¿Por qué es importante la identidad social en niños?

La identidad social se establece mediante procesos de categorización, identificación y comparación. Determina un nosotros y un ellos. Te lo explicamos aquí.
¿Por qué es importante la identidad social en niños?
Maria Fatima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fatima Seppi Vinuales el 29 Mayo, 2021.

Última actualización: 29 Mayo, 2021

Todas las personas tienen un identidad, aquellos rasgos relativamente estables, pero también dinámicos, que nos hacen ser quienes somos. Sin embargo, somos con otros. Es decir, formamos partes de grupos. En ellos y a través de ellos desarrollamos ciertos aspectos que nos acompañan toda la vida. Por eso resulta importante el desarrollo de la identidad social en niños.

Al participar en grupos no solo pueden experimentar y conocer diferentes aspectos de su personalidad, sino que también se sienten queridos. Hay una relación con su autoestima.

¿Qué es la identidad social?

El concepto de identidad social ha sido abordado desde diferentes teorías. Desde los roles, desde la teoría de la identidad social propiamente dicha propuesta por Tajfel y desde la autocategorización del yo de Turner. Estas dos últimas son las más conocidas dentro del campo de la psicología social.

Lo que Tajfel sostuvo es que el autoconcepto de una persona se conforma de referencias individuales, pero son igual de importantes aquellas grupales, es decir, los elementos o aspectos que adoptamos de acuerdo a la pertenencia a ciertos grupos. Tajfel & Turner (1986) mencionaron que la identidad social parte del autoconcepto y esta percepción se deriva del conocimiento asociado a la pertenencia a un grupo.

Te puede interesar: Las 4 identidades del ego

¿Por qué es importante?

La identidad social es muy importante por diferentes motivos. Entre los más destacados está la pertenencia. En mayor o en menor medida los seres humanos somos sociables y necesitamos de otros.

Por otro lado, la identidad social también nos ayuda a desarrollar el registro del otro. Al participar de grupos y tener interacciones aprendemos a detectar cómo se sienten y cómo impacta nuestro comportamiento en ellos; es decir, aprendemos la empatía.

A su vez, adherimos a valores y creencias que pueden resultar muy positivas y que pueden motivarnos a la acción. Por ejemplo, grupos de cuidado del medio ambiente o deportivos, entre otros.

Asimismo, al relacionarnos ponemos en práctica habilidades sociales necesarias para responder de manera adecuada en contextos de interacción. Ser parte de algo más grande que nosotros hace que una persona se sienta integrada, importante y útil.

Niños en grupo desarrollan identidad social.
Las actividades grupales de los niños fomentan su empatía, contribuyendo al desarrollo de la identidad social.

¿Cómo se desarrolla la identidad social en los niños?

Según Tajfel, la formación de la identidad social se realiza en etapas. A continuación las detallamos.

1. Categorización

Por una cuestión de economía del pensamiento, los seres humanos tendemos a la categorización. Del mismo modo, tendemos a atribuir determinadas características o rasgos a ciertos grupos.

En el caso de los niños serán los amigos del jardín, los del barrio, los amigos con los que juego a algo. Al establecer un nosotros, también establecemos un ellos.

2. Identificación

Se refiere al hecho de sentirse a gusto y cercano a determinados valores, intereses y atributos de los grupos sociales. Es decir, identificarse con ellos.

3. Comparación

De la mano de la categorización, que establece un ellos versus nosotros,  también surge la comparación con los demás. A través de ella los grupos tienden a exagerar o sobrevalorar sus rasgos considerados positivos e infravalorar y exagerar los rasgos negativos de otros.

Este es uno de los puntos más interesantes de la teoría de Tajfel. Es la base desde la que explica los prejuicios y los estereotipos, así como su modo de funcionamiento.

El desarrollo de la identidad en niños también pasa por diferentes etapas. En principio tenemos que comprender que el pequeño se siente plenamente identificado con su madre o la figura que lo cuida. Hay una especie de simbiosis a partir de la que le cuesta reconocerse como diferente.

Te puede interesar: Qué es el autoconcepto

¿Cómo trabajar la identidad social en los niños?

Tal como mencionamos, el desarrollo de la identidad social es importante. Está vinculado no solo con el autoconcepto, sino también con la autoestima y el sentimiento de pertenencia. De modo que es importante favorecerlo en el desarrollo de los niños y las niñas.

Por ejemplo, para trabajar la identidad social en los niños se pueden reforzar aquellos comportamientos que resultan positivos en las interacciones con los demás. En las situaciones de juego, al compartir un juguete o al incluir a todos sus compañeros.

Por último, no hay que olvidar que la identidad social también surge en relación a, es decir, por pertenencia a un grupo que tiene tales características y no a otro. Aquí es muy importante considerar el respeto por la diversidad y prevenir las situaciones de discriminación.

Por otro lado, prevenir aquellas situaciones en las que los niños quedan absorbidos por el grupo y siguen comportamientos de masa es clave. Es necesario promover la autonomía y la toma de decisiones responsables.

Niños en grupo.
Las actividades grupales deben educar desde el compartir y el refuerzo de las actitudes positivas, evitando la discriminación.

Una parte del yo depende del nosotros

Más allá de lo comentado, en la identidad social se juega un componente muy importante como lo es el ser querido, apreciado y valorado. Un niño se sentirá de ese modo, podrá quererse, apreciarse y valorarse si también siente que es percibido de dicho modo por las personas que lo rodean y le importan.

Por otro lado, el autoconcepto (la imagen y valoración que tenemos de nosotros mismos) también pasa por el filtro de los demás. De allí que la identidad social sea importante.

En este punto, acompañar a los niños a que formen parte de distintos grupos no solo es fuente de autoestima, sino también de orgullo y pertenencia. Permitirá el despliegue de la creatividad y el desarrollo de distintos aspectos de la personalidad.

Por último, no debemos olvidar que la participación en grupos fortalece valores tales como la colaboración, la ayuda mutua, lo colectivo y lo comunitario. Valores que se presentan como necesarios en nuestras sociedades.

Te podría interesar...
10 frases que se les deben decir a los niños frecuentemente
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
10 frases que se les deben decir a los niños frecuentemente

Conoce frases útiles que decir a los niños frecuentemente y mejora tanto su autoestima como su respuesta ante las adversidades.



  • Guanipa Ramírez, Luis F., & Angulo Giraldo, Miguel Ángel. (2020). La identidad social en la educación: hacia una participación ciudadana. Desde el Sur12(1), 155-166. https://dx.doi.org/10.21142/des-1201-2020-0010
  • Scandroglio, Bárbara, & López Martínez, Jorge S., & San José Sebastián, Ma. Carmen (2008). La Teoría de la Identidad Social: una síntesis críticade sus fundamentos, evidencias y controversias. Psicothema, 20(1),80-89.[fecha de Consulta 25 de Mayo de 2021]. ISSN: 0214-9915. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=72720112