¿Por qué no se debe comer apio en el embarazo?

El consumo de apio en grandes cantidades durante el embarazo no es recomendable. De hecho, lo ideal sería evitar, en la medida de lo posible, su consumo.
¿Por qué no se debe comer apio en el embarazo?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 21 diciembre, 2022

Es bien sabido que durante el embarazo, la comida que toma la madre influye en la salud del bebé. De allí la importancia de que sepa cuidarse y alimentarse de forma sana. Sin embargo, es normal que ante determinados alimentos, como el apio, surjan ciertas dudas. ¿Sería perjudicial comer apio durante el embarazo?

El apio es un alimento que puede consumirse cocido en diversos platos y también crudo como snack. Es una especie de vegetal comúnmente empleada en la cocina.

¿Por qué es bueno el apio?

El apio tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y desintoxicantes.

El apio es una planta herbácea de tallo hueco con surcos externos. Su empleo como remedio se remonta desde tiempos antiguos en las culturas china, griega y romana. Su sabor y olor son característicos, además posee distintas propiedades medicinales. Entre las enfermedades que combate están las siguientes:

  • Gota. Todavía es escasa la evidencia al respecto, pero algunos estudios (con muestras de animales experimentales) sugieren que la luteolina (una sustancia en el interior del apio) podría inhibir la xantina oxidasa, una enzima que participa en el metabolismo del ácido úrico y que acaba favoreciendo las crisis de gota.
  • Hipertensión arterial. Una investigación analizó el efecto antihipertensivo del extracto de semillas de apio en animales experimentales (ratones). Los autores concluyeron que diversas sustancias en su interior podrían ser útiles en tratamientos crónicos.
  • Hipercolesterolemia. Otro estudio realizado en modelos experimentales sugirió que el consumo crónico de extracto de hojas de apio podría reducir parámetros relacionados al perfil lipídico (como el LDL y el VLDL).

Además se usa como expectorante y sedante estomacal. También es útil para comenzar la menstruación o tratar sus malestares y reducir el flujo de leche materna. Otros propiedades del apio son las siguientes:

  • Desintoxicante y diurético.
  • Antiinflamatorio.
  • Antioxidante.
  • Relajante.
  • Vasodilatador.

En particular, las propiedades antioxidantes se deben a una amplia variedad de compuestos en su interior. Según estudios, estos incluyen el ácido cafeico, el ácido p-cumárico, el ácido ferúlico y la apigenina.

Para uso externo se recomienda aplicarse por medio de cataplasmas. Curan las llagas, heridas (vulneraria) y sabañones. También puede emplearse como enjuague bucal y para problemas de falta de voz (afonía).



Beneficios atribuidos al apio en el embarazo

Desde la antigüedad el apio ha sido recomendado dentro de la cultura popular por sus beneficios en la formación y maduración del bebé. No obstante, estas funciones hoy en día no cuentan con suficiente sustento científico. Algunas de los beneficios atribuidos a este alimento incluyen los siguientes:

  • Favorece la formación del cerebro y el sistema nervioso del bebé.
  • Estimula el sistema inmunitario de la madre y el feto.
  • Previene la preeclampsia durante el embarazo por su efecto vasodilatador.
  • Evita el desequilibrio de electrolitos en sangre.
  • Regula la glicemia y previene la diabetes en el embarazo.

Las contraindicaciones y los efectos secundarios del apio

El consumo y uso de apio es seguro para la mayor parte de las personas. Pero, cuando se ingiere en grandes cantidades como parte de remedios “medicinales” (zumo de apio, la infusión de apio y otras preparaciones afines) durante un corto periodo de tiempo, excluyendo otros alimentos, puede traer efectos secundarios. 

De hecho, es posible que cause reacciones como inflamación de la piel y sensibilidad al sol. Además, puede favorecer a la aparición de reacciones alérgicas en la piel, la boca y los ojos. No obstante, estos no son los únicos inconvenientes que el uso del apio puede tener en la salud de las personas.

¿Por qué no se debe tomar apio en el embarazo?

El apio (también conocido como célery) posee diversos beneficios para la salud de la mujer. Es interesante que gran cantidad de sitios en Internet promueven el uso del apio en el embarazo y la lactancia. Sin embargo, es importante aclarar que, dentro de la comunidad médica, el consumo de apio en el embarazo está contraindicado.

En general, el uso de la mayoría de las hierbas y plantas medicinales en el embarazo tienen muy poco sustento científico. Un estudio realizado en Colombia demostró que el apio es una de las hierbas más usadas en el embarazo y la lactancia en conjunto con la manzanilla, el hinojo y la caléndula.

Entre las primeras razones, se ha encontrado que administrar el aceite de apio, o dosis altas de semillas, estimula las contracciones del útero. Como resultado, existe un mayor riesgo de provocar un aborto espontáneo. De hecho, investigaciones sugieren que en el antiguo Egipto se utilizaban bebidas a base de apio y cerveza dulce como anticonceptivos temporales.

En realidad, desde hace mucho tiempo se conoce que el apio tiene propiedades emenagogas. El término emenagogo se refiere a cualquier sustancia que estimula el flujo sanguíneo. Por esa razón, el apio es utilizado para fomentar la menstruación.

