Manchas rojas en el glande: ¿por qué aparecen?

Para evitar tener manchas rojas en el glande, lo primordial es realizar una buena higiene íntima que ayude a evitar las infecciones. ¿Por qué puede aparecer este problema? Aquí lo detallamos.
Manchas rojas en el glande: ¿por qué aparecen?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Carmen Martín

Última actualización: 27 septiembre, 2022

Las manchas rojas en el glande son un síntoma relativamente frecuente que puede aparecer de múltiples maneras y por causas variadas. Suelen ser transitorias y se resuelven por sí solas, ya que se deben a algún golpe o erosión durante las relaciones sexuales.

No obstante, es lógico que cualquier hombre se asuste al observarlas. De hecho, lo ideal es consultar siempre al médico, ya que pueden ser síntoma de alguna patología importante o de una enfermedad contagiosa.

El glande es la parte final del pene, un poco más gruesa y de color rosado. Es una zona muy sensible, que tiende a irritarse con facilidad y que, además, es susceptible a muchas patologías.

La mayoría de los problemas de esta zona tienen relación con la higiene. En este artículo explicamos otras de las razones frecuentes por las que aparecen manchas rojas en el glande y qué debes hacer para poder solucionarlo.

Manchas rojas en el glande por mala higiene

Como bien sabemos, mantener una higiene adecuada es la primera medida para evitar muchas patologías infecciosas. Esto es aún más importante cuando se trata de los genitales, pues es una zona que facilita que se proliferen las bacterias y los hongos.

Las manchas rojas en el glande se relacionan con una mala higiene, principalmente, porque esta situación suele conducir a una infección por Candida o por bacterias como los estreptococos.

Manchas rojas en el pene
Las manchas rojas en el pene pueden estar causadas por una mala higiene. Esto, a su vez, puede conducir a infecciones por hongos o bacterias.

En el caso de la candidiasis, las manchas rojas suelen acompañarse de una sensación de ardor y quemazón. Del mismo modo, tener relaciones sexuales se vuelve doloroso y el pene suele estar más inflamado y enrojecido.

No obstante, es importante saber que la candidiasis también puede aparecer por otros motivos que no estén relacionados con la higiene. Por ejemplo, es normal que ocurra cuando se mantienen relaciones sin preservativos o tras haber hecho un tratamiento antibiótico.

Las infecciones bacterianas son bastante comunes, y suelen acompañarse de síntomas específicos, como un mal olor muy fuerte. Además, puede haber supuración por la uretra, que varía según la bacteria que lo haya causado.

¿Qué se puede hacer para mejorar la higiene?

Para prevenir las infecciones, es esencial mantener una higiene diaria con jabón y agua tibia. Si se suda mucho, lo recomendable es incluso hacerla dos veces al día. Y, por supuesto, lo ideal es utilizar preservativo al mantener relaciones sexuales para evitar cualquier posible contagio.



Otras causas de manchas rojas en el glande

Las manchas rojas en el glande también aparecen, con bastante frecuencia, por el sexo. Como ya hemos comentado, el glande es una zona sensible, y la piel se puede erosionar debido a la fricción. De hecho, aunque la mayoría de personas lo vea extraño, es una zona en la que puede haber hematomas.

Estos pequeños hematomas pueden deberse al usar ciertos juguetes sexuales, por ejemplo. Lo normal es que desaparezcan al pasar un par de días y que causen un dolor limitado.

Causas de las manchas rojas en el pene
Otras causas de las manchas rojas en el pene pueden ser las lesiones o fricciones que se dan durante las relaciones sexuales. En pocos casos, están causadas por enfermedades graves como el cáncer.

Por otra parte, las manchas rojas pueden ser síntoma de una reacción alérgica, como en cualquier otra parte del cuerpo. Muchos hombres son alérgicos a ciertas sustancias presentes en los geles o jabones. Incluso, puede deberse al tejido de la ropa interior.

Cuando se trata de alergia, las manchas rojas en el glande se acompañan, generalmente, de picor en la zona. Desaparecen en cuanto deja de tenerse contacto con la sustancia a la que se es alérgico.

