Posiciones fetales durante el parto

Ana Núnez·
18 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
17 Noviembre, 2020
El bebé no siempre toma la misma posición fetal cuando llega el momento de nacer. Existen variaciones que determinan cómo será el trabajo de parto y las complicaciones que pueden asociarse al mismo.

Las posiciones fetales que adquirirán los bebés durante el parto son una incógnita que acompaña a las madres. Ya no hasta el final del embarazo, gracias a los métodos diagnósticos de los que disponemos en la actualidad.

Conoce en este artículo cuáles se pueden presentar y qué debemos saber de cada una, pues es uno de los factores que determina si se tratará de un alumbramiento natural o de una cesárea.

Al hablar de posición fetal se hace referencia al punto de la pelvis donde se encuentra la parte del bebé que encabeza el trayecto hacia el canal del parto. En general, esa parte suele ser la cabeza, aunque puede presentarse de pies, de nalgas o de manera transversal con un hombro o brazo.

Posición cefálica anterior

En esta posición el bebé tiene la cabeza hacia abajo, en dirección al canal del parto y un poco inclinada a un costado. La coronilla ha encajado en la pelvis y la columna vertebral mira hacia el abdomen de la madre. Esta es la posición fetal ideal y más frecuente: alrededor del 95 % de los bebés la adoptan.

Posición cefálica posterior

Esta postura varía con respecto a la anterior porque la columna vertebral del bebé se encuentra apoyada sobre la madre y en la pelvis ha encajado la frente o la cara. La posición, al ser cefálica, permite el parto vaginal, aunque puede ser más lento, pues dificulta la salida por el canal.

Esquema de las posiciones fetales durante el embarazo.
Las posiciones fetales se vinculan al tipo de parto que se concretará y al desarrollo correcto del mismo.

Posición podálica o pelviana

Es una posición poco común que adoptan alrededor del 3 % de los bebés. En este caso, la cabeza apunta hacia la cabeza de la mamá y, según la colocación de sus piernas, se pueden presentar tres tipos:

  • Incompleta: el bebé tiene las piernas hacia arriba, frente a su cuerpo, con los pies cerca de la cara.
  • Completa: las piernas están cruzadas y los pies hacia abajo, cerca de sus nalgas.
  • Podálica: uno o ambos pies están hacia abajo, apuntando hacia el canal de parto.

A veces se consigue el parto vaginal en esta posición, a pesar de la dificultad que la postura acarrea. Para evitar poner en riesgo al bebé y a la mamá, es común que el personal de salud intente hacer girar al bebé con una técnica llamada versión cefálica externa. De ser necesario, se programará una cesárea para evitar contratiempos.

Transversal

En la posición fetal transversal, la parte del bebé en dirección al canal del parto puede ser el hombro, el tronco, las manos o los pies. En esta postura el bebé se encuentra cruzado, ubicado de manera horizontal en relación al útero de la madre. Si no logra girar a la postura cefálica debe realizarse la cesárea.

De todas las posiciones fetales durante el parto, esta es la menos frecuente, pues su incidencia es de aproximadamente 1 %. Suele suceder cuando el nacimiento se adelanta a la fecha de parto prevista o cuando se trata de un embarazo múltiple.

Te puede interesar: ¿Cuáles son las etapas del embarazo?

¿En qué semana el feto se posiciona para nacer?

Alrededor de la semana 30 de embarazo el bebé girará la cabeza hacia el canal del parto, mirando hacia su espalda, preparándose para el nacimiento. Sin embargo, algunos fetos se posicionan desde la semana 25 y otros llegan al final del embarazo sin alcanzar esta presentación cefálica conocida como encajamiento.

La actitud fetal normal es un término utilizado para señalar la posición de encaje adecuada que resulta en menos complicaciones para el trabajo de parto. Le indica al personal médico que la pelvis está ensanchada y preparada para que la cabeza del bebé descienda.

Se conoce como posición 0 al punto en el que la parte más grande de la cabeza del bebé entra a la pelvis a la altura de las espinas ciáticas de la madre. En este momento, el médico dirá que el bebé está encajado. Si se presentara por encima de las espinas ciáticas, la posición se indica con un número negativo que va de -1 a -5.

Maniobra médica para encajamiento fetal.
Existen maniobras para lograr el encajamiento fetal en la pelvis, pero no son efectivas siempre.

¿Puede la madre ayudar al posicionamiento?

Sí, la madre puede practicar algunos ejercicios para ayudar al bebé a alcanzar las posiciones fetales adecuadas en el último mes de embarazo. Aquí te indicamos algunos de ellos:

  • Al estar sentada, inclina la pelvis hacia adelante en lugar de hacia atrás.
  • Ponte de rodillas (como si estuvieras limpiando el suelo) durante unos minutos en varios momentos del día. Esta postura ayuda al bebé a moverse hacia la posición cefálica anterior.
  • Pasa tiempo sentada sobre una pelota de parto o de ejercicios de pilates.
  • Mantén las caderas más altas que las rodillas cuando te sientes.
  • Al viajar en automóvil, siéntate sobre un cojín para levantar e inclinar el trasero hacia delante.
  • Si debes pasar mucho tiempo sentada, toma descansos regulares para moverte.

Sigue leyendo: Ejercicios con pelota para embarazadas

Las posiciones fetales determinan el parto

Las posiciones fetales puede variar hasta el último momento, así que lo mejor será mantener la calma. Si llegada la semana 36 del embarazo el bebé aún no se presenta en posición cefálica, puedes consultarle al médico qué sugiere. Pregúntale si puedes probar con técnicas adyuvantes que estimulen el posicionamiento adecuado.

El estudio por ultrasonido, conocido como ecografía, siempre será un buen aliado para evaluar la posición del bebé. Permite reducir los riesgos y proyectar el tipo de parto conveniente de acuerdo a cada caso.

  • Carvajal, Jorge y Ralph, Constanza (2018) Manual de Obstetricia y Ginecología. Pp. 153-154
  • Dueñas García Omar Felipe, Herrera Osorio Octavio, Beltrán Montoya Jorge. (2015) Manual de obstetricia y procedimientos medicoquirúrgicos. Capítulo 19: Versión cefálica externa.
  • Moreno, María Dolores Miranda, Virginia Rodríguez Villar, and AM Bonilla García. "Presentación podálica en el embarazo a término." TRANCES. Transmisión del Conocimiento Educativo y de la Salud 5 (2016): 389-396.
  • Gary Cunningham, Kenneth J. Leveno, Steven L. Bloom, John C. Hauth, Dwight J. Rouse, Catherine Y. Spong. (2011). Trabajo de parto y parto normales en Obstetricia de Williams (págs. 374-380). Mexico: McGraw Hill Mexico.
  • Kilpatrick S, Garrison E. Normal labor and delivery. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 12.
  • Lanni SM, Gherman R, Gonik B. Malpresentations. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 17.
  • Molina Reyes, C., and A. L. Muñoz Martinez. "La malposición fetal occipito-posterior. Revisión bibliográfica." Metas de Enfermería 12.7 (2009): 22-26.