¿Por qué nos resfriamos?

Hay varios factores que pueden incidir en la aparición de los resfriados. Sin embargo, en general, se trata de una infección viral. ¿A quienes afecta? ¿Cuáles son sus síntomas? En este espacio lo detallamos.
¿Por qué nos resfriamos?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Carmen Martín

Última actualización: 08 abril, 2022

Los resfriados son una de las patologías más comunes en nuestro medio. De hecho, se trata de uno de los motivos de consulta más frecuentes al médico de familia y, también, una de las razones de absentismo laboral y escolar. Sin embargo, ¿sabemos por qué nos resfriamos?

En cada lugar y cultura existen diferentes creencias de por qué nos resfriamos. Tanto es así que, por ejemplo, en gran parte de España se piensa que el resfriado se asocia casi por completo a haber cogido frío en algún momento previo.

Curiosamente, existen textos egipcios del 1500 a. C. que ya describían el resfriado. Hoy en día, debido a los avances en la medicina, podemos afirmar cuáles son sus causas reales y definir de manera concreta qué sucede durante el resfriado en el cuerpo.

Por ello, en este artículo te explicamos por qué nos resfriamos y todo lo que debes saber sobre ello. Así, podremos dejar atrás los mitos culturales sobre esta condición, que afecta prácticamente a toda la población en algún momento de su vida.

¿Por qué nos resfriamos?

En realidad,  un resfriado es una infección por un virus. Es una de las enfermedades más comunes y, generalmente, se da por rinovirus y coronavirus. Se trata de una afección autolimitada que no suele durar más de 10 días.

Es importante destacar que, aunque su nombre nos lleve a confusiones, no nos resfriamos por coger frío. Si bien es cierto que el frío y el invierno se relacionan con más casos de resfriados, este no es el motivo. Debe quedar claro que el resfriado es una infección vírica.

De acuerdo con el Manual MSD, ” son muchos los virus causantes de resfriados (rinovirus, adenovirus, coronavirus y metapneumovirus humanos), pero los rinovirus (de los cuales existen más de 100 subtipos)”.

Mujer con resfriado
Los resfriados no están causados por el invierno. Si bien son más frecuentes en esta época, su causa real es una infección viral.

Los resfriados afectan a personas de todas las edades. Son virus muy contagiosos que se expanden con facilidad. Los síntomas más frecuentes de esta infección son los estornudos y la congestión nasal. Otros síntomas comunes son los siguientes:

  • Tener los ojos llorosos y mucha secreción nasal.
  • Dolor de cabeza o en la garganta.
  • Cansancio y sensación de malestar.
  • Mucosidad en la garganta o en el pecho.

Cuando nos resfriamos, el virus que lo ha provocado se puede propagar de muchas maneras desde el cuerpo. Al estornudar, toser o hablar, facilitamos que el virus se disperse por el ambiente o llegue a otra persona.

Lo mismo ocurre cuando compartimos objetos o tocamos a una persona que está resfriada. Esta es otra de las causas por las que siempre se ha asociado los resfriados con coger frío. La gente, cuando hace frío, tiende a resguardarse en sitios cálidos donde hay muchas personas, y así se favorece el contagio.

¿Cuáles son los factores de riesgo de los resfriados?

El hecho de que se trate de una infección vírica no descarta que haya ciertos factores que faciliten que nos resfriemos, como el hecho de haber cogido frío o de que sea invierno.

En primer lugar, hay que entender que, aunque nos resfriamos con más frecuencia en invierno, puede suceder en cualquier época del año. Lo mismo ocurre con la edad; cualquier persona puede sufrir un resfriado.

No obstante, la incidencia en niños que son menores de 6 años es mucho mayor. Esto se debe a que las medidas de higiene a esta edad no son muy cuidadosas y, sobre todo, a que el contacto entre niños es mucho mayor al jugar o en el colegio.

Niña resfriada tosiendo.
Los resfriados suelen ser más frecuentes en niños, ya que los entornos escolares facilitan el contagio del virus.

Otro factor de riesgo por el que nos resfriamos con más frecuencia es tener un sistema inmune débil. Haber padecido una enfermedad recientemente o tener alguna patología crónica influyen de forma significativa. 

El sistema inmunitario depende de muchos elementos y sustancias, por lo que está expuesto a numerosos cambios y déficits que pueden debilitarlo. Por ejemplo, no dormir correctamente o tener un déficit de vitamina C.

Se ha demostrado que el humo del tabaco también predispone más a un resfriado. Tanto los fumadores activos como los pasivos tienen una mayor tendencia a resfriarse. El motivo es que el humo daña las mucosas del aparato respiratorio y facilita la entrada del virus al organismo.

En conclusión, nos resfriamos debido a una infección por un virus, que puede ser de diferentes familias. Es importante entender que el frío o el invierno son factores que facilitan que esto ocurra, pero que no son la causa del resfriado.



  • InformedHealth.org [Internet]. Cologne, Germany: Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG); 2006-. Common colds: Overview. 2006 Feb 14 [Updated 2018 Nov 15]. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK279543/
  • Worrall G. Common cold. Can Fam Physician. 2011;57(11):1289–1290.
  • Arroll B. Common cold. BMJ Clin Evid. 2011;2011:1510. Published 2011 Mar 16.
  • Troullos E, Baird L, Jayawardena S. Common cold symptoms in children: results of an Internet-based surveillance program. J Med Internet Res. 2014;16(6):e144. Published 2014 Jun 19. doi:10.2196/jmir.2868