7 primeros signos de la alopecia: ¿cómo se puede actuar?

¿Cuáles son los primeros signos de la alopecia? ¿Cómo puede saber alguien si está empezando a quedarse calvo? En este artículo conoceremos algunas de las señales de advertencia.
7 primeros signos de la alopecia: ¿cómo se puede actuar?
Leidy Mora Molina

Revisado y aprobado por la enfermera Leidy Mora Molina el 04 septiembre, 2021.

Escrito por Rafael Victorino Muñoz, 04 septiembre, 2021

Última actualización: 04 septiembre, 2021

Cuando comienzan a aparecer los primeros signos de alopecia, el temor a la calvicie deja de ser algo vago para convertirse en un hecho muy real. La pérdida de algunas hebras es relativamente normal para todos, pero hasta cierto punto.

Y aunque tal vez no hayas pensado mucho en ello durante tu juventud, cuando el cabello es abundante, pasados los 30 años se hacen notar los primeros signos de alopecia. Dejas más pelos en la almohada al levantarte, quedan más hebras en el peine y la frente se percibe más amplia.

¿Qué es la alopecia?

La palabra alopecia deriva de la voz griega alôpekia o alopex, que significa ‘zorro’. La adopción del vocablo se debe a que este mamífero muda el pelo dos veces al año. Y por extraño que parezca, también en algunos animales se presenta una forma de calvicie, denominada alopecia X o secuestro folicular.

Se estima que entre 50 y 150 cabellos al día es una pérdida normal para un humano adulto. Aunque no se tiene una medida exacta. Concretamente, se llama alopecia a la pérdida anormal del cabello.

Existen diferentes tipos de alopecia:

  • Androgénica: según los estudios, es la más común. Afecta a la mitad de la población masculina.
  • Difusa: puede producirse por cambios hormonales o reacciones a fármacos. En esta variedad, el folículo piloso se reduce hasta dejar de crecer el pelo en ciertas zonas.
  • Areata: se forman áreas sin pelo, sin un orden o patrón.
  • Cicatricial: donde deja de crecer pelo, aparece una cicatriz.
  • Nerviosa: provocada por el estrés o la ansiedad .
  • Traumática: por factores externos, como la tracción, la presión o la tricotilomanía.


Primeros signos de alopecia

Reconocer los primeros signos de alopecia es la mejor forma de prevenir que siga ocurriendo y tratar de buscar una solución. A continuación te explicamos en qué tienes que fijarte.

1. Pérdida mayor de lo habitual

Es normal perder algunos cabellos. Por lo común no los ves, al estar dispersos en distintos lugares. Pero si cada vez encuentras más cabellos tuyos por donde quiera, este puede ser uno de los primeros signos de la alopecia que notes.

Pelo en el cepillo por alopecia.
La caída intensa del cabello se manifiesta con la presencia de muchas hebras en el peine o en el cepillo.

2. El peine y el lavabo te hablan

En concordancia con lo anterior, al tener mayor pérdida de cabello lo notarás en el peine o el cepillo, dependiendo de lo que uses. Por otra parte, ya sea que lo hagas en la ducha o en el lavabo, al lavarte la cabeza se percibirán los cabellos sueltos; incluso en la toalla.

3. Entradas en la línea del cabello

Cuando ves tus fotos de la universidad y te miras en el espejo ahora, ¿te da la impresión de que la frente es más amplia? En muchos hombres, los primeros signos de alopecia tienen que ver con la aparición de las entradas o con cambios en la llamada línea de la frente.

Es posible que esto solo se acentúe un poco, sin llegar a desarrollarse una verdadera calvicie. Pero en otras personas, este cambio leve se convierte en algo cada vez más notable.

4. Cabello ralo o escaso

La abundancia del cabello puede ser un factor clave, constituyéndose su adelgazamiento en otro de los primeros signos de alopecia a tener en cuenta. Ent0nces, las hebras comienzan a ralear o escasear.

Esto quiere decir que donde hubo abundancia, ahora parece haber escasez. En el caso de los hombres, se nota en las entradas. En la alopecia femenina esta pérdida de volumen es reveladora.

5. Coronilla

Antes de notarse en las entradas o en la frente, en algunos hombres los primeros signos de alopecia se presentan en la coronilla, que es la punta de la cabeza. En esa zona aparece un una incipiente pelada.

6. Caspa y grasa

Por sí solos, la caspa o la grasa en el pelo no son un indicativo ni una causa de que estemos experimentando caída del pelo mayor de lo habitual. No obstante, su persistencia afecta la salud capilar. Incluso, según algunos estudios, la caspa puede precipitar y exacerbar la alopecia androgénica.

7. Molestias en el cuero cabelludo

Molestias frecuentes en el cuero cabelludo, como enrojecimiento o comezón, las debemos tomar en cuenta para solicitar una evaluación de la salud del cabello, con miras a determinar si estamos ante uno de los primeros signos de alopecia.

Y aunque aún no se esté cayendo el pelo, una de las posibles causas por las que se desencadena la alopecia son los hongos y algunos tipos de dermatitis. Así que, en caso de sentir irritación en la cabeza o ver una descamación, lo más recomendable es acudir a un especialista.



