Insulinoma: causas, síntomas y tratamientos

Un insulinoma es un tumor del páncreas, formado por el tipo de células encargadas de la producción de insulina. ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cómo se realiza el diagnóstico? ¡Descúbrelo!
Insulinoma: causas, síntomas y tratamientos
Galo Flores

Escrito y verificado por la médica Galo Flores.

Última actualización: 30 enero, 2021

El insulinoma es un tipo de tumor que se localiza en el páncreas. Se manifiesta por episodios de niveles bajos de azúcar, causados por una producción elevada de insulina. En general, es un tumor benigno y único.

Los pacientes afectados suelen tener el descenso de glucosa cuando se encuentran en ayunas. Estos episodios se conocen con el término médico «hipoglucemia». ¿Cuáles son sus causas y tratamientos? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el insulinoma?

Un insulinoma es un tumor del páncreas, formado por el tipo de células encargadas de la producción de insulina. De cada 10 personas con este padecimiento, en 9 se encuentra un tumor único. Sin embargo, la mayor parte de las veces son benignos, es decir, que no son de tipo canceroso.

De acuerdo con información publicada en Encyclopedia of Endocrine Diseases, solo el 10 % de los casos son de tipo maligno. Y aunque puede parecer a cualquier edad, con frecuencia ocurre en aquellos que están entre los 40 y 50 años de edad. 

¿Qué es el insulinoma?
El insulinoma es un tumor en el páncreas que, a menudo, es benigno.

¿Cuáles son sus causas?

Se desconocen las causas por las que se forma un insulinoma. Solo se conoce con precisión que está formado por las células beta de los islotes, que son las encargadas de producir la insulina. Estos islotes se distribuyen de forma uniforme por todo el páncreas.

Síntomas de insulinoma

Recordemos que un insulinoma es un tumor productor de insulina. De esta forma, podemos deducir cuáles son los síntomas que produce. La producción excesiva de insulina provoca en las personas los signos clásicos de un evento de hipoglucemia, los cuales son por lo regular los siguientes: 

  • Debilidad.
  • Palidez.
  • Temblor fino de las manos.
  • Mareo.
  • Sudoración fría.
  • Palpitaciones.

En los casos de hipoglucemia grave pueden aparecer, además de los síntomas anteriores, manifestaciones clínicas como:

  • Alteraciones visuales.
  • Confusión.
  • Somnolencia.
  • Cambios súbitos de conducta.
  • Coma hipoglucémico.

Es importante resaltar que en 7 de cada 10 pacientes, estos síntomas se presentan en ayunas.

¿Cómo se diagnostica un insulinoma?

La mayoría de los pacientes con insulinoma tienen los síntomas clásicos de hipoglucemia en ayunas o después de hacer ejercicio. En casos raros, los síntomas se pueden presentar después de ingerir alimentos. El diagnóstico médico consta de dos etapas. La primera requiere que el paciente cumpla con los siguientes tres criterios:

  • Hipoglucemia (glucosa en sangre < 50 mg/dL).
  • Síntomas neurológicos de hipoglucemia (debilidad, mareo, confusión, somnolencia).
  • Resolución de los síntomas al administrar glucosa. 

Entonces, en los pacientes adultos que están presentes los dos primeros criterios, se realizan pruebas de laboratorio durante un periodo de ayuno de 72 horas. Estas pruebas de sangre incluyen mediciones de:

  • Glucosa.
  • Insulina.
  • Péptido C.
  • Pro-insulina.

Estas últimas dos sustancias nos hablan sobre los pasos de la producción de insulina, antes de convertirse en insulina en su forma activa. Su utilidad en las pruebas diagnósticas es muy valiosa, ya que de forma indirecta nos indican la cantidad de insulina que se produce.

