Índice aterogénico: ¿para qué sirve?

El índice aterogénico es un cálculo que se realiza para medir el riesgo de aterosclerosis. Se utilizan los valores de colesterol de la analítica para obtener una cifra que nos orienta sobre el riesgo cardiovascular. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre él.
Índice aterogénico: ¿para qué sirve?
Elisa Martin Cano

Escrito y verificado por la médica Elisa Martin Cano.

Última actualización: 24 octubre, 2022

El índice aterogénico es un cálculo que se realiza para estimar el riesgo de que las arterias se obstruyan y se desarrolle aterosclerosis. Esta estimación es bastante usual, y se hace tomando en cuenta los valores de colesterol en sangre.

En tal sentido, las cifras obtenidas nos orientan sobre el estado de nuestras arterias, por lo que resulta muy conveniente para un diagnóstico oportuno y para prevenir problemas mayores. Sigue leyendo y te contamos más datos interesantes sobre el índice aterogénico que deberías conocer.

¿Qué es la aterosclerosis?

La aterosclerosis es el depósito de sustancias grasas, en este caso de colesterol, dentro de las arterias. La función de los vasos sanguíneos es transportar la sangre que nutrirá de oxígeno a las células de todos los tejidos.

Además, recogerán dióxido de carbono resultante del metabolismo de las células para llevarlo hasta los pulmones, para que pueda ser eliminado del organismo.

Cuando el colesterol se deposita y se acumula en los vasos sanguíneos, ocluye poco a poco la luz del vaso. Si esta acumulación no se frena, pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que el vaso en cuestión se termine obstruyendo totalmente en el lugar del depósito. Esto conllevará a que las zonas del organismo a las que este vaso nutría se queden sin su aporte necesario de oxígeno. Las células de estos tejidos irán muriendo lentamente y el órgano del que forman parte perderá funcionalidad.
  2. Que este material depositado se despegue de las paredes y viaje por los vasos. Este fragmento, conocido como émbolo, llegará a vasos sanguíneos de menor calibre donde se atascará taponando la circulación. Ocurrirá, por tanto, lo mismo que en el caso anterior, pero de forma brusca. Provocará lo que conocemos como infarto.

Además de la oclusión, el depósito de grasas en las paredes de los vasos también provoca que estas se tornen duras y rígidas. Esto, unido al aumento de presión sanguínea por el menor espacio que tiene la sangre para circular, incrementa el riesgo de rotura de venas y arterias.

¿Qué es el índice aterogénico?

La ateroclerosis es un proceso multifactorial; no obstante, las alteraciones del metabolismo lipoproteico tienen un gran protagonismo, representando cerca del 50 % del riesgo en el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

Por otra parte, se considera que la evaluación del riesgo coronario no se puede basar exclusivamente en el nivel del colesterol. De allí que, para tratar de ser más precisos en la predicción de la enfermedad cardiovascular, se usan varios índices o cocientes lipoproteicos.

Entre estos se encuentra el índice aterogénico o de Castelli. Este es un cálculo matemático que refleja la relación entre el colesterol total y el colesterol HDL que hay en la sangre. Mediante esta fórmula podremos conocer el riesgo de aterosclerosis de una persona, además del de enfermedad arterial coronaria, según investigaciones.

¿Cómo se calcula el índice aterogénico?

La fórmula matemática para calcular el índice aterogénico consiste en utilizar el valor de colesterol total en miligramos como numerador, y dividirlo por el valor de colesterol HDL -en miligramos- en el denominador.

Aterosclerosis e índice aterogénico
El índice aterogénico nos ofrece un panorama de la obstrucción que podría causar el colesterol en las arterias.


¿Cómo interpretar los resultados?

Niveles altos de colesterol HDL -también llamado colesterol bueno– en relación con el colesterol total, equivale a un índice aterogénico bajo, y por lo tanto, un menor riesgo de aterosclerosis.

Por el contrario, unos niveles bajos de HDL en proporción a los niveles totales de colesterol, darán un índice aterogénico alto y mayor riesgo de aterosclerosis.

¿Cuáles son los valores de referencia del índice aterogénico?