Factores que inciden en la aparición de los primeros signos de alopecia

Ahora que ya conocemos cuáles son los primeros signos de la alopecia, hay que ver qué factores pueden estar relacionados a su aparición. No obstante, es oportuno acotar no hay una sola causa de la calvicie:

  • Genética: en el caso de la alopecia androgénica, este es el factor determinante.
  • Estrés: en determinadas personas, situaciones estresantes pueden influir la salud capilar, incidiendo en la caída del cabello, según revelan las investigaciones.
  • Productos, tratamientos y medicamentos: se cree que algunos productos para el cabello con siliconas y alcohol podrían contribuir con el daño al cuero cabelludo. Sin embargo, no hay estudios que lo certifiquen. Sí sabemos que inciden los quimioterápicos, los anticoagulantes, los antidepresivos y los corticoides.
  • Enfermedades: patologías crónicas son a menudo causantes de la aparición de los primeros signos de alopecia. Entre estas se encuentran el lupus, la sífilis, el hipotiroidismo y la psoriasis.
  • Tracción del cabello: en estudios se ha determinado que el peinado violento o con demasiada fuerza puede originar una foliculitis mecánica irritativa no infecciosa, también llamada foliculitis por tracción.
  • Tabaquismo: en una investigación realizada en Taiwán se encontró que el consumo frecuente de cigarrillo es un factor estadísticamente significativo relacionado con la alopecia androgénica.

Tratamientos para la alopecia

Cuando comienzan a aparecer los primeros signos de alopecia, surge la necesidad de encontrar una solución. A continuación conoceremos cuáles son los tratamientos más utilizados:

  • Fármacos: productos como el minoxidil o el finasteride han sido utilizados para ayudar a frenar la caída del cabello. Los estudios realizados revelan que, consumidos de manera combinada, los pacientes muestran mejoría.
  • Redensificación capilar: también llamado protocolo de redensificación capilar (PRC), combina los tratamientos de biofotomodulación y pulso magnético. Es un procedimiento no quirúrgico y poco invasivo.
  • Injerto capilar: con el injerto capilar se busca que crezca nuevamente el cabello en las zonas donde ha dejado de hacerlo. Para ello se extraen unidades foliculares de otras zonas y se implantan en las áreas afectadas.
  • Plasma rico en plaquetas: con el plasma rico en plaquetas (PRP) se busca favorecer la generación de colágeno, así como facilitar el desarrollo de nuevos capilares, estimulando la irrigación sanguínea y reduciendo la fibrosis cutánea. Una revisión realizada en 2020 revela que el uso del PRP ha mostrado resultados alentadores como terapia alternativa.
Estructura del folículo piloso.
Los tratamientos que injertan folículos pilosos pretenden regenerar la producción de cabello de manera quirúrgica.

Qué hacer ante los primeros signos de alopecia

No hay una única causa que incida en la aparición de los primeros signos de alopecia. Por ende, la manera de actuar debe ir en correspondencia con los factores.

Si estamos en una situación de estrés y hemos notado una mayor caída del cabello, no deberíamos recurrir a ningún tratamiento, sino atacar el problema en su causa. Es decir, atender a lo que produce el estrés.

Por otra parte, es importante hacer un diagnóstico a tiempo. Tanto en este como en otros problemas de salud, una detección temprana es fundamental para buscar las soluciones adecuadas.

La buena noticia es que hay variedad de opciones para atacar el problema de la caída del cabello. Aún cuando sabemos que no existe una cura para la calvicie, sí se puede controlar o ralentizar.

Asimismo, recuerda que ante la aparición de estos primeros signos de alopecia, lo ideal es acudir a un especialista. Solo él nos ayudará a identificar la causa. E incluso nos dirá si estamos en presencia de un problema de salud del que debamos preocuparnos o de una simple caída normal de cabello.

Te podría interesar...
Tratar la alopecia de forma natural
Mejor con SaludLeerlo en Mejor con Salud
Tratar la alopecia de forma natural

Aquí te explicamos algunos remedios para tratar la alopecia de forma natural. Una buena alternativa previa a los tratamientos más intensivos.



  • Abal-Díaz L, Soria X, Casanova-Seuma J. Alopecias cicatriciales. Actas Dermo-Sifiliográficas. 2012; 103(5): 376-387.
  • Castañeda P, López Cordero S. El pelo: generalidades y enfermedades más comunes. Rev. Fac. Med. (Méx.). 2018;  61( 3 ): 48-56.
  • Headington JT. Cicatricial alopecia. Dermatologic Clinics. 1996 Oct;14(4):773-782. DOI: 10.1016/s0733-8635(05)70403-4.
  • Juárez-Rendón K, Rivera Sánchez G, Reyes-López M, et al. Alopecia areata. Actualidad y perspectivas. Arch Argent Pediatr 2017; 115(6): e404-e411.
  • Kontos J. Actualización: Tratamiento de la alopecia androgenética. Evidencia - Actualización en la Práctica Ambulatoria. 2008; 11(4): 120-122.