Efectos del óxido nítrico en el cuerpo humano

14 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Grecia Morillo
El óxido nítrico es un mensajero neuronal que se produce en el organismo y que es fundamental para el funcionamiento del cuerpo humano. Conoce sus funciones.

El óxido nítrico es un mediador químico de origen endógeno, es decir que se produce dentro del cuerpo. Es reconocido por ser el vasodilatador natural por excelencia. 

Los vasodilatadores son medicamentos que abren (dilatan) los vasos sanguíneos. De este modo, afectan las paredes de las arterias y las venas, lo que evita que se tensen y las paredes se estrechen. En consecuencia, la sangre fluye por los vasos sanguíneos con mayor facilidad y  el corazón no tiene que bombear con tanta fuerza, lo que reduce la presión arterial.

También se le conoce como óxido de nitrógeno (II) o monóxido de nitrógeno y tiene múltiples efectos que favorecen el funcionamiento del organismo.

La molécula del óxido nítrico está compuesta por dos átomos: uno de oxígeno y otro de nitrógeno, y tiene una gran capacidad de atravesar las membranas del organismo. Veamos más al respecto a continuación.

Procesos fisiológicos generados por el óxido nítrico

  • Funciona como neurotransmisor.
  • Relaja el tono de los vasos sanguíneos.
  • Favorece la osteogénesis o formación de huesos.
  • Máxima capacidad de respuesta del sistema inmunitario.
  • Inhibe la agregación plaquetaria, es decir que reduce la coagulación de la sangre.

Todos estos efectos regulan la homeostasis del cuerpo. Es decir que controla que todas las sustancias se secreten a tiempo y en las cantidades adecuadas. Estos efectos promueven la efectividad de todos los procesos del organismo.

Veamos más acerca de cada uno de estos procesos a continuación. De esta manera, se nos hará más fácil entenderlos.

Sistema cardiovascular

  • Tono vascular. Al fabricarse en las paredes de los vasos sanguíneos, el óxido nítrico modula el tono vascular. Es decir que el óxido nítrico se encarga de relajar las paredes internas del sistema vascular, provocando la dilatación del músculo que forma las paredes de arterias y venas. Este proceso colabora en la disminución de la presión que se genera como consecuencia de la hipertensión arterial esencial. Esto es la presión a nivel de las arterias cerebrales, arterias renales, retinianas y pulmonares.
  • Agregación plaquetaria. Este es otro de los efectos que genera esta sustancia tras su secreción. Al entrar en contacto con el sistema vascular, comienza a atravesar la pared de los vasos sanguíneos llegando hasta las plaquetas. De este modo, el óxido nítrico reduce la coagulación. Esto es fundamental en pacientes con riesgo de hemorragia u otros problemas de coagulación.

Sistema inmunitario

Con el funcionamiento correcto del sistema inmunitario, la secreción de óxido nítrico por los macrófagos genera buenas reservas de óxido nítrico que se almacenan en el organismo.

Una de las consecuencias beneficiosas de esto es la mejoría de la respuesta ante los agentes patógenos. Esto se debe a que impide la proliferación no solo de bacterias que han ingresado al cuerpo, sino también de virus, hongos, parásitos y cualquier sustancia que quiera alterar la composición inmunitaria.

Sistema nervioso y el óxido nítrico

Uno de los rasgos especiales del óxido nítrico, es su poder como neurotransmisor. Los neurotransmisores son moléculas químicas que envían señales dentro del sistema nervioso, son mensajeros neuronales.

El óxido nítrico representaría una clase totalmente nueva de mensajeros neuronales. Se describieron posibles vínculos entre este y los cambios en el aprendizaje y la memoria. 

Lee: Glutamato: el neurotransmisor excitador por excelencia

Sistema óseo

El óxido nítrico tiene un papel en el sistema óseo.

Las cantidades adecuadas de óxido nítrico en el organismo tienen una estrecha relación con la estimulación de la ostegénesis (formación de hueso). ¿Cómo ocurre esto? El óxido nítrico se encarga de reducir la concentración del calcio libre.

La baja cantidad de calcio libre es lo que impide la actividad de los osteoclastos que degradan y reabsorben el hueso. Es consecuencia, el hueso dura más tiempo.

Como hemos podido ver, el óxido nítrico resulta así, una sustancia esencial para la vida pues mantiene la regulación de muchos sistemas.