Consecuencias del consumo en exceso de bebidas isotónicas

El consumo de bebidas isotónicas puede ser una estrategia eficaz para mejorar el rendimiento deportivo. Sin embargo, su ingesta en exceso conlleva ciertos riesgos.
Consecuencias del consumo en exceso de bebidas isotónicas
Sául Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Sául Sánchez Arias el 25 julio, 2021.

Última actualización: 25 julio, 2021

Aunque pueden resultar un recurso válido en ciertos momentos, el exceso de bebidas isotónicas puede llegar a ser muy perjudicial para el deportista, e incluso también para las personas sedentarias. Esta clase de productos están preparados para ser consumidos de forma puntual y bajo unas circunstancias muy concretas.

La composición puede ser diferente dependiendo de la marca. Normalmente, estas bebidas concentran en proporciones variables agua, azúcar, electrolitos y aditivos. Dentro de este último grupo destacan los colorantes, aunque también es posible encontrar edulcorantes artificiales.

Un exceso de bebidas isotónicas puede generar resistencia a la insulina

En medio o al término de una competición, resulta beneficioso el consumo de azúcar simple. De este modo, se puede prevenir la aparición de la fatiga o comenzar con el proceso de recuperación. Sin embargo, no conviene excederse con este tipo de nutrientes. Cuando se consumen en demasía o fuera del contexto deportivo, son capaces de generar efectos adversos sobre la salud.

Uno de ellos es la resistencia a la insulina, lo que se considera la antesala de la diabetes. De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Population Therapeutics and Clinical Pharmacology, una ingesta regular de bebidas con azúcar fomenta el desarrollo de la obesidad.

Hay que tener en cuenta que, aunque el azúcar en el contexto del deporte es necesario, suele ser mejor idea consumirlo por medio de sólidos. La fibra de estos alimentos reduce el impacto del carbohidrato sobre las glucemias, lo que asegura la buena función del páncreas a medio plazo.

Deportista se hidrata debido a la importancia del sodio en los deportes de resistencia.

Los aditivos también son problemáticos

Es posible encontrar bebidas isotónicas que cuentan con aditivos en su interior. Los más habituales son los colorantes y los edulcorantes artificiales. Estos últimos se añaden para mejorar el sabor sin tener que introducir mayor cantidad de azúcar. Sin embargo, son capaces de generar perjuicios, sobre todo a nivel gastrointestinal.

Según una investigación publicada en la revista Nutrients, los edulcorantes artificiales afectan a la densidad y a la diversidad microbiana del intestino. Una reducción de estos parámetros puede provocar la aparición de disbiosis por colonización de bacterias patógenas. A partir de aquí, el estado de salud se ve mermado.

Además, no todos los colorantes cuentan con la misma seguridad y salubridad. Algunos han sido introducidos con el paso de los años en la lista de sustancias prohibidas por los organismos de sanidad por incrementar la incidencia de algunas patologías crónicas.

Un exceso de bebidas isotónicas en exceso puede generar hipertensión

No es frecuente encontrar a deportistas hipertensos, pero las bebidas isotónicas las consumen muchas veces personas sedentarias. Estos individuos sí que pueden llegar a experimentar variaciones significativas en los niveles de tensión arterial, los cuales pueden alcanzar situaciones de peligro.

Las bebidas isotónicas contienen sal y azúcar, dos elementos que influyen sobre los valores de presión sanguínea. Además, si se ingieren calorías en exceso y se incrementa el peso corporal, el parámetro vascular se verá también afectado. Por este motivo, hay que evitar el consumo de estas bebidas en grandes cantidades.

Para alcanzar un buen estado de hidratación, la mejor opción siempre es el agua. En algún caso puede recurrirse a la leche o a las infusiones, pero las bebidas con azúcar han de evitarse en la medida de lo posible. Las isotónicas, por su parte, deben reservarse para los momentos en los que se realice actividad física, pero combinadas siempre con agua.

Un vaso de agua con limón puede aportar hidratación y fitonutrientes.

No se deben consumir bebidas isotónicas en exceso

Como has podido comprobar, no es recomendable consumir bebidas isotónicas en exceso. Estas cumplen una función dentro del contexto deportivo, pero tampoco han de ser el único líquido ingerido durante una prueba. Un exceso de sales minerales también puede repercutir de forma negativa sobre el rendimiento o sobre la salud.

En el caso de las personas sedentarias, la cosa se vuelve más problemática. Y es que las bebidas isotónicas tienen azúcares añadidos que pueden perjudicar al metabolismo a medio plazo. Cualquier disfunción a este nivel incrementará el riesgo de desarrollar obesidad, lo que se considera realmente peligroso para el organismo.

No obstante, es posible fabricar bebidas isotónicas caseras más saludables y de forma sencilla. Con agua, sal, azúcar y limón se obtiene un resultado que nada tiene que envidiar a los preparados comerciales.

Te podría interesar...
¿Cuáles son las dietas más populares?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cuáles son las dietas más populares?

Las dietas más populares pueden ser saludables si se plantean de forma que resulten equilibradas y variadas. ¿Cuáles son las más conocidas?



  • Razzaque M. S. (2020). Overconsumption of sugar-sweetened beverages: Why is it difficult to control? Journal of Population Therapeutics and Clinical Pharmacology = Journal de la therapeutique des populations et de la pharmacologie clinique, 27(2), e51–e57. https://doi.org/10.15586/jptcp.v27i2.678
  • Plaza-Diaz, J., Pastor-Villaescusa, B., Rueda-Robles, A., Abadia-Molina, F., & Ruiz-Ojeda, F. J. (2020). Plausible Biological Interactions of Low- and Non-Calorie Sweeteners with the Intestinal Microbiota: An Update of Recent Studies. Nutrients, 12(4), 1153. https://doi.org/10.3390/nu12041153