¿De qué materiales deben ser los juguetes de bebé?

Como padres, debemos asegurarnos de que los artículos con los que nuestros hijos vayan a tener contacto sean 100 % seguros; es decir, libres de materiales o sustancias tóxicas que puedan ocasionarles algún daño.
¿De qué materiales deben ser los juguetes de bebé?
Marcela Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Caffulli.

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 24 noviembre, 2022

Los juguetes de bebé forman parte esencial de la etapa infantil. Con estos, los pequeños se divierten, se ejercitan, aprenden e incrementan sus habilidades y destrezas. En pocas palabras, favorecen al desarrollo social, intelectual y físico del pequeño. Dicho esto, ¿conoces de qué materiales deben estar hechos los juguetes de bebé?

Aunque muchas veces se pasa por alto, lo cierto es que determinados materiales pueden resultar dañinos para los niños. Esto ocurre cuando el juguete no cumple con los requisitos de calidad o contiene sustancias químicas potencialmente nocivas para la salud. Te enseñamos todo lo que debes saber al respecto para que solo compres juguetes de materiales seguros para tu bebé.

¿Por qué es importante verificar los materiales de los juguetes de bebé?

Los niños presentan mayor vulnerabilidad a los efectos tóxicos de ciertos compuestos químicos. ¿Por qué razón? Porque sus organismos aún están inmaduros y no metabolizan ni eliminan las sustancias externas de la misma forma que los adultos.

Así, la exposición a los materiales tóxicos por determinados intervalos de tiempo puede provocar daños transitorios o permanentes en los bebés.

Entre estas afecciones se encuentran las lesiones relacionadas con las estructuras y funciones del sistema nervioso, reproductivo o endocrino, entre otros. Los efectos negativos más comunes de la exposición a los compuestos químicos presentes en los juguetes de bebé son los siguientes:

  • alergias;
  • quemaduras químicas;
  • envenenamientos;
  • daños físicos o metabólicos a largo plazo.


¿Cuáles materiales en los juguetes de bebé son tóxicos?

Cómo decorar la caja de juguetes

Actualmente, no existe una recopilación definitiva de los efectos negativos que poseen los materiales tóxicos sobre la salud de los niños. No obstante, la ONG ambientalista Greenpeace, en su “Guía para comprar sin tóxicos”, indica que la mayor parte de las sustancias peligrosas de los juguetes se derivan de los plastificantes de ftalato.

De hecho, precisa que en el año 1999, la Unión Europea (UE) prohibió el empleo de 6 ftalatos en mordedores para niños menores de 3 años de edad. A continuación, te presentamos una lista de los productos químicos cuyo contenido en juguetes es de cuidado.

Metales

Metales como el cadmio, el mercurio y el plomo pueden provocar severos problemas cognitivos y conductuales a largo plazo, entre otras complicaciones. Investigaciones recientes han sugerido que el cadmio y los juguetes y joyas metálicos presentan el mayor nivel de toxicidad debido a la migración de saliva cuando el pequeño se los lleva a la boca.

Los juguetes con plomo también presentan un riesgo preocupante. Como bien nos recuerdan los expertos, en 2007 miles de camiones de juguete, helicópteros y soldados distribuidos por la marca Elite Operations estaban revestidos con 5000 ppm de plomo. Para marzo de ese año la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (CPSC) retiró cerca de 130 000 juguetes contaminados con plomo en los Estados Unidos.

Este ejemplo reciente nos útil para dimensionar que, incluso en países con una regulación sólida al respecto, pueden ocurrir deslices que dan lugar a juguetes tóxicos para los niños. De acuerdo con la evidencia, los metales que se detectan con mayor frecuencia en los juguetes son el titanio, el zinc, el silicio, el hierro y el cobre.

Plastificantes

En esta categoría se incluyen a los ftalatos, compuestos químicos que se utilizan como plastificantes, fijadores de aromas artificiales, cosméticos, entre otros. No obstante, es una de las sustancias tóxicas que más alarma ha creado en la comunidad científica, debido a sus posibles efectos carcinógenos.

Los expertos alertan de que los juguetes de plástico que los niños llevan a la boca pueden ser una fuente de exposición a sustancias activas endocrinas. Muchos de los juguetes de plástico cuentan con el principio activo bisfenol A (BPA), un compuesto que puede ocasionar alteraciones endocrinas luego de una exposición a largo plazo.

Fragancias y alérgenos

Existe una gran cantidad de sustancias que pueden resultar tóxicas a los niños. Fragancias como el helenio, el cianuro sencillo, el almizcle de abelmoscol, el acrilato de etilo, entre otras, están totalmente prohibidas en los juguetes de bebé.



Se sabe que el níquel y el cobalto, dos de los alérgenos más comunes detectados en las pruebas de parches en niños, no son infrecuentes en los juguetes. Existe evidencia de que fragancias como el benzoato de bencilo y el alcohol bencílico pueden migrar del juguete al bebé a través de la saliva. Además, se ha sugerido que las fragancias de los juguetes se pueden absorber por inhalación.