Además de las causas ya mencionadas, existen otras razones que son producto del contagio por contacto íntimo o por determinadas condiciones genéticas como el herpes, el molusco contagioso, la sarna, la dermatitis de contacto, la balanitis, la tiña inguinal, la psoriasis y el eczema genital, entre otras.



Manchas rojas en el glande por causas severas

Aunque se trate de algo menos frecuente, estas manchas pueden ser síntoma de una patología más grave, como el cáncer. De hecho, es importante sospecharlo en los casos en los que no ha habido relaciones sexuales cercanas o no hay otros síntomas como el escozor o el picor.

Numerosos estudios afirman que el carcinoma escamoso es el cáncer más frecuente en el pene. Este tipo de cáncer se expresa, a menudo, con manchas rojas en el glande, y es importante detectarlo a tiempo para que el tratamiento sea más efectivo.

Existe una forma precoz de cáncer muy característica de esta zona que recibe el nombre de eritroplasia de Queyrat. Hay tratamientos médicos y quirúrgicos disponibles, pero lo más importante es acudir tempranamente al especialista para el diagnóstico, que requiere una biopsia.

Otra afección que puede presentar una o varias lesiones rojizas o marrones, es la sífilis, una infección de transmisión sexual. Que aunque tiene tratamiento y exámenes específicos para detectarla, a veces pasa inadvertida en la primera fase pues esas manchas o lesiones pueden desaparecer solas.

Pero la enfermedad mantiene su curso y seguirá provocando síntomas con el tiempo que es mejor no ignorar para evitar complicaciones.

Esto es especialmente importante debido al aumento de su incidencia en algunas zonas. Según un informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (España), la incidencia ha aumentado considerablemente en los últimos años. En el año 2019 se registraron 5822 casos, representando una tasa de 13,29 por cada 100 000 habitantes.

Una de las más comunes, el herpes genital

El herpes genital es una infección crónica de reactivación periódica y que supone un serio problema de salud pública, su prevalencia oscila entre el 10 y 60 % de la población en países con sistemas sanitarios desarrollados.

El rozamiento, la fricción, la exposición al sol o al frío, la tensión nerviosa, las bebidas y los alimentos como el café, el chocolate y los frutos secos se cuentan entre los factores que lo reactivan. Así como también, el resfriado común, la menstruación y tratamientos estéticos como la dermoabrasión y el láser.

Causas y síntomas

Es causado por el virus del Herpes simplex tipo II (HSV 2) por transmisión sexual frecuente a partir de lesiones bucolabiales o genitales. Aunque también exist an causas no infecciosas de úlcera genital, por traumatismos, tumores, alergias o de tipo inmunológico.

En la mayoría de los casos cursa de forma sintomática y en menor grado sin reportar síntomas, pero siempre es contagiosa. Las lesiones se localizarán además de en el glande, en el pubis, en los glúteos, en el escroto o en la boca si se transmitió por sexo oral.

Comienza con un pequeño eritema (enrojecimiento) en la piel o membrana mucosa donde se observan vesículas con un halo rojo brillante, que estallan y a veces son dolorosas.

Los tratamientos buscan disminuir los síntomas, ayudar en la cicatrización y reducir la carga vírica para disminuir la transmisibilidad y reducir las recurrencias.

¿Cuándo consultar con un médico?

Las manchas rojas en el glande suelen ser benignas y aparecer por pequeños traumatismos o por infecciones derivadas de una higiene inadecuada. Sin embargo, lo ideal es consultar siempre al médico para que sea él quien establezca un diagnóstico correcto.

Unas recomendaciones generales que puedes seguir mientras asistes con el urólogo son las siguientes: usa ropa íntima de algodón y que el jabón sea neutro, son especiales para no alterar el pH natural de la zona. Y si la causa de las manchas rojas se debe a hongos y te está ocasionando mucha comezón, puedes probar con pomadas antimicóticas de venta libre.

Te podría interesar...
Mycoplasma genitalium, una desconocida enfermedad de transmisión sexual
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Mycoplasma genitalium, una desconocida enfermedad de transmisión sexual

Conoce más sobre el Mycoplasma genitalium, una enfermedad de transmisión sexual cada vez más extendida, tanto en hombres como en mujeres.




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.