¿Cómo cuidar la figura en Navidad?

El incremento de la masa grasa va siempre en contra de un buen estado de salud. Por ello, te recomendamos qué hacer para evitar dicha situación durante la Navidad.
¿Cómo cuidar la figura en Navidad?
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 10 Diciembre, 2020.

Última actualización: 10 Diciembre, 2020

Cuando se acerca diciembre, una de las grandes preocupaciones de la gente es cómo cuidar la figura en Navidad. Se trata de un periodo del año caracterizado por los excesos desde el punto de vista dietético. En las fiestas, es habitual consumir dulces, grandes cantidades de azúcar y alimentos en demasía. Por este motivo, te vamos a dar una serie de consejos para que evites deteriorar la composición corporal.

Para comprender la importancia de cuidarte de los excesos, debes partir del hecho de que incrementar la masa grasa del organismo está asociado al desarrollo de múltiples patologías de carácter crónico y complejo y no solo es una cuestión estética. Además, es posible disfrutar de la familia sin tener que renunciar a mantener una alimentación equilibrada.

Consejos para cuidar la figura en Navidad

Con las siguientes recomendaciones, te ayudaremos a conseguir el objetivo planteado, todo ello sin hacerte sufrir. ¡Toma nota!

1. Valora el ayuno intermitente

Durante el periodo de la Navidad, es habitual comer cantidades grandes de alimento, más de lo habitual. Por este motivo, podemos plantear una estrategia que consista en reducir el número de ingestas al día. El ayuno intermitente es magnífico en este sentido.

Este protocolo consiste en pasar al menos 16 horas sin consumir calorías. Retirar el desayuno y no comer nada desde la cena hasta el mediodía es la forma más práctica de llevarlo a cabo. No obstante, te recomendamos consultar con un nutricionista para que te ayude a evaluar esta alternativa.

De hecho, este modelo ha demostrado repercutir positivamente en la pérdida de peso y en los parámetros fisiológicos asociados a la salud metabólica. Así lo refleja un estudio que publicó la revista Clinical Nutrition ESPEN.

El ayuno intermitente no es una dieta, sino un protocolo.

Reduciendo las calorías que ingieres normalmente por la mañana, junto con una mayor oxidación de los lípidos en este momento del día, evitarás ganar peso aunque te excedas ligeramente en el resto de las comidas.

2. Trata de no consumir alcohol

El peor de los excesos cometidos durante la Navidad no tiene que ver con la comida, sino con el consumo de alcohol. Este tóxico afecta negativamente al funcionamiento del organismo. De hecho, hace que el hígado se resienta a medio plazo.

Por otra parte, la ingesta regular de bebidas alcohólicas genera un aumento del peso a partir del aporte de calorías vacías, según un estudio publicado en la revista Obesity. Incluso puede afectar también al riesgo de desarrollar diabetes, a partir de la promoción de los mecanismos inflamatorios.

De todos modos, si en algún momento decides consumir bebidas que contengan dicha sustancia, prefiere siempre el vino a la cerveza, y trata de restringir aquellas de alta graduación.

3. Evita los carbohidratos en las comidas principales

El consumo de dulce en el periodo de Navidad es algo habitual. Por este motivo, y con el objetivo de no renunciar a ello, hay que buscar estrategias que minimicen el impacto de una ingesta de azúcares tan elevada.

Por ello, te recomendamos que evites los alimentos con contenido de carbohidratos durante las comidas principales, al menos si tienes pensado ingerir turrones en el postre. De este modo, se disminuye el aporte de glúcidos totales, lo que repercutirá positivamente en la salud pancreática.

Al fin y al cabo, si la comida es copiosa y alta en proteínas y en grasas, el vaciado gástrico será lento. Esto reducirá la elevación de la glucemia —es decir, el azúcar en la sangre— derivada del consumo de dulces durante el postre.

Reducir el consumo de carbohidratos puede ayudar a cuidar la figura en Navidad.

Ten también en cuenta que las salsas cuentan con una densidad calórica elevada, así que contrólate con ellas. Es importante que la preferencia sea siempre aquel caldo que se genera a partir del cocinado de los alimentos e intentar restringir las de origen industrial.

¡Es posible cuidar la figura en Navidad!

A pesar de que la Navidad es una época de excesos, es posible cuidar la figura y que las comidas no afecten negativamente a la composición corporal. De este modo, además, la salud a medio plazo se verá beneficiada.

Con esta finalidad, te aconsejamos que pongas en práctica todos los consejos que te hemos ofrecido. No te resultará excesivamente costoso y generarán un beneficio evidente.

No obstante, piensa que el ayuno cuenta con ciertas limitaciones: se debe evitar en embarazadas, adolescentes y personas con algunas patologías. Por tanto, como dijimos con anterioridad, lo más aconsejable es planificarlo con un nutricionista.

Por último, no olvides que la práctica de ejercicio físico será siempre una herramienta imprescindible para garantizar el control del peso. En este sentido, te animamos a realizar tanto deporte como sea posible para mejorar la sensibilidad a la insulina y prevenir la obesidad.

Te podría interesar...
¿Cuál es el valor nutricional de las lentejas?
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
¿Cuál es el valor nutricional de las lentejas?

Las lentejas son legumbres que aportan varios beneficios al organismo derivados de su contenido en nutrientes. Conócelos a continuación.



  • Santos HO., Macedo RCO., Impact of intermittent fasting on the lipid profile: assessment associated with diet and weight loss. Clin Nutr ESPEN, 2018. 24: 14-21.
  • Chao AM., Wadden TA., Tronieri JS., Berkowitz RI., Alcohol intake and weight loss during intensive lifestyle intervention for adutls with overweight or obesity and diabetes. Obesity, 2019. 27 (1): 30-40.