Ganas de vomitar: causas y remedios

Las trasgresiones alimentarias, el mareo por movimiento y el embarazo son algunas de las causas más frecuentes de las ganas de vomitar.
Ganas de vomitar: causas y remedios
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina.

Última actualización: 24 junio, 2022

Las náuseas, también llamadas ganas de vomitar, se definen como una sensación subjetiva que indica la proximidad del vómito. Por desgracia, este síntoma es muy común y puede aparecer en diversas situaciones. A continuación te hablaremos un poco más sobre sus causas y los remedios que puedes aplicar.

Las ganas de vomitar suelen acompañarse de otros síntomas:

  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza.
  • Gusto amargo en la boca.
  • Sudoración fría.

Además, pueden finalizar con la expulsión del contenido gástrico o no. El malestar causado por este síntoma tiende a desaparecer por sí solo al cabo de algunas horas.

También es posible aplicar ciertas medidas para aliviar los síntomas. No obstante, siempre se recomienda una evaluación médica si el malestar es muy intenso o perdura más de 1 día.

Causas de las ganas de vomitar

La mayoría de las causas de las náuseas tienen un origen benigno. Sin embargo, algunas veces puede tratarse de un problema serio que requiera atención especializada.

1. Alimentación

Tanto las comidas copiosas como la ingesta frecuente de alimentos con alto contenido en grasa puede causar la aparición de ganas de vomitar. Esto se debe a que retrasan el proceso de digestión, llevando a la aparición de una serie de síntomas, dentro de los cuales destacan las náuseas.

La intolerancia a algún componente de los alimentos también puede generar el malestar. En este sentido, las personas con celiaquía tendrán el síntoma al ingerir gluten, así como lo hacen los intolerantes a la lactosa cuando consumen lácteos.

Mujer intolerante a la lactosa con ganas de vomitar.
Los intolerantes a la lactosa pueden tener ganas de vomitar cuando ingieren un producto que no está deslactosado.

2. Problemas gastrointestinales

Una gran cantidad de enfermedades del sistema digestivo pueden conllevar ganas de vomitar como parte de sus manifestaciones clínicas. Algunas de las patologías más relevantes son la gastritis, el reflujo gastroesofágico y la pancreatitis.

Por su parte, las intoxicaciones alimentarias también son capaces de causar náuseas, así como diarrea, cólicos y malestar general. Las hemorragias digestivas, sobre todo las superiores, son otra causa frecuente de náuseas y vómitos de origen gastrointestinal.



3. Embarazo

El embarazo es una de las causas más comunes de las ganas de vomitar en las mujeres en edad fértil. Un estudio publicado en la revista BMJ Clinical Evidence establece que es frecuente observarlo en el primer trimestre del embarazo.

La mayoría de las mujeres comienzan a notar el síntoma partir de la semana 4, pudiendo desaparecer después de la semana 16. Aunque la causa exacta se desconoce, se cree que se debe a los cambios hormonales característicos de esta etapa.

4. Mareo por movimiento

El mareo por movimiento o cinetosis aparece cuando se viaja en coche, avión o barco y corresponde a otra causa común de náuseas. Cualquier persona puede presentar esta alteración, sin embargo, es más habitual en mujeres, niños y quienes toman ciertos fármacos.

Lo que ocurre es que existe una discordancia entre lo percibido por los receptores articulares, los ojos y el oído interno. En este sentido, el cuerpo puede percibir movimiento, pero los ojos no, lo que genera señales confusas para el cerebro.

5. Migraña

Las migrañas se definen como un dolor de cabeza de intensidad variable que tiende a durar varias horas y a presentar recurrencias. Las personas pueden presentar otros síntomas cuando la potencia de la molestia es muy alta, dentro de los cuales destacan las ganas de vomitar.

6. Enfermedades infecciosas

Las infecciones virales y las bacterianas son capaces de causar una gran cantidad de síntomas sistémicos. Algunos de los más resaltantes son la fiebre, el malestar general y, por supuesto, las ganas de vomitar.

De hecho, existen infecciones propias del tracto digestivo, como la gastroenteritis viral, que se manifiestan a través de náuseas. En este caso es importante acudir al médico cuanto antes para recibir el tratamiento adecuado y evitar la progresión de la infección.

7. Ansiedad y estrés

Los problemas psicológicos tienen la capacidad de generar manifestaciones físicas como parte del proceso de somatización. De hecho, un estudio de la revista Experimental Brain Research relacionó la aparición de náuseas con rasgos de ansiedad en los niños.

El estrés excesivo también puede ser responsable de la aparición de las ganas de vomitar. Esto se debe a que ambos trastornos generan cambios en el sistema nervioso autónomo y en ciertas hormonas.

8. Laberintitis

El laberinto es una estructura pequeña que se encuentra dentro del oído interno y participa tanto en mantener la postura como el equilibrio. Dicha parte anatómica se puede inflamar por múltiples razones, causando la laberintitis, y con ello la aparición de síntomas como náuseas y vértigo.



