Nacimiento lotus: detalles, posibles riesgos y beneficios

08 Marzo, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica María Irene Benavides Guillém
Las familias sienten que el nacimiento lotus respeta el carácter sagrado del parto, pero pueden estar corriendo un gran riesgo. Te lo contamos todo en este artículo.

Muchas mujeres sienten que el parto perdió su significado emocional y espiritual. Así que buscan opciones como el nacimiento lotus. No obstante, lo que transformó el parto en un procedimiento hospitalario, extremadamente medicalizado, metódico y controlado fue el afán de disminuir la mortalidad (muerte) y morbilidad (enfermedad) de las madres y los bebés.

La atención adecuada de las madres y los bebés es una prioridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aplicando intervenciones de salud basadas en la evidencia científica se consiguió disminuir el riesgo mundial aproximado de muerte materna a lo largo de la vida, desde 1 muerte por 73 mujeres a 1 por 180.

Por eso es fundamental que los padres se informen a la hora de decidir cómo quieren traer al mundo a su hijo. Esto incluye prácticas no basadas en la evidencia como el nacimiento lotus.

¿Qué es el nacimiento lotus?

El nacimiento lotus consiste en no cortar el cordón umbilical después de que el niño nace. El bebé permanecerá unido al cordón umbilical y la placenta hasta que se desprenda en forma espontánea, lo que ocurre entre el tercer y el décimo día posteriores al nacimiento.

Primero se lava la placenta para eliminar los restos de sangre. Después se envuelve con cuidado en un material absorbente, como por ejemplo un pañal. Por último, se unta con sal y hierbas aromáticas para regular su humedad y evitar malos olores.

Descubre más: El parto: ese proceso maravilloso

¿Cuál es el origen de esta práctica?

El nacimiento lotus recibe su nombre de Clair Lotus Day, quien en 1974 observó que los chimpancés recién nacidos no eran separados de la placenta, sino que esto ocurría naturalmente. Esto hizo que se cuestionara acerca de si lo que se hacía durante la atención del parto era lo mejor.

¿Para qué sirven el cordón umbilical y la placenta?

Sin la placenta no podría darse ni mantenerse el embarazo, puesto que actúa como barrera, evitando que el sistema inmune materno ataque al bebé como si fuera un cuerpo extraño.

Por otro lado, el oxígeno y todos los nutrientes que necesita el bebé para su desarrollo llegan desde la madre a través de la placenta y el cordón umbilical. Ahora bien, una vez que nace, este será capaz de conseguir que el oxígeno llegue a la sangre a través de sus propios pulmones.

Placenta en el útero.
La placenta es un órgano capaz de nutrir al bebé durante su estancia en el vientre materno.

¿Qué beneficios se le atribuyen al nacimiento lotus?

Lo primero que se espera obtener con el nacimiento lotus es prevenir que el niño desarrolle anemia, teniendo en cuenta que el paso de sangre desde la placenta no será interrumpido. También se presume que, como el cordón umbilical no es cortado, no hay riesgo de que se infecte.

Hay que dejar muy claro que todas estas son hipótesis. No existe ninguna evidencia científica que las respalde.

¿Por qué algunas familias escogen el nacimiento lotus?

Sin embargo, la principal razón por la que madres y padres escogen el nacimiento lotus no es ninguna de las anteriores. Lo hacen porque lo ven como una alternativa que intenta revestir al momento del parto de un significado espiritual.

Desde la perspectiva del nacimiento lotus la placenta es un órgano sagrado, símbolo de vida, fertilidad y vínculo irrompible entre la madre y su hijo. Esta práctica reivindica el derecho de la madre y del recién nacido de elegir las condiciones del nacimiento.

¿Qué impacto se cree que tiene en el bienestar del bebé?

Desde la óptica del nacimiento lotus, el cordón umbilical y la placenta forman una unidad con el recién nacido. Y este debe decidir en qué momento está listo para separarse.

