Le quitaron un hijo de los brazos al nacer, se reunió con él después de 48 años

Unos padres condenaron a su hija a sufrir la ausencia más dolorosa de la vida, sin embargo, la esperanza la llevó a recuperar a su mejor cómplice.
Le quitaron un hijo de los brazos al nacer, se reunió con él después de 48 años

Escrito por Nicolas Forero Sabogal, 19 septiembre, 2021

Última actualización: 20 septiembre, 2021

A nivel mundial, es elevado el número de casos en los que han separado a una madre de su hijo de manera injusta. De ese modo, los hacen perder el rastro y los someten a vivir con una ausencia permanente e irreemplazable.

Así le ocurrió a Thuy-Nga Thi Nibblett, una mujer originaria de Vietnam que quedó embarazada a los 16 años, después de tener un romance con un soldado estadounidense. Sin embargo, el hombre fue trasladado a otro país por cuestiones de trabajo y nunca se enteró de que iba a ser papá.

A causa de ello, a la mujer le tocó asumir el reto de enfrentar el embarazo sola. No obstante, el problema mayor llegó cuando le informó a sus padres que estaba esperando un bebé y que sería madre soltera.

Esto fue debido a que reprobaron de manera airada el suceso. Pues, en tiempos anteriores, esa sociedad rechazaba que una mujer se enamorara de un americano y que quedara embarazada sin estar casada.

Por esa razón, los padres de Nibblett tomaron una serie de decisiones crueles para deshacer los vínculos. En primer lugar, rompieron todos los registros de identificación de la mujer y le cerraron todos los canales de comunicación para que nunca volviera encontrar al hombre.

Le quitaron un hijo.
Imagen tomada de CBN News.

Además, cuando el niño nació, lo interceptaron a escondidas y lo llevaron a un orfanato. Adicional a ello, para que en la entidad recibieran al menor, se inventaron que los padres biológicos habían muerto.

El destino del menor

Thuy-Nga Thi Nibblett nunca logró saber dónde quedaba el orfanato al que habían llevado a su hijo. Debido a ello, al poco tiempo, una pareja estadounidense adoptó al niño e iniciaron una vida con él en el país americano.

Así, le tocó crecer en el medio de una cultura distinta a sus orígenes y sin saber quién era su madre biológica. Pero, a pesar de ello, siempre conservó el deseo de lograr encontrar a la mujer que lo trajo al mundo.

Por su parte, Nibblett también siempre estuvo buscando la forma de localizar a su hijo. Tanto así, que después de la separación se fue a vivir a Estados Unidos y en el 2015 inscribió sus datos en una empresa encargada de realizar estudios de ADN.

Asimismo, en 2017 el hijo identificado como Kirk Kellerhals se sometió a estudios de ADN para ver si contaba con la suerte de encontrar a su mamá y resolver todas las dudas.

El reencuentro entre madre e hijo

A las pocas semanas de que Kirk se realizó la prueba, la entidad encargada lo contactó para notificarle que habían encontrado a su madre. De esa manera, le brindaron el número de contacto para que coordinaran el encuentro que a lo largo de toda su vida habían esperado.

Fue así como después de 48 años, Nibblett pudo volver a abrazar a su hijo y demostrarle todo su amor. Además, en la actualidad están conociendo todo lo que ha pasado con sus vidas y viviendo un sinfín de momentos llenos de la felicidad que siempre soñaron.

Imagen tomada de CBN News.


El vínculo entre una madre y un hijo siempre es intenso

A pesar del desconocimiento, la distancia y la ausencia a lo largo del tiempo, cuando madre e hijo se reencuentran sienten una conexión inseparable. En ese momento experimentan lo que es el amor, la complicidad y el apoyo más sincero del mundo.

Un hijo es el motor de la vida de una madre. Por eso, en el reencuentro sienten que su vida por fin toma el rumbo que las llena de un bienestar y una motivación inagotable.

Te podría interesar...
¿Cómo lograr una buena relación madre e hijo?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Cómo lograr una buena relación madre e hijo?

Las relaciones no siempre son fáciles de llevar, especialmente con los hijos. ¿Cómo lograr una buena relación madre e hijo? Aquí te damos algunos c...