Lista de objetos necesarios para la habitación de un bebé

Diseñar adecuadamente la habitación del bebé te facilitará la tarea a la hora de cuidarle y atenderle. Descubre qué objetos no pueden faltar en ella.
Lista de objetos necesarios para la habitación de un bebé
Elena Sanz

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz.

Última actualización: 30 noviembre, 2021

La inminente llegada de un bebé genera en sus progenitores ilusión y dudas. Hay mucho por preparar y organizar antes de su nacimiento y esto puede teñir la espera de un estrés considerable. ¿Qué debemos comprar? Para ayudarte a tomar las decisiones al respecto, queremos hablarte de los objetos necesarios para la habitación de un bebé que no pueden faltar en tu lista.

Es común que la elección en estos casos sea complicada. Para muchos padres, especialmente para los primerizos, todo parece imprescindible.

Sin embargo, se terminan adquiriendo objetos a los que apenas se les da uso, mientras se echan en falta otros en los que ni siquiera habíamos pensado. Para evitar que esto te suceda, te ofrecemos algunas valiosas recomendaciones.

La importancia de preparar la habitación de un bebé

En un primer momento puede parecer que los bebés no necesitan contar con una habitación propia. Al fin y al cabo, pueden dormir en la habitación de los progenitores. No obstante, preparar este cuarto puede ser más necesario de lo que piensas.

Este será el lugar en el que podrás atender a tu bebé en un entorno íntimo y organizado. Tener todas sus pertenencias a mano y bien colocadas, y poder desarrollar aquí las principales acciones de cuidado (alimentarlo, cambiarlo o dormirlo), te proporcionará una agradable sensación de orden y sosiego.

Este será vuestro refugio, en el que podréis conectar sin interrupciones y disfrutar de valiosos momentos juntos. Por ello, si dispones de espacio suficiente en casa, no dudes en diseñar una habitación infantil confortable y armoniosa. Si no sabes por dónde empezar, te proponemos algunas sugerencias.



Principales objetos para la habitación de un bebé

Cabe mencionar que cada familia es diferente y las prioridades y necesidades pueden variar. Por ejemplo, en función del espacio disponible o del estilo de crianza que se vaya a aplicar. En cualquier caso, los siguientes son los objetos para la habitación de un bebé que pueden facilitarte la vida en mayor medida.

Habitación del bebé.
La habitación del bebé es un espacio de refugio. Aunque no la use de inmediato, es una buena práctica prepararla.

Cuna

La cuna es un elemento fundamental que debes tener, incluso si planeas practicar el colecho. En primer lugar, porque algunas investigaciones recomiendan no practicarlo hasta que el niño cumpla al menos 3 meses, a fin de evitar el riesgo de muerte súbita.

En segundo lugar, porque nuestras expectativas no siempre se cumplen. Es posible que, llegado el momento, no os acostumbréis a esta práctica y necesitéis recurrir a dormir en superficies diferentes. Además, en su cuna podrá realizar las siestas diurnas durante sus primeros años.

A la hora de escoger, asegúrate de que la cuna esté homologada y haya pasado los controles de calidad. Escoge un colchón con suficiente firmeza y evita los protectores acolchados que rodean la cuna para reducir el riesgo de asfixia.

Moisés o minicuna

Este objeto no es imprescindible, pero puede ser muy útil durante las primeras semanas o meses de vida de tu hijo. Los recién nacidos descansan mejor en espacios recogidos y de menor tamaño, ya que están acostumbrados al vientre materno. Así, la cuna puede no resultar muy apropiada en estos momentos.

Un moisés o una minicuna no solo ofrecen ese confort adicional, sino que además pueden moverse fácilmente por la casa de una habitación a otra. De este modo, podrás tener siempre cerca a tu bebé.

Móvil para bebés

Los móviles para bebés no son solo un elemento decorativo, sino que van mucho más allá. Son el primer juego de tu bebé y uno de sus primeros estímulos. Este elemento ayuda al desarrollo de la vista, del oído y del tacto y puede contribuir a que el niño se calme y se duerma.

Los móviles visuales suelen presentar colores vivos o grandes contrastes (por ejemplo, en blanco y negro). Sin embargo, no están hechos para ser manipulados por el niño, por lo que deben colgarse fuera de su alcance. Por el contrario, los móviles táctiles presentan materiales suaves y ligeros y han de colocarse a la altura del bebé.

Aunque generalmente se posicionan sobre la cuna, algunos expertos recomiendan colocarlos lejos del lugar donde duerme el pequeño. Por ejemplo, sobre una colchoneta. De este modo, se potencia la función recreativa.

Lámpara de noche

Tu bebé se despertará varias veces cada noche reclamando alimento, consuelo o atención. Por ello, es importante contar con una lámpara auxiliar que proporcione luz tenue e indirecta. Así, podrás llegar hasta tu pequeño y atenderlo sin confundirle con una estimulación visual excesiva. Recuerda que es fundamental que el bebé aprenda a distinguir entre el día y la noche para regularizar sus hábitos de sueño.



Cambiador

Los bebés necesitan entre 8 y 12 cambios de pañal diarios, por lo que contar con una superficie destinada a este fin puede facilitarte mucho la vida. Escoge un mueble con una altura adecuada para que no tengas que forzar tu zona lumbar.

Asegúrate además de que disponga de espacio para colocar todo lo necesario, contando toallitas, pañales, crema… Tenerlo todo a mano es imprescindible, ya que no se puede dejar al bebé solo mientras se busca aquello que se nos olvidó.

Espacio de almacenaje

Armario, cómoda, estanterías, perchas, cajones… no importa la opción que elijas, pero no olvides colocar suficiente espacio de almacenaje en la habitación de tu bebé. Aunque no lo parezca, necesitarás guardar y tener localizados múltiples objetos. Opta por muebles versátiles que sigan siendo de utilidad a medida que tu pequeño crezca.

Sillón de lactancia

Tanto si vas a amamantar a tu bebé como si planeas darle biberón, un sillón de lactancia os permitirá hacer de ese momento una experiencia íntima y sumamente agradable. Colocar este sillón en el cuarto infantil te dará la posibilidad de alejarte del bullicio del resto de la casa y compartir con tu niño unos momentos únicos.

Sillón para amamantar en el cuarto del bebé.
Un sillón de lactancia es muy útil. Te permite separarte del movimiento cotidiano de la casa para compartir el amamantamiento.

Hamaca para bebés

Este último objeto no necesariamente tiene que colocarse todo el tiempo en la habitación del bebé, pero es uno de los elementos que más valoran y agradecen los padres. Una hamaca para bebés te permitirá tener a tu hijo localizado, seguro y entretenido mientras tú realizas otras tareas. El pequeño podrá verte en todo momento mientras se encuentra cómodo y entretenido con el móvil que cuelga de su hamaquita.

Una habitación hermosa y funcional

Estas son algunas recomendaciones acerca de los objetos más importantes para la habitación de un bebé. No obstante, recuerda que el objetivo es que el cuarto sea funcional para ti y para tu familia. Ten en cuenta el espacio disponible y vuestras necesidades para no recargar la estancia y que esta sea un lugar de paz y sosiego.

Te podría interesar...
5 ideas para decorar el cuarto de tu bebé
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
5 ideas para decorar el cuarto de tu bebé

Organizar el espacio, el tiempo, el presupuesto y las ideas son las claves para lograr la decoración perfecta para el cuarto de tu bebé. Te decimos...