Sin embargo, también se les conoce con este nombre a algunas hierbas abortivas. Hay quienes las clasifican entre emenagogos naturales suaves, moderados y fuertes.

El apio está clasificado como un alimento emenagogo moderado. Como resultado, un buen número de especialistas consideran que es preferible evitar tomar apio en el embarazo.



Sustancias emenagogas

Apiol

El apiol es una sustancia obtenida por destilación de la semilla del perejil. Sin embargo, este principio activo también se encuentra en algunas otras hierbas como el apio.

Desde hace muchos años el apiol se ha utilizado como una medicina para provocar la menstruación y abortos. En realidad, esta sustancia aumenta el tono y la fuerza de la contracción del útero y causa la muerte del tejido placentario.

De acuerdo con una revisión histórica, se ha llegado a la conclusión de que el uso oral de los aceites esenciales ricos en apiol son un peligro latente en embarazadas, puesto que presentan un alto riesgo de aborto.

Apigenina

Esta sustancia es un flavonoide de origen natural que se encuentra en el apio, pero también en otras frutas y verduras. De acuerdo con algunos estudios científicos, la apigenina puede tener efectos abortivos.

Y eso no es todo, los efectos continúan después del tiempo de administración. La apigenina tiene un metabolismo lento y posiblemente se acumula en el cuerpo. Por tal razón, es importante no tomar grandes cantidades de apio en el embarazo.

Miristicina

Este es un principio activo que tiene propiedades alucinógenas y anticoagulantes. Al igual que los componentes activos anteriores, esta sustancia estimula los músculos del útero. Como resultado, puede crear complicaciones de riesgo e incluso el aborto espontáneo.

¿En qué otros casos se debe evitar el consumo de apio?

Apio durante el embarazo.
Existen algunas condiciones previas en las que no es recomendable el consumo de apio.

Si tienes alguno de estos padecimientos y consumes grandes cantidades de apio debes comentarlo con tu especialista. Esto servirá para verificar que no exista alguna interacción peligrosa y resulte dañino para tu salud. Debes tener especial atención en casos de:

  • Alergias.
  • Problemas renales.
  • Presión arterial baja.
  • Trastornos hemorrágicos.
  • Casos de cirugía en la que se utilice anestesia.

¿Se puede consumir apio con moderación?

El apio es una planta con múltiples beneficios y propiedades únicas que pueden resultar seguras en la mayor parte de las personas cuando se consume en comidas.

No obstante, se ha demostrado que el apio en el embarazo debe consumirse con moderación y responsabilidad. Incluso, se recomienda evitar su uso en la mayor medida posible para no exponerse a riesgos o a interacciones negativas.

Te podría interesar...
Depúrate con limón, apio y manzana verde
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Depúrate con limón, apio y manzana verde

La bebida de limón, apio y manzana verde no solo te ayudará a refrescarte y a expulsar los líquidos retenidos, sino también a lucir una figura más ...



  • Pulido Acuña Gloria Paulina, Vásquez Sepúlveda Patricia de las Mercedes, Villamizar Gómez Licet. Uso de hierbas medicinales en mujeres gestantes y en lactancia en un hospital universitario de Bogotá (Colombia). Index Enferm  [Internet]. 2012  Dic [citado  2022  Jun  09] ;  21( 4 ): 199-203.
  • Ramos Alberto, Mata Dulce. Gestación y nacimiento en el Antiguo Egipto. Rev Obstet Ginecol Venez  [Internet]. 2002  Jun [citado  2022  Jun  08] ;  62( 2 ): 141-144.
  • Rasool M, Emani A, Ansarian A, Khazaei M. ABORTIVE EFFECT OF HYDROALCOHOLIC EXTRACT OF Astragalus Fasciculifolius GUM IN MICE. IJBPAS. 2016; 5(10): 3416-3426.
  • Kooti W, Daraei N. A Review of the Antioxidant Activity of Celery ( Apium graveolens L). J Evid Based Complementary Altern Med. 2017 Oct;22(4):1029-1034. doi: 10.1177/2156587217717415. Epub 2017 Jul 13. PMID: 28701046; PMCID: PMC5871295.
  • Pauff JM, Hille R. Inhibition studies of bovine xanthine oxidase by luteolin, silibinin, quercetin, and curcumin. J Nat Prod. 2009 Apr;72(4):725-31. doi: 10.1021/np8007123. PMID: 19388706; PMCID: PMC2673521.
  • Moghadam MH, Imenshahidi M, Mohajeri SA. Antihypertensive effect of celery seed on rat blood pressure in chronic administration. J Med Food. 2013 Jun;16(6):558-63. doi: 10.1089/jmf.2012.2664. Epub 2013 Jun 4. PMID: 23735001; PMCID: PMC3684138.
  • Dianat M, Veisi A, Ahangarpour A, Fathi Moghaddam H. The effect of hydro-alcoholic celery (Apiumgraveolens) leaf extract on cardiovascular parameters and lipid profile in animal model of hypertension induced by fructose. Avicenna J Phytomed. 2015 May-Jun;5(3):203-9. PMID: 26101753; PMCID: PMC4469955.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar cualquier procedimiento.