos mencionados con anterioridad son considerados normales en las personas sanas. Sin embargo, existe una serie de reflejos osteotendinosos que se consideran patológicos.

Estos reflejos están presente en los niños pequeños debido a la inmadurez del sistema nervioso. En condiciones normales, dichos reflejos desaparecen con el crecimiento y la maduración, no obstante, pueden estar presentes en algunas enfermedades como la meningitis.

Los reflejos osteotendinosos patológicos son los siguientes:

  • Babinski, Chaddock y Oppenheim. Evalúan la respuesta plantar y son positivos cuando existe una extensión del dedo gordo del pie y la abducción del resto de los dedos.
  • Hociqueo. Se produce al golpear los labios con suavidad con un depresor lingual y la respuesta es la frunción de la boca.
  • Búsqueda. Ocurre cuando hay un movimiento de la boca hacia el estímulo al acaririar la parte lateral del labio superior.
  • Prensión. La persona cierra la mano con fuerza al estimular suavemente la palma de la misma.
  • Palmomentoniano. Se produce la contracción del músculo mentoniano al rozar la palma de la mano.

Un mecanismo simple que involucra múltiples estructuras

Como puedes ver, el reflejo osteotendinoso es un mecanismo involuntario del cuerpo que se produce ante ciertos estímulos externos. Este mecanismo involucra diversas estructuras, las cuales deben funcionar sin problema alguno para que se dé con total normalidad.

Te podría interesar...
Los primeros momentos de una contractura: ¿cómo actuar?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Los primeros momentos de una contractura: ¿cómo actuar?

Los primeros momentos de una contractura son fundamentales para evitar que ésta se complique. Un tratamiento oportuno ayuda a disminuir esa posibil...




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.