Cómo preparar 5 infusiones para dormir mejor por la noche

Además de consumir estas infusiones, para dormir mejor y favorecer el descanso es importante que procuremos evitar el uso de dispositivos electrónicos, al menos, una hora antes de irnos a la cama.
Cómo preparar 5 infusiones para dormir mejor por la noche
Nelton Abdon Ramos Rojas

Revisado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 06 mayo, 2021.

Escrito por Daniela Echeverri Castro, 08 noviembre, 2017

Última actualización: 06 mayo, 2021

Dormir es importante para mantenernos enérgicos y vitales durante las actividades que realizamos durante la jornada. Ahora bien, ¿qué pasa cuando sospechamos que sufrimos de insomnio? Para esos casos te presentamos las mejores infusiones para dormir mejor por la noche.

Cuando dormimos, el organismo lleva a cabo una serie de funciones que, aunque las pasamos por alto, son determinantes para nuestra salud física y mental. El problema es que, por el estilo y el ritmo de vida actual, nos estamos malacostumbrando a recortar nuestro horario de descanso, o bien, por una u otra razón, nos cuesta trabajo dormir el tiempo adecuado.

Como consecuencia, nos sentimos más cansados durante el día y, muchas veces, tenemos problemas de concentración, fatiga y otros síntomas que reducen nuestra calidad de vida. Por fortuna, podemos aprovechar diversas soluciones de origen natural que, ingeridas antes de dormir, nos ayudan a completar un buen ritual para lograr un buen descanso. ¿Te animas a probarlas?

1. Infusión de manzanilla, ideal para dormir mejor

Té de manzanilla.

La infusión de manzanilla es una de las bebidas que más se emplean para complementar el tratamiento del insomnio. No solo ayuda a dormir mejor, sino que sus propiedades calmantes reducen la ansiedad y el estrés e incluso algunas molestias leves, como puede ser un cólico menstrual o un dolor de cabeza.

Cabe destacar que, además de esto, tiene propiedades antiinflamatorias y digestivas que ayudan a disminuir las digestiones pesadas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • ½ cucharada de flores de manzanilla (5 g).
  • Opcional: una pizca de miel.

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las flores de manzanilla.
  • Deja reposar la bebida durante 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión de manzanilla al menos unas dos horas antes de acostarte.

2. Infusión de pasiflora

Dentro de nuestra selección de infusiones para dormir mejor no podíamos dejar de mencionar la pasiflora, una planta medicinal con propiedades sedantes. Esta infusión ayuda a mitigar el estrés, la depresión y otros desequilibrios emocionales que, a menudo, se relacionan con los trastornos de sueño.

Tiene propiedades ansiolíticas, antiespasmódicas y analgésicas, todas idóneas para reducir la tensión física y el estrés emocional.

Ingredientes

  • ½ cucharada de pasiflora (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Opcional: miel.

Preparación

  • Agrega una cucharadita de pasiflora en una taza de agua hirviendo, tápala y deja que repose 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, fíltrala con un colador y endúlzala con un toque de miel.

Modo de consumo

  • Disfruta de una taza de infusión unas dos horas antes de acostarte.

3. Infusión de tila

Infusion-de-tila

La infusión de tila se ha utilizado como tratamiento para el insomnio desde hace cientos de años. Se le atribuyen propiedades ansiolíticas y sedantes que ayudan a controlar los nervios y facilitan la conciliación del sueño.

Ingredientes

  • ½ cucharada de tila (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y agrégale la tila.
  • Deja reposar la bebida a temperatura ambiente y, cuando esté apta para su consumo, cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión de tila 20 o 30 minutos antes de acostarte.

4. Infusión de lavanda

Por su delicioso aroma, las flores de lavanda se han empleado en la aromaterapia como una solución natural para calmar los nervios, la ansiedad y el insomnio.

Tanto las flores de la planta como sus aceites esenciales actúan de forma eficaz sobre el sistema nervioso, promoviendo la relajación y mejorando la calidad de sueño de quienes no consiguen dormir bien.

Ingredientes

  • ½ cucharada de flores de lavanda (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade las flores de lavanda en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 5 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión antes de acostarte y, si gustas, inhala sus vapores para disfrutar sus propiedades aromáticas.

5. Infusión de valeriana

Té de valeriana.

La valeriana es una de las plantas más populares para el alivio de los trastornos de sueño, en especial cuando estos están relacionados con desequilibrios en el sistema nervioso.

Se le atribuyen compuestos sedantes, ansiolíticos y antiinflamatorios que, tras asimilarse en el organismo, ayudan a relajar los nervios para mejorar la calidad de sueño. Su consumo debe realizarse solamente en horarios nocturnos, antes de dormir, ya que causa sensación de sueño en poco tiempo.

Ingredientes

  • ½ cucharada de valeriana (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale media cucharada de valeriana.
  • Deja reposar la bebida a temperatura ambiente, durante 5 o 10 minutos, y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión al menos una hora o dos antes de acostarte.

Recomendaciones finales para que disfrutes de tus infusiones

Ten en cuenta que si añades una gran cantidad de miel a tus infusiones para dormir, es posible que reduzcas su efecto. Esto es porque la miel, al ser rica en azúcares y carbohidratos, es energizante. Por ende, úsala con moderación.

Por otro lado, ten en cuenta que lo ideal es que bebas las infusiones entre 2 y 3 horas antes de irte a dormir, pues así no te levantarás luego a orinar, interrumpiendo así tu descanso.

¿No logras conciliar el sueño? ¿Te despiertas a mitad de la noche? Si últimamente no consigues dormir bien, anímate a probar alguna de las infusiones mencionadas y, a la par de ello, sigue todas las recomendaciones de tu médico. Ten en cuenta que muchas veces, la clave del éxito está en un buen ritual de sueño.