¿Cómo puedo saber si los juguetes de mi bebé son seguros?

Una caja de juguetes ideal para mantener el orden

En vista del gran riesgo de materiales tóxicos en los juguetes, muchos países han creado conciencia. Como resultado, han promulgado leyes y reglamentos muy específicos sobre seguridad.

La industria del juguete debe adherirse a las normas sanitarias correspondientes. De otro modo, se corre el peligro de que sus artículos sean retirados del mercado y deban indemnizar los daños. Así que, desde esta perspectiva, puedes descansar un poco.

De igual manera, por ley, cada juguete debe contar con su etiqueta e identificación de producto. Es necesario leer bien las especificaciones para estar consciente de los riesgos a los que el bebé podría exponerse. Esto te permitirá evaluar si es seguro o no comprar dicho juguete.

Por otra parte, siempre que compres un juguete debes buscar la marca: Conformidad Europea. Este sello es la declaración del fabricante en la que señala que sus juguetes cumplen con las normas esenciales de seguridad dispuestas por la Directiva 88/378 CE.

En general, y de acuerdo con los expertos en el área, los padres deben evitar comprar juguetes sin marca, juguetes de plástico, juguetes en Internet y juguetes de colores brillantes o muy perfumados. No compres juguetes que provienen de países con una regulación en materia deficiente o inexistente.



Buenos materiales para los juguetes de bebé

Cómo construir una caja de juguetes

Actualmente, muchas madres y padres de familia procuran comprar juguetes hechos a partir de materiales nobles. Algunos de estos son la madera no tratada, los minerales, las resinas, las fibras, los pigmentos y las ceras naturales. Pues, entre menos transformaciones y procesos químicos tengan, mucho mejor.

También, existen materiales sintéticos como el polipropileno, un plástico bastante rígido que no es tóxico. De hecho, aún puede usarse después de su reciclaje. A esta lista de materiales apropiados se suma el polietileno. Este es otro polímero muy popular en países como Estados Unidos debido a su bioseguridad.

En resumen, busca juguetes hechos con materiales nobles, naturales y no procesados por la industria. También, recuerda verificar la información en la etiqueta del producto.

Reflexiones

Un buen juguete debe ser divertido, seguro y adecuado para la edad del niño. Sabemos que, como padre o madre, buscas que tu hijo esté lejos de riesgos innecesarios y por eso, te recomendamos que los juguetes de bebé que selecciones cumplan con las disposiciones legales de salud.

Asimismo, crea la costumbre de siempre revisar la etiqueta del producto y buscar la marca “CE” en los juguetes. Tal vez gastarás un poco más de tiempo y dinero; pero recuerda, la salud de tu bebé no tiene precio. Por el contrario, los juguetes baratos o sin marca pueden exponer a tu pequeño a niveles de toxicidad que pueden tener consecuencias en el futuro.

Te podría interesar...
7 juguetes hechos con material reciclado para niños
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
7 juguetes hechos con material reciclado para niños

Los juguetes hechos con material reciclado pueden ser una grata experiencia para padres y niños, desde participar en la elaboración hasta jugar. ¿T...



  • Ahmed HO, Attaelmanan AG, AlShaer FI, Abdallah EM. Determination of metals in children's plastic toys using X-ray florescence spectroscopy. Environ Sci Pollut Res Int. 2021 Aug;28(32):43970-43984.
  • Guney M, Nguyen A, Zagury GJ. Estimating children's exposure to toxic elements in contaminated toys and children's jewelry via saliva mobilization. J Environ Sci Health A Tox Hazard Subst Environ Eng. 2014 Sep 19;49(11):1218-27.
  • Green Peace, Guía para comprar sin tóxicos, s.f. http://www.index-f.com/lascasas/documentos/lc0043.pdf
  • Jensen P, Hamann D, Hamann CR, Jellesen MS, Jacob SE, Thyssen JP. Nickel and cobalt release from children's toys purchased in Denmark and the United States. Dermatitis. 2014 Nov-Dec;25(6):356-65.
  • Kirchnawy C, Hager F, Osorio Piniella V, Jeschko M, Washüttl M, Mertl J, Mathieu-Huart A, Rousselle C. Potential endocrine disrupting properties of toys for babies and infants. PLoS One. 2020 Apr 3;15(4):e0231171.
  • Masuck I, Hutzler C, Luch A. Estimation of dermal and oral exposure of children to scented toys: analysis of the migration of fragrance allergens by dynamic headspace GC-MS. J Sep Sci. 2011 Oct;34(19):2686-96.
  • Masuck I, Hutzler C, Jann O, Luch A. Inhalation exposure of children to fragrances present in scented toys. Indoor Air. 2011 Dec;21(6):501-11.
  • Pandve HT. Selecting the Right Toys for Your child is Not a Child's Play. Indian J Community Med. 2010 Apr;35(2):367-8.
  • Schmidt CW. Face to face with toy safety: understanding an unexpected threat. Environ Health Perspect. 2008 Feb;116(2):A70-6.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.