7 motivos por los que una mujer comienza a ser infiel

Conocer los motivos que llevan a una mujer a ser infiel puede ayudarnos a prevenir la infidelidad o a trabajar después de que se produzca. Te contamos cuáles son los principales.
7 motivos por los que una mujer comienza a ser infiel
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 17 julio, 2022

La definición de infidelidad no es igual para todas las personas y para todas las parejas. Hay quienes la circunscriben solo a los encuentros sexuales con terceros y quienes la amplían incluso a los mensajes por internet. En cualquier caso, es un hecho que esta traición a la confianza genera grandes daños emocionales. Al respecto, hoy hablamos de los motivos por los que una mujer comienza a ser infiel.

Existe una creencia arraigada que sostiene que la infidelidad masculina es mucho más común y frecuente que la femenina. Tiempo atrás esto resultaba ser cierto, puesto que la mujer (y no el hombre) enfrentaba graves y serias consecuencias en caso de adulterio. Sin embargo, hoy en día y en las sociedades occidentales, se ha visto que ambos géneros se involucran en la infidelidad en tasas similares.

Se estima que cerca del 25-30 % de las personas en relaciones comprometidas han sido infieles a su pareja en algún momento. Y pese a que hombres y mujeres lo sean en proporciones similares, los motivos de unos y otros sí pueden diferir. ¿Qué mueve entonces a las mujeres hacia la infidelidad?

Los motivos por los que una mujer comienza a ser infiel

No es posible generalizar y en cada caso, las razones subyacentes a la infidelidad pueden ser diferentes. Sin embargo, estos suelen ser algunos de los motivos más comunes.



1. Falta de conexión emocional con la pareja

Si las infidelidades masculinas se producen, en general, por una motivación sexual, en las mujeres lo hacen por una carencia afectiva. Cuando la conexión emocional con la pareja es pobre, cuando la mujer se siente desatendida, sola y poco valorada en el seno de su relación, es posible que busque suplir ese vacío con otro.

Esto puede ocurrir tras los primeros dos o tres años de relación, cuando la pasión y la intensidad emocional propias del enamoramiento se diluyen para dar paso a unas emociones más maduras y sosegadas. Algunas mujeres interpretan esta transformación como un problema y buscan hallar otra vez esa euforia con una nueva persona.

Lo más común es que estos sentimientos de carencia emocional vengan promovidos por la sensación de que la pareja da por sentada la relación, que no cultiva la intimidad ni la complicidad y no nutre emocionalmente a su compañera.

Pareja aburrida en la cama.
La falta de conexión emocional tras algunos años de relación puede facilitar la búsqueda de euforia en otra persona.

2. Baja autoestima

En muchas ocasiones, la infidelidad tiene más que ver con la persona infiel que con el vínculo en sí mismo. Es el caso de las mujeres que sufren de inseguridad y baja autoestima, y que tienen un estilo de apego ansioso.

En ellas, la necesidad de aprobación externa es grande. Pueden recurrir a la infidelidad para sentirse valiosas, importantes y deseadas.

3. Insatisfacción sexual

Aunque se piense que este es un terreno exclusivo de los hombres, muchas mujeres también son infieles debido a la insatisfacción sexual que experimentan con su pareja. Si los encuentros sexuales son escasos, de baja calidad o se vuelven rutinarios, pueden buscar la chispa y el placer en la figura de un amante.



4. Ira y deseo de venganza

Otro de los principales motivos por los que una mujer comienza a ser infiel es el deseo de vengarse de su pareja o castigarla. Esto puede suceder porque el propio compañero ha sido infiel en primer lugar, porque siente que no se comporta como debería o no cumple sus expectativas.

Tal vez la pareja se muestra fría y desinteresada, pelea constantemente o es controladora. Quizá juzga y critica y no ofrece tiempo de calidad ni refuerzo positivo.

En todos estos casos, la insatisfacción y la impotencia pueden llevar a ver la infidelidad como una vía para tomar represalias contra el otro.

5. Tedio y rutina

Es posible también que la mujer sea infiel porque su vida en pareja se ha vuelto monótona, tediosa y rutinaria. Ya no hay ilusión, pasión ni novedad.

Si ha desaparecido el entusiasmo, un nuevo romance puede aportar esa dosis de emoción extra que la persona siente que necesita.

6. Necesidad de autoafirmación

En determinados momentos de su vida, la mujer puede atravesar una crisis de identidad que le lleve a necesitar reafirmarse. Para nadie es un secreto que la sociedad ejerce una gran presión estética sobre las mujeres; sentirse deseada por otras personas puede reafirmar el propio valor.

Durante la adolescencia, debido a la inmadurez y los complejos propios de la edad, la joven puede sentir que un mayor número de pretendientes aumenta su valía personal. Pero algo similar puede ocurrir cuando se acerca la crisis de la mediana edad; en este caso, la mujer puede sentir que necesita recuperar el tiempo perdido o reafirmar que aún es atractiva. Una infidelidad sirve para satisfacer este deseo.

Mala relación de pareja lleva a la infidelidad.
El hecho de no sentirse valorada o acercarse a una edad en la que se desea reafirmar la autoestima, son causantes de una infidelidad.

7. Problemas en la pareja principal

En la mayoría de los casos, son los problemas en la relación principal los que conducen a la infidelidad femenina. El amor se compone de pasión, intimidad y compromiso; la ausencia de uno de estos componentes (o la percepción subjetiva de que faltan) puede despertar el deseo de buscarlos en un lugar diferente.

Si el vínculo principal no aporta seguridad, bienestar y satisfacción, y por el contrario, causa dolor, incertidumbre o sufrimiento, es más probable que se cometa una infidelidad.

Los motivos por los que una mujer comienza a ser infiel no son justificaciones, pero nos ayudan a avanzar

Los anteriores son los principales motivos por los que una mujer comienza a ser infiel. Sin embargo, no constituyen una justificación.

En cualquier caso, y ante cualquier problema, el camino será conversar con la pareja, buscar soluciones (incluso con ayuda profesional si es necesario) y decidir terminar la relación si esto no resulta.

La traición a la confianza que supone la infidelidad deja secuelas emocionales profundas. Por lo que no será nunca la solución.

No obstante, todos somos humanos y nadie es perfecto, de modo que conocer estos motivos puede ayudarnos a prevenir una infidelidad y tomar medidas a tiempo. Incluso, si ya se ha producido la infidelidad, entender por qué ocurrió nos ayudará a realizar los cambios pertinentes y evitar que vuelva a suceder.

Te podría interesar...
¿Se debe contar una infidelidad?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Se debe contar una infidelidad?

Contar una infidelidad permite analizar lo ocurrrido y trabajar en el vínculo pero genera un dolor casi imborrable. Descubre cómo afrontarlo.



  • Fincham, F. D., & May, R. W. (2017). Infidelity in romantic relationships. Current opinion in psychology13, 70-74.
  • Martínez, A., del Carpio, P. S., & Quintero, Y. A. (2022). Estilos de apego e infidelidad. Una revisión de la literatura. El Psicólogo Anáhuac22, 7-16.
  • Riso, W. (2003). La fidelidad es mucho más que amor. Editorial Norma.