Encontramos tres tipos de riesgos con base en los resultados del índice:

  • Mínimo: cuando el valor que se obtiene es menor a 3,5, las probabilidades de padecer alguna enfermedad cardiovascular es baja o casi nula.
  • Moderado: si los valores se encuentran entre el rango de 3,5 a 4,5, se deben controlar los niveles de colesterol y utilizar estrategias de prevención. 
  • Máximo: aquellas personas con valores superiores a 4,5 se deben monitorizar constantemente. En este caso, es necesario aplicar medidas para que desciendan los niveles de colesterol, con miras a evitar que aparezca enfermedad en los vasos, o en su defecto, para estabilizar la patología ya instaurada.

Además de estos valores de referencia, en el riesgo de presentar aterosclerosis también influye el sexo de la persona. Así, en los varones el riesgo grave se considera desde 4,5 puntos en el índice aterogénico; mientras que en las mujeres se considerará a partir de 4.

¿Cómo puedo disminuir el índice aterogénico?

Aunque contamos con medicamentos capaces de disminuir el colesterol sanguíneo, antes de llegar a ellos hay otras medidas y cambios en el estilo de vida que cada uno puede realizar. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Una dieta adecuada: debe ser rica en frutas y vegetales. Se deberá prestar atención a los productos que contengan azúcares refinados y grasas. Una dieta sana y variada ayudará a controlar los niveles de colesterol malo en la sangre.
  • Evitar el tabaco: las personas fumadoras tienen un riesgo mucho mayor de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Según un estudio de revisión, esta asociación se debe a un mayor estrés oxidativo, inflamación vascular, agregación plaquetaria y alteración del perfil lipídico, entre otros efectos.
  • Realizar ejercicio: un ejercicio constante y adecuado a las capacidades y necesidades de cada persona.
El índice aterogénico puede modificarse con una dieta saludable
Existen muchos hábitos de vida saludables que pueden implementarse para disminuir el riesgo aterogénico.


Consultar el índice aterogénico con tu médico

En caso de que alguno de nuestros controles analíticos salga alterado, revelando un índice aterogénico alto, será el especialista el que aconseje al paciente sobre las medidas a llevar a cabo. El profesional decidirá si es necesario comenzar un tratamiento farmacológico.

Como siempre, es importante llevar un estilo de vida saludable, lo que está en manos de cada uno. Con esto evitaremos en gran parte desarrollar problemas metabólicos de todo tipo, como diabetes o patologías cardiovasculares.

Te podría interesar...
¿Cómo debes comer para controlar el colesterol alto?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo debes comer para controlar el colesterol alto?

Para controlar el colesterol alto es importante saber cómo comer. Descubre algunas recomendaciones claves para mejorar tu dieta.



  • Pinto X. Therapies for Type 1 and Type 2 diabetes View project. 2018 [cited 2020 Mar 27]; Available from: http://zl.elsevier.es.
  • Utilidad del índice aterogénico en la predicción de enfermedad coronaria prematura - ScienceDirect [Internet]. [cited 2020 Mar 27]. Available from: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0214916807741876.
  • Influencia del consumo de tabaco, actividad física, alimentación y edad en los valores de diferentes índices aterogénicos en población mediterránea española - Dialnet [Internet]. [cited 2020 Mar 27]. Available from: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4975437.
  • Siasos G, Tsigkou V, Kokkou E, Oikonomou E, Vavuranakis M, Vlachopoulos C, Verveniotis A, Limperi M, Genimata V, Papavassiliou AG, Stefanadis C, Tousoulis D. Smoking and atherosclerosis: mechanisms of disease and new therapeutic approaches. Curr Med Chem. 2014;21(34):3936-48. doi: 10.2174/092986732134141015161539. PMID: 25174928.
  • Wu J, Zhou Q, Wei Z, Wei J, Cui M. Atherogenic Index of Plasma and Coronary Artery Disease in the Adult Population: A Meta-Analysis. Front Cardiovasc Med. 2021 Dec 16;8:817441. doi: 10.3389/fcvm.2021.817441. PMID: 34977202; PMCID: PMC8716758.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.