Sertralina: qué es y cuáles son sus efectos

La sertralina es uno de los psicofármacos utilizados en el tratamiento de la depresión mayor. ¿En qué otras condiciones se recomienda? Aquí lo detallamos.
Sertralina: qué es y cuáles son sus efectos
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 05 agosto, 2021.

Última actualización: 05 agosto, 2021

La sertralina, también conocida como «Zoloft» por su nombre comercial, es un psicofármaco que se clasifica dentro del grupo de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Se emplea principalmente para tratar la depresión mayor, pero también contra el estrés social, los ataques de pánico, los pensamientos obsesivo-compulsivos y el estrés postraumático.

Aunque durante muchos años se ha empleado como tratamiento de primera línea en los pacientes con depresión, hace poco la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) lanzó algunas advertencias sobre su uso. En particular, la entidad informó que los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes tuvieron tendencias suicidas tras usar el medicamento. ¿Qué debes saber al respecto?

Advertencias sobre el uso de sertralina

Antes de entrar en detalles sobre la composición y el mecanismo de acción de la sertralina, es fundamental resaltar las recientes alertas que se emitieron sobre su consumo. Si bien es un medicamento aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), esta misma entidad ha hecho hincapié en sus posibles riesgos.

Riesgo de pensamientos o comportamientos suicidas

Un artículo divulgado por la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos a través de la base de datos Medline expone que los niños, adolescentes y adultos mayores que toman antidepresivos para tratar la depresión u otros trastornos mentales tienen más tendencia de tener pensamientos suicidas. El riesgo es mayor durante los primeros meses de tratamiento o cuando ya hay antecedentes de este tipo de conductas.

De igual manera, se ha observado esta reacción entre aquellos que disminuyen la dosis del medicamento. Aún así, los investigadores no han determinado qué tan grande es este riesgo, y si supera los beneficios que otorga el fármaco. De cualquier modo, la recomendación general es consultar de inmediato al médico en caso de presentar los siguientes síntomas:

  • Depresión nueva o empeoramiento de la misma.
  • Pensamientos de muerte o, peor aún, planificación e intento de suicidio.
  • Preocupación extrema.
  • Agitación.
  • Ataques de pánico.
  • Ansiedad severa.
  • Problemas para dormir.
  • Comportamientos irritables.
  • Inquietud grave.
  • Excitación anormal.
Advertencias sobre el uso de sertralina
La FDA advierte que el consumo de este antidepresivo se vincula a un mayor riesgo de pensamientos suicidas en niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Otras advertencias para considerar

Como ocurre con cualquier psicofármaco, la sertralina no debe consumirse sin supervisión profesional. Debido a sus riesgos potenciales, solo debe ser ingerido si lo receta un profesional de la salud mental. Otras advertencias que se deben considerar son las siguientes:

  • Síndrome serotoninérgico: en casos raros, la sertralina puede provocar una enfermedad grave conocida como síndrome serotoninérgico. La misma cursa con alucinaciones y delirios, coma, alteraciones del ritmo cardíaco, pérdida del conocimiento, entre otros.
  • Reacción alérgica grave: síntomas como hinchazón del rostro o de la garganta, así como dificultades para respirar, alertan de una posible reacción alérgica al fármaco. Hay que consultar de inmediato.
  • Disfunción sexual: los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina se asocian a problemas de la función sexual, como disminución de la libido, retraso del orgasmo y problemas para tener una erección.
  • Aumento del sangrado: no se aconseja su consumo simultáneo con anticoagulantes, AINEs y aspirina. En estos casos incrementa el riesgo de sangrado.

Te puede interesar: Tipos de antidepresivos


¿Qué es la sertralina y por qué se usa?

Ahora que quedan claras las advertencias sobre este medicamento, es momento de detallar qué es exactamente y por qué se usa. La sertralina fue lanzada al mercado en el año 1991 por parte de la empresa farmacéutica Pfizer.

Es un medicamento antidepresivo que hace parte de los llamados inhibidores selectivos de recaptación de la serotonina, sustancia que se produce de forma natural en el cerebro, y que es clave en el equilibrio mental.

Suele emplearse solo o combinado con otros fármacos. De acuerdo con un artículo divulgado en National Center for Biotechnology Information, se usa para el tratamiento de los siguientes trastornos:

  • Trastorno depresivo mayor,.
  • Trastorno obsesivo compulsivo.
  • Estrés postraumático.
  • Ansiedad social.
  • Trastorno de pánico.
  • Trastorno disfórico premenstrual.

Sumado a esto, tiene otros usos que aún no han sido aprobados por la FDA, como el trastorno por atracón, la bulimia nerviosa, la ansiedad generalizada y el trastorno dismórfico corporal.

Mecanismo de acción de la sertralina

La sertralina es un inhibidor de la recaptación de serotonina. Asimismo, es altamente selectivo con unos efectos mínimos sobre la recaptación de la norepinefrina, a diferencia de muchos antidepresivos tricíclicos.