Una vez que el médico ha determinado – por los resultados de las pruebas de sangre – que el diagnóstico más probable es un insulinoma, la siguiente etapa es localizarlo. Para ello se realizan estudios de imagen por:

  • Tomografía axial computarizada.
  • Resonancia magnética.
  • Ultrasonido (poco recomendado por ser menos preciso). 
¿Cómo se diagnostica un insulinoma?
Ante la presencia de un insulinoma, la opción terapéutica de preferencia es la cirugía.

Con los resultados de diversos estudios en pacientes con esta condición, se ha determinado que 9 de cada 10 tiene un insulinoma menor a 2 centímetros de diámetro. Una vez ubicado, y en cuanto se comprueba que se trata de un tumor solitario, se puede iniciar el tratamiento. 

Como se trata de un tumor que está produciendo y liberando insulina, la terapéutica por lo regular es quirúrgica. En algunos casos, se emplean medicamentos, pero esto dependerá de las características del tumor o de alguna condición médica de la persona.

Una vez localizado el tumor en el páncreas mediante estudios de imagen, la cirugía consiste en retirar el insulinoma junto con el tejido del páncreas que lo rodea. Una vez realizada la extirpación, la muestra de tejido se envía a un análisis con microscopio para comprar que no se trata de una forma maligna.

Es importante recordar que, como se mencionó anteriormente, 1 de cada 10 insulinomas puede ser maligno. De ser así, existen opciones de tratamiento médico.

Lee también: Tratamiento de la hipoglucemia: causas y peligros

¿Qué hay que recordar sobre el insulinoma?

Es muy importante dejar claro que no todos los casos de hipoglucemia se deben a un insulinoma. Hay otras causas que el profesional de la salud debe descartar antes de iniciar el proceso de diagnóstico de un tumor productor de insulina.

Por esta razón, la recomendación ante un cuadro de hipoglucemia es acudir a una consulta para evaluar cada caso en particular. Algunos desequilibrios hormonales pueden manifestarse como hipoglucemia en personas que no se conocen enfermas.

También hay que diferenciar la hipoglucemia en personas que ya tienen un diagnóstico de diabetes. En los pacientes no diabéticos, las causas de los niveles bajos de azúcar pueden ser diferentes en comparación con alguien que padece diabetes tipo 1 o tipo 2. 

Por otro lado, el uso de algunos medicamentos o el consumo excesivo de alcohol puede producir dicho descontrol de glucosa. Así pues, ante cualquier cuadro de este tipo, es necesario acudir al médico o especialista para recibir una evaluación profesional. Una vez determinado el diagnóstico, se determinará cuál es el mejor tratamiento.

Te podría interesar...
¿La insulina puede afectar al cerebro?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿La insulina puede afectar al cerebro?

La insulina es una hormona natural necesaria para el correcto funcionamiento del organismo. ¿Cómo afecta la insulina al cerebro? Aquí te lo contamo...



  • Zandee, W. T., & de Herder, W. W. (2019). Insulinoma. In Encyclopedia of Endocrine Diseases (pp. 58–62). Elsevier. https://doi.org/10.1016/b978-0-12-801238-3.65228-5
  • Shin JJ, Gorden P, Libutti SK. Insulinoma: pathophysiology, localization and management. Future Oncol. 2010;6(2):229-237. doi:10.2217/fon.09.165
  • Zhuo F, Anastasopoulou C. Insulinoma. [Updated 2020 Jun 27]. In: StatPearls. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK544299/
  • Okabayashi T, Shima Y, Sumiyoshi T, Kozuki A, Ito S, Ogawa Y, Kobayashi M, Hanazaki K. Diagnosis and management of insulinoma. World J Gastroenterol 2013; 19(6): 829-837 Available from: URL: http://www.wjgnet.com/1007-9327/full/v19/ i6/829.htm
  • Pedro Pineda B. Hipoglicemia endógena. estudio y manejo. Revista Médica Clínica Las Condes [Internet]. Elsevier BV; 2013 Sep;24(5):839–44.