Mamá se mudó al asilo donde estaba su hijo de 80 años de edad

Una madre de 98 años tomó la decisión de internarse en un asilo para seguir compartiendo su vida junto a su hijo. ¡Descubre su vínculo inseparable!
Mamá se mudó al asilo donde estaba su hijo de 80 años de edad

Última actualización: 27 enero, 2022

Las madres siempre están dispuestas a hacerlo todo por un hijo, pues su objetivo principal es que se encuentren bien. Además, permanecen junto a ellos sin importar las circunstancias.

De la misma manera, madre e hijo construyen una relación única e irrompible. Puesse convierten en los cómplices inseparables que se cuidan y buscan los medios para evolucionar juntos.

Así lo demostraron Ada y Tom, una madre y un hijo que durante toda la vida han construido un vínculo especial. A continuación revelamos los detalles de esta conmovedora historia.

La mudanza de una mamá a un asilo

Tom es un hijo de 80 años que pasa sus días en un asilo de Liverpool. Esto, debido a que en ese lugar se encargan de atender de manera detallada cada una de sus necesidades.

Sin embargo, durante toda su vida se caracterizó por estar en todo momento cerca de su madre. Pues juntos siempre encontraban la mejor manera de divertirse, aliviarse el alma y sentirse muy felices.



A causa de ello, Ada, la madre de 98 años de edad, tomó la decisión de viajar hasta Liverpool. Su voluntad era unirse al asilo en el que estaba su hijo para poder seguir disfrutando de los días juntos.

De esa manera, los funcionarios del hogar la aceptaron de la mejor manera. Pues desde el principio notaron que existía una gran conexión entra la madre y el hijo.

La madre y el hijo en el asilo

De ese modo, hoy en día Ada y Tom pasan los días juntos jugando a las cartas, que ha sido su pasatiempo favorito durante toda la vida. Asimismo, disfrutan viendo las series televisivas que tanto los emocionan a los dos.

Por su parte, los nietos se encargan de visitarlos de manera recurrente para hacerles sentir que en todo momento estarán pendientes de lo que les suceda. Además, les manifiestan que se sienten felices de que ellos estén en un lugar en el que los cuiden y les permitan compartir como tanto les gusta.

De igual manera, los trabajadores del asilo han comunicado que se sienten alegres de poder satisfacer los deseos de Ada y Tom. Asimismo, que ellos dos han sido un gran ejemplo del amor que siempre debe fluir entre una madre y un hijo.

Es así como día a día, Ada y Tom siguen viviendo juntos los momentos más especiales. De ese modo, cada vez tienen una relación más fuerte e inseparable.

El cariño de Ada y Tom


Mamá, la mujer que está presente durante toda la vida

Una madre es la persona que desde el primer momento está dispuesta a entregar hasta su vida por su hijo. Pues todo lo que quiere es que a él no le falte nada y siempre pueda estar rodeado de bienestar.

Por esa razón, en todas las situaciones demuestran el gran compromiso que tienen con sus hijos. Esto, ya que son las personas que se encargan de guiarlos, cuidarlos y hacerles vivir las mejores vivencias.

Te podría interesar...
Carta a mi madre, por su amor verdadero
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Carta a mi madre, por su amor verdadero

En esta carta a mi madre expreso toda la admiración y el amor que le tengo. Seguramente te sentirás indentificado. ¡Sigue la lectura!



  • Sempere J. Acosta A. Abdallah S. Ortí M. Enfoques sobre bienestar y buen vivir [Internet]. Madrid: CIP-Ecosocial; 2010. [citado 17 de enero de 2022].