Se cree que preservando la placenta y el cordón umbilical se evita someter al bebé al trauma de separarlo abruptamente de su madre y del órgano que lo protegió durante el embarazo. De igual modo, como es dificultoso movilizar al niño mientras aún permanece unido a la placenta, los padres manifiestan que pasan más tiempo junto al bebé.

¿Cuáles son los riesgos del nacimiento lotus?

En este momento podríamos estar preguntándonos por qué si elegir el nacimiento lotus suena tan bien no se hace así siempre. Como se mencionó, no hay evidencia científica a favor como una práctica segura y beneficiosa.

Por eso el nacimiento lotus es una práctica que se considera riesgosa y se desaconseja. Mientras no exista evidencia sólida a favor y haya reportes de casos en los que significó un peligro para los recién nacidos, no es ético ni viable que se recomiende.

Contrario a lo que se espera, de que al no cortar el cordón no haya riesgo de infección para el bebé, se piensa que la placenta en descomposición se convierte en una fuente de bacterias. Hay casos reportados de onfalitis (infección del ombligo) y sepsis (infección de la sangre).

Un flujo no controlado y permanente de sangre desde la placenta puede llevar a ictericia (color amarillento de los ojos y la piel), policitemia (demasiados eritrocitos que provocan el aumento en la viscosidad de la sangre) y trombosis.

“La atención especializada antes, durante y después del parto puede salvarle la vida a las embarazadas y a los recién nacidos”

– Organización Mundial de la Salud –

Entonces, ¿qué es lo recomendado?

Cuando se trata de decidir en qué circunstancias queremos que nazca nuestro hijo, hay que tener presente lo siguiente:

  • Informarnos empleando las fuentes adecuadas. Siempre es muy aconsejable plantearle todas nuestras dudas e inquietudes a un médico de confianza.
  • La vía del parto (vaginal o cesárea) dependerá de nuestros antecedentes de salud, la forma como se desarrolle el embarazo y el bienestar del bebé. Tomar la decisión será más fácil si el control de la gestación fue juicioso y se realizaron todos los exámenes indicados.
  • Con respecto a tener el bebé en casa o en el hospital, esto debería plantearse si el embarazo es de bajo riesgo. Es decir, si no hay datos que apunten a que la mamá o el niño están en peligro.
  • El fácil acceso a un centro de salud en caso de requerirlo es un punto clave. El funcionamiento de la red de salud no es igual en todos los países y hasta un 40 % de los embarazos considerados de bajo riesgo pueden llegar a complicarse al momento del parto.
  • La preparación del parto es muy recomendable. De esto hacen parte el plan del parto y los cursos prenatales.

Manejo activo del alumbramiento

La hemorragia posparto sigue siendo la causa más común de muerte materna. El manejo activo del alumbramiento o tercera fase del parto es una intervención vital para evitar esta complicación.

Cuando hablamos de manejo activo nos referimos en esencia a 3 conductas:

  1. Utilizar un medicamento que ayude al útero a contraerse. El fármaco por excelencia es la oxitocina. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la intervención primordial.
  2. La tracción controlada del cordón.
  3. El masaje uterino.

Pinzamiento tardío del cordón umbilical

La OMS también recomienda el pinzamiento tardío del cordón umbilical, que consiste en no pinzar ni cortar el cordón de inmediato, sino esperar al menos 1 minuto después del nacimiento del bebé.

Con excepción de los recién nacidos que nacen mal y requieren asistencia respiratoria, el pinzamiento tardío del cordón previene la anemia y otras enfermedades graves que pueden afectar al lactante.

Atención respetuosa de la maternidad

Las recomendaciones de los organismos internacionales para la atención del embarazo y el parto se encaminan al trato digno y respetuoso de la madre, protegiendo su privacidad, confidencialidad e integridad.

El objetivo no es solo evitar la morbilidad y defunciones maternas, sino empoderar a la mujer y reivindicar sus derechos. Este proceso se inicia antes de la concepción y continúa después del nacimiento del bebé.

Parto humanizado

Posterior al nacimiento, cuando la madre se encuentra bien y el bebé nace sin complicaciones, se debe preservar el contacto piel a piel de ambos durante la primera hora para facilitar la lactancia materna.

