Toda mi familia me llama "egoísta" por negarme a cuidar a los hijos de mi hermana

Cuidar a los hijos de un familiar es una ayuda inmensa, sin embargo, a veces puede generar discordia. Mira esto.
Toda mi familia me llama "egoísta" por negarme a cuidar a los hijos de mi hermana

Última actualización: 23 septiembre, 2022

En el instante en el que un nuevo bebé llega a la familia, todos los integrantes se alegran. Por lo tanto, se interesan en vivir múltiples momentos hermosos junto a ellos y transmitirles enseñanzas.

Además, están dispuestos a cuidarlos de vez en cuando para tenderles una mano amiga a los padres. Sin embargo, esa acción muchas veces puede convertirse en un problema complejo.

Algunos progenitores se olvidan de las responsabilidades de los demás y creen que sus familiares cercanos siempre tienen que acceder a quedarse con sus niños. Así mismo, en los momentos en los que ellos se niegan, los tratan de egoístas y se genera un conflicto.

Tal como ocurrió con 2 hermanas. Por eso, en este artículo te contamos todos los detalles de esta historia y las soluciones se pueden tener en cuenta para no afectar los vínculos.



La dificultad por la que están tratando a una hermana de egoísta

Liza, una mujer de 25 años, tiene una hermana llamada Amber, que es madre de un niño de 5 años y una pequeña de 3. Ella siempre ha intentado ayudarla al máximo. Es consciente de que no es para nada sencillo ser una madre soltera.

Desde el nacimiento del primer retoño, ha accedido a cuidar a sus sobrinos varias veces. Tanto así, que en algunas ocasioneslos ha tenido durante 3 fines de semana consecutivos.

Además de estar pendiente de que no les pase nada malo, le ha correspondido cocinarles, bañarlos y atender todas sus necesidades esenciales. No obstante, las 2 hermanas nunca acordaron unas condiciones específicas. A raíz de esa situación, Amber comenzó a ver a Liza como su niñera de confianza.

Por lo mismo, ha llegado a su casa sin previo anuncio y con la intención de que les cuide a sus retoños. Igualmente, en otras ocasiones, le ha avisado muy sobre el tiempo.

De acuerdo a ese actuar, Liza ha sentido que su tiempo libre está siendo vulnerado. Adicional a esto, que le ha tocado cancelar varios de los planes que ya tenía en mente.

En consecuencia, un día que Amber la llamó para indicarle que ya se encontraba en camino hacia su vivienda para que cuidara por un momento a sus angelitos, ella se enfadó. Le dijo que se devolviera a su hogar y que respetara sus espacios personales.

Amber le dejó de hablar. Además, sus padres también reprobaron su reacción y la encasillaron como una egoísta. Es así como Liza se encuentra muy golpeada a nivel anímico y, por lo mismo, quiere encontrar soluciones para apaciguarlo todo y evitar inconvenientes futuros.

Mujer a la que tratan de egoísta.


¿Qué se puede hacer en esos casos?

En primer lugar, es indispensable que las partes involucradas tengan un espacio de reflexión y se tranquilicen. Esto, con la intención de evitar decir palabras ofensivas que lo empeoren todo.

Por otra parte, es esencial que la cuidadora ocasional abra su corazón y le exprese sus emociones a la madre de los niños. Es así como puede hacerle entender lo que le agobia y dejarle en claro que no es una cuestión de egoísmo o falta de amor.

También es recomendable poner límites desde el principio para que a todos les queden claros los horarios en los que se puede prestar ayuda. Otra gran alternativa es contarle a la madre de los pequeños sobre las responsabilidades que se tienen que asumir a diario.

De igual manera, es crucial que se le ofrezcan soluciones adicionales a la progenitora para que no se sienta perdida. Entre estas, las más pertinentes pueden ser la contratación de una niñera o la afiliación a una guardería.

Por último, es muy útil estar pendiente de la mamá y de los hijos. De ese modo, se van a sentir queridos y detectar que nada es producto de la arrogancia, sino que hay veces que no es posible estar disponible.

Tía con sus sobrinos.
Te podría interesar...
“Amo a mi nieto, pero no soy su guardería”, sino le pagan, no cuidará a su retoño
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
“Amo a mi nieto, pero no soy su guardería”, sino le pagan, no cuidará a su retoño

Un abuelo comenzó a cuidar a su nieto cuando le pagaron 12 dólares por hora, pues considera que es un trabajo que implica responsabilidad.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.