9. Resaca

La resaca aparece después de que una persona ingiere bebidas alcohólicas de forma excesiva. Los síntomas que se pueden presentar son muy variados:

  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Sed excesiva.
  • Malestar general.

Esta situación se debe a la deshidratación producida por el consumo de alcohol. Además del esfuerzo que realiza el hígado para eliminar la sustancia del organismo.

10. Algunos medicamentos

Todos los fármacos comercializados en la actualidad tienen la capacidad de generar efectos no deseados en quienes los consumen. Una de las reacciones adversas más comunes son las ganas de vomitar. Por fortuna, su intensidad es baja y desaparecen por sí solas.

Dentro de los medicamentos que más causan náuseas destacan los quimioterápicos usados para el tratamiento contra el cáncer. De hecho, una publicación de la revista Breast Cancer demostró que hasta el 44 % de las personas tratadas puede tener el síntoma en la fase aguda.

11. Esfuerzo físico intenso

Las ganas de vomitar y el vómito pueden aparecer al momento de realizar un entrenamiento físico intenso, sobre todo si las personas no cuentan con el estado corporal adecuado. Esto se debe a que los músculos generarán ácido láctico de forma excesiva y el organismo tratará de eliminarlo a través de múltiples medios, incluido el vómito.

12. Hipoglucemia

La disminución de los niveles de azúcar en sangre o hipoglucemia es otra de las causas comunes de náuseas y vómitos. El cerebro se nutre principalmente de glucosa, por lo que al disminuir su concentración en sangre, aparece la sintomatología característica.

13. Otras posibles causas de las ganas de vomitar

Las ganas de vomitar son un síntoma general que puede indicar la presencia de muchas otras patologías. Algunas de ellas de gravedad considerable.

Por fortuna, dichas afecciones son menos frecuentes, aunque siempre es necesario tenerlas en cuenta:

  • Vértigo.
  • Cáncer.
  • Apendicitis.
  • Ingesta de tóxicos.
  • Obstrucción intestinal.
  • Úlceras estomacales o duodenales.
Cicatriz de apendicitis.
Uno de los síntomas de inicio de la apendicitis es la náusea junto al dolor en el epigastrio, que luego migra a la zona baja del abdomen.

¿Qué hacer si tengo ganas de vomitar?

Primero es necesario tener en cuenta que las recomendaciones para aliviar las ganas de vomitar dependerán de su causa específica. Sin embargo, una de las medidas más empleadas es controlar la alimentación, evitando las comidas copiosas y grasosas.

El consumo de productos que contengan mucha agua es de utilidad. Por su parte, la ingesta de pequeñas cantidades de líquido y estar quieto durante varios minutos también puede ayudar a calmar los síntomas. En caso de presentar un sabor amargo en la boca, es posible usar enjuague bucal.

Por otro lado, es necesario evitar los alimentos con olores fuertes, la cafeína, el alcohol, las gaseosas y las comidas picantes. Estos alimentos pueden empeorar las náuseas y precipitar el vómito.

También existen ciertos fármacos para quitar las ganas de vomitar, como la metoclopramida. Sin embargo, comienzan a hacer efecto alrededor de 30 minutos después de su ingesta y no se recomienda su consumo sin la supervisión de un médico.

Las ganas de vomitar constituyen un síntoma común con múltiples causas

Las ganas de vomitar pueden aparecer por múltiples razones. La mayoría de las causas no son de gravedad, por lo que no ameritan un tratamiento específico. No obstante, siempre se recomienda consultar con el médico para hallar el origen del problema y evitar complicaciones.

Te podría interesar...
4 alimentos que ayudan a calmar las náuseas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
4 alimentos que ayudan a calmar las náuseas

Existe una serie de alimentos para calmar las náuseas. Te contamos cuáles son para que los incluyas en la dieta si sufres este problema.



  • Festin M. Nausea and vomiting in early pregnancy. BMJ Clin Evid. 2014 Mar 19;2014:1405.
  • Tarbell SE, Shaltout HA, Wagoner AL, Diz DI, Fortunato JE. Relationship among nausea, anxiety, and orthostatic symptoms in pediatric patients with chronic unexplained nausea. Exp Brain Res. 2014 Aug;232(8):2645-50.
  • Naito Y, Kai Y, Ishikawa T, Fujita T et al. Chemotherapy-induced nausea and vomiting in patients with breast cancer: a prospective cohort study. Breast Cancer. 2020 Jan;27(1):122-128.
  • Bruley des Varannes S, Liard F, Filoche L, Savarieau B. Les nausées : données actuelles [Nausea: Current view]. Presse Med. 2019 May;48(5):478-487.
  • Lacy BE, Parkman HP, Camilleri M. Chronic nausea and vomiting: evaluation and treatment. Am J Gastroenterol. 2018 May;113(5):647-659.
  • Veiga-Gil L, Pueyo J, López-Olaondo L. Postoperative nausea and vomiting: physiopathology, risk factors, prophylaxis and treatment. Rev Esp Anestesiol Reanim. 2017 Apr;64(4):223-232.