El recién nacido se colocará sobre el abdomen de su madre, se secará bien y se evaluará su respiración. En tanto, se espera que se cumpla el tiempo de 1 a 3 minutos para pinzar el cordón. Luego, el bebé se cubrirá con un gorro y una manta seca.

Otros cuidados de rutina que deben brindarse al niño no deben obviarse, pero deberían posponerse para después de esta primera hora en que estará en contacto estrecho con su madre.

Parto medicalizado versus nacimiento lotus.
La idea de la medicalización del trabajo de parto es reducir el riesgo de muerte de la madre y el feto. Pero los organismos internacionales recomiendan la humanización del proceso.

Te recomendamos leer: Postparto: ese delicado período

El nacimiento lotus no es recomendable

No se puede ignorar el hecho de que, pese a la ausencia de cualquier evidencia científica que respalde el nacimiento lotus, los padres que lo han vivido lo consideran una experiencia positiva que repetirían.

En parte, esto se debe a que los sentimientos, las creencias, los pensamientos, las emociones y la espiritualidad de un ser humano son parte esencial de la vida. El conocimiento médico suele enfocarse en lo biológico y físico, desatendiendo las otras necesidades humanas.

Pero la atención médica no tiene que ser sinónimo de un parto frío, deshumanizado o traumático. Existen formas de reconciliar las necesidades integrales de la madre, el padre y el niño que no impliquen riesgo para ninguno.

Como parte de la preparación del parto, hay que indagar y verificar las características de la atención que se brinda. El nacimiento lotus no es recomendable, pero hay alternativas de humanización que muchos centros de salud aplican.

  • Steer-Massaro C. Neonatal Omphalitis After Lotus Birth. J Midwifery Womens Health. 2020;65(2):271-275.
  • Gönenç İM, Aker MN, Ay E. Qualitative Study on the Experience of Lotus Birth. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs. 2019;48(6):645-653.
  • Hart Hayes E. Placentophagy, Lotus Birth, and Other Placenta Practices: What Does the Evidence Tell Us? J Perinat Neonatal Nurs. 2019;33(2):99-102.
  • Bonsignore A, Buffelli F, Ciliberti R, Ventura F, Molinelli A, Fulcheri E. Medico-legal considerations on "Lotus Birth" in the Italian legislative framework. Ital J Pediatr. 2019;45(1):39.
  • Ittleman BR, German KR, Scott E, Walker V, Flaherman VJ, Szabo J et al. Umbilical Cord Nonseverance and Adverse Neonatal Outcomes. Clin Pediatr (Phila). 2019;58(2):238-240.
  • Ahmad N, Nor SFS, Daud F. Understanding Myths in Pregnancy and Childbirth and the Potential Adverse Consequences: A Systematic Review. Malays J Med Sci. 2019;26(4):17-27.
  • Monroe KK, Rubin A, Mychaliska KP, Skoczylas M, Burrows HL. Lotus Birth: A Case Series Report on Umbilical Nonseverance. Clin Pediatr (Phila). 2019;58(1):88-94.
  • Ittleman BR, Szabo JS. Staphylococcus lugdunensis sepsis and endocarditis in a newborn following lotus birth. Cardiol Young. 2018;28(11):1367-1369.
  • Zinsser LA. Lotus birth, a holistic approach on physiological cord clamping. Women Birth. 2018;31(2):e73-e76.
  • Tricarico A, Bianco V, Di Biase AR, Iughetti L, Ferrari F, Berardi A. Lotus Birth Associated With Idiopathic Neonatal Hepatitis. Pediatr Neonatol. 2017;58(3):281-282.
  • Rodríguez A. Una tendencia en la asistencia al nacimiento: El parto lotus. [tesis]. Universidad de Jaén; 2017.
  • Vidhya, Kalaimathy A. Lotus Birth -A Ritual or Scientific. Asian J. Nursing Edu. and Research. 2011;1(3): 92.93.