Con otras palabras, la serotonina – al igual que otros neurotransmisores – es segregada por una neurona para unirse con los receptores de la membrana de otra neurona contigua y, así, desencadenar un efecto.

Después, se libera de este receptor y algunas moléculas vuelven a la neurona que la segregó previamente por un proceso de recaptación. Es en este proceso donde ejerce su efecto la sertralina, inhibiéndolo. Así, la serotonina no se recapta, y aumenta su concentración en el espacio presináptico que hay entre una neurona y otra.

Al incrementar este neurotransmisor, puede volver a unirse a los receptores de la membrana de la neurona y desencadenar más efecto. Todo esto repercute de manera positiva en la regulación del estado de ánimo, la personalidad y la vigilia. De ahí la efectividad de este fármaco en diversas enfermedades psiquiátricas.

Presentaciones y recomendaciones de uso

Ahora mismo, la sertralina está disponible en tabletas y en concentrado líquido para consumo oral. Tanto las dosis como las indicaciones de uso las debe determinar el profesional en salud mental. Aún así, lo usual es una toma al día, ya sea en la mañana o en la tarde.

Por ningún motivo hay que exceder la dosis sugerida por el médico. Tampoco se debe reducir, a menos que este lo indique. La presentación líquida se diluye antes de consumirla. Esto puede ser en agua, soda de jengibre, soda limón o jugo de naranja. No hay que hacerlo con otras bebidas no recomendadas.

A menudo, el médico sugiere una dosis mínima del medicamento, y aumenta la dosis de manera gradual según las necesidades del paciente. Una vez administrado, pueden pasar varios días o semanas antes de experimentar los beneficios. No se debe suspender hasta que el profesional lo indique.

Posibles efectos secundarios de la sertralina

Como hemos comentado, el uso de sertralina acarrea algunos riesgos que deben considerarse antes de iniciar el tratamiento. Entre estos, es importante detallar sus posibles efectos secundarios. Los mismos abarcan lo siguiente:

  • Somnolencia, insomnio o ambos.
  • Náuseas, pérdida de apetito, diarrea e indigestión.
  • Aumento de la sudoración. 
  • Problemas sexuales, como la disminución del deseo sexual y la falla en la eyaculación.
  • Mareos y temblores.
  • Fatiga.
  • Agitación.

Otras reacciones más graves son las siguientes:

  • Intentos de suicidio.
  • Pensamientos suicidas.
  • Empeoramiento de la depresión.
  • Agitación e irritabilidad.
  • Problemas para dormir.
  • Conductas agresivas o violentas.
  • Hablar más de lo normal.
  • Síndrome serotoninérgico.
  • Ataques o convulsiones.
  • Niveles bajos de sodio.
  • Visión borrosa o doble.
Mujer tomando pastilla
La sertralina puede causar varios efectos secundarios. Por eso, su consumo debe estar supervisado por el médico.


Recomendaciones para el uso de sertralina

Dada su complejidad, la sertralina debe emplearse con mucha precaución. En este sentido, es fundamental una buena comunicación entre el paciente y el médico. En primera instancia, hay que informar si hay antecedentes de alergia a este u otro medicamento. También si hay alergia al látex.

Por otro lado, no hay que dejar de lado los posibles riesgos de interacciones medicamentosas. Así las cosas, es necesario informar si se están tomando otros medicamentos o algún suplemento herbal. Otros datos para informar al médico son los comentados a continuación:

  • Antecedentes de ataque cardíaco, apoplejía o hipertensión, sobre todo si el problema es reciente o aún está presente.
  • Bajos niveles de sodio en la sangre.
  • Episodios previos de convulsiones.
  • Presencia de enfermedades cardíacas o hepáticas.
  • Embarazo o lactancia.

Debido a su efecto somnífero, hay que evitar conducir u operar maquinaria tras consumir el medicamento. No se aconseja su ingesta simultánea con bebidas alcohólicas. En la medida de lo posible, hay que llevar un control del tratamiento y atender oportunamente cualquier irregularidad.

Te podría interesar...
Antidepresivos y alcohol: ¿qué efectos tiene su combinación?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Antidepresivos y alcohol: ¿qué efectos tiene su combinación?

Muchas personas combinan los fármacos antidepresivos y el alcohol sin saber que esta combinación de sustancias es muy peligrosa.



  • Fegert, J. M. (2004). Depression treatment with SSRI in child and adolescent psychiatry. A debacle of research or information? NERVENHEILKUNDE.
  • Farmoz. (2011). RCM Sertralina. Journal of Chemical Information and Modeling. https://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004
  • Rodríguez-Ramos, P., & Mardomingo Sanz, M. J. (1998). Respuesta a la sertralina en adolescentes con trastorno obsesivo-compulsivo. Actas Espanolas de Psiquiatria.