Paroxetina: usos y efectos secundarios

La paroxetina es un fármaco utilizado para el tratamiento de la depresión. Debe su efecto antidepresivo a la capacidad que tiene de aumentar la concentración de serotonina.
Paroxetina: usos y efectos secundarios
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 25 febrero, 2021.

Última actualización: 25 febrero, 2021

La paroxetina es un medicamento que pertenece a la familia de los inhibidores de la recaptación de serotonina o ISRS. Estos fármacos son unos antidepresivos utilizados para el tratamiento de varias patologías como la depresión clínica y el trastorno obsesivo compulsivo.

Este grupo de fármacos son capaces de aumentar la concentración sináptica de este neurotransmisor en las terminaciones nerviosas. La paroxetina es un medicamento análogo a la fluoxetina, uno de los fármacos más representantes de este grupo de antidepresivos.

Empezó a comercializarse en el año 1992 por la hoy llamada GlaxoSmithKline. Sin embargo, como curiosidad, esta compañía tuvo que pagar una multa impuesta por el Departamento de Justicia de los EE.UU. por múltiples problemas relacionados con su comercialización.

¿Qué es la depresión?

La paroxetina se utiliza para tratar la depresión.
La depresión es un problema de sanidad a nivel mundial, y sus efectos pueden ser devastadores.

La depresión es un trastorno emocional caracterizado por un sentimiento de tristeza constante, así como una pérdida de interés a la hora de realizar diferentes actividades. De este modo, este trastorno, también conocido bajo el nombre de trastorno depresivo mayor o depresión clínica, afecta en los siguientes niveles:

  • Sentimientos.
  • Pensamientos.
  • Comportamiento.
  • Actividades de la vida cotidiana.

La depresión es una enfermedad seria, no es un sentimiento de tristeza pasajera. Puede, incluso, incitar al paciente a suicidarse. Sin embargo, a pesar de que el tratamiento puede alargarse durante varios años, esta enfermedad se puede superar.

En cuanto a las causas es importante mencionar que, salvo algunos casos en los que la depresión se desarrolla de forma secundaria a otras enfermedades como el párkinson o la tuberculosis, la depresión se desencadena por una combinación de factores. Entre ellos mencionamos:

  • Biológicos: cambios hormonales o alteraciones en los neurotransmisores cerebrales como la serotonina, por ejemplo.
  • Psicosociales: como problemas familiares o en el ámbito laboral.
  • Personalidad: sobre todo aquellos mecanismos que están relacionados con la defensa psicológica.

¿Cómo ejerce su efecto en el organismo?

Como indica la evidencia científica, la paroxetina potencia la serotonina en el sistema nervioso central. Sin embargo, a diferencia de otros fármacos antidepresivos, este no afecta a las concentraciones de otras aminas biológicas, como la noradrenalina.

A pesar de conocer esta información, todavía no está clara la acción precisa de la paroxetina, ni tampoco la de los demás antidepresivos inhibidores de la recaptación de serototonina.

En estudios con animales, la paroxetina ha demostrado ser más potente que la sertralina y mucho más potente que la fluoxetina en su capacidad de inhibir la recaptación de este neurotransmisor.

La serotonina es, como hemos visto, un neurotransmisor del sistema nervioso central. Se encarga de regular los estados de ánimo y muchas personas lo conocen como la molécula de la felicidad.

Unos niveles bajos de serotonina están relacionados con el desarrollo de la depresión. Por eso, la paroxetina, al inhibir su recaptación, hace que haya más neurotransmisores disponibles para desencadenar sus efectos.

Quizás también te interese leer: Como detectar la depresión en un amigo

¿Cuáles son los efectos secundarios de la paroxetina?

La paroxetina produce efectos secundarios.
Al igual que otros fármacos antidepresivos, los trastornos gastrointestinales son comunes.

La paroxetina, al igual que todos los fármacos que están en el mercado, puede producir una serie de efectos indeseados para el paciente.

Entre los más habituales, cabe destacar la aparición de náuseas y vómitos en el 25 % de los pacientes y el estreñimiento o la diarrea en el 16,5 %, siendo estos efectos los responsables de que un 20,9 % de los tratados con paroxetina abandonen el tratamiento.

No obstante si el paciente continúa con el tratamiento se suele habituar a algunos de los problemas gastrointestinales; incluso, estos pueden llegar a desaparecer. Sin embargo, hay otros, como la sequedad en la boca, que pueden persistir.

Por otra parte, mencionar que si se administra paroxetina con otros fármacos que también aumenten los niveles de serotonina, puede desencadenarse el síndrome serotoninérgico, el cual se manifiesta con los siguientes síntomas:

  • Mareos.
  • Sedación.
  • Somnolencia.
  • Hipertensión.
  • Náuseas y vómitos.
  • Otros.

¿Qué debes recordar sobre la paroxetina?

La paroxetina es un fármaco utilizado para el tratamiento de la depresión. Debe su efecto antidepresivo a la capacidad que tiene de aumentar la concentración de serotonina, un neurotransmisor que interviene en los estados de ánimo de las personas y cuyo déficit favorece la aparición de depresión.

Consulta con el médico o con el farmacéutico cualquier duda que te surja sobre este medicamento y cíñete a las recomendaciones que te den para tratar de evitar los efectos adversos y las posibles complicaciones.

Te podría interesar...
Serotonina: qué es y cómo actúa
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Serotonina: qué es y cómo actúa

La serotonina es un neurotransmisor derivado del triptófano, presente en el sistema nervioso central y en el tracto gastrointestinal.



  • Talamonti, F. (1994). PAROXETINA. Rivista Di Psichiatria.
  • De, R., Luís, C., Cavallazzi, O., & Grezesiuk, A. K. (1999). SÍNDROME SEROTONINÉRGICA ASSOCIADA AO USO DE PAROXETINA. Arq Neuropsiquiatr.
  • Chocrón Bentata, L. (2006). El tratamiento con paroxetina durante 2 años previene la recurrencia de depresión en ancianos. FMC - Formación Médica Continuada En Atención Primaria. https://doi.org/10.1016/s1134-2072(06)71371-8