Remedios para el acné corporal (pecho, hombros y espalda)

No todas las pieles son iguales y, por ende, no pueden tratarse del mismo modo. Este es el principal aspecto a tener en cuenta al momento de querer probar cualquier remedio para el acné corporal.
Remedios para el acné corporal (pecho, hombros y espalda)
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli.

Escrito por Yamila Papa Pintor

Última actualización: 22 julio, 2022

Además de los tratamientos dermatológicos, existen diversos remedios para el acné corporal. Sin embargo, es importante aclarar que estos –aunque parezcan una opción rápida, fácil y cómoda– tienen también sus “letras pequeñas”. Por ello, antes de probarlos, conviene consultar con un dermatólogo.

Solo con la autorización del profesional es posible proceder con mayor seguridad al momento de aplicarlos. En cambio, si lo hacemos por cuenta propia, sin informarnos demasiado, corremos el riesgo de sufrir una reacción adversa y así terminar agravando el problema.

Y aunque a simple vista pueda parecer que los tratamientos para el acné corporal son muy similares a los del rostro, cada cual presenta sus particularidades. Después de todo, la piel de la cara es menos gruesa que la del resto del cuerpo.

El acné es una enfermedad cutánea frecuente que produce granos y otras anomalías en la cara y en la parte superior del tronco.
Dra. Jonette E. Keri

¿Qué es el acné corporal?

Como se sabe, el acné es una afección de la piel causada por el exceso de producción de grasa en las glándulas sebáceas. Aunque en este proceso también contribuyen la acumulación de células muertas así como de bacterias, que terminan por obstruir los folículos pilosos.

Por su parte, el acné corporal es aquel que puede aparecer en zonas donde existe más vello o sebo, como la espalda, hombros y pecho. Es casi tan común como el acné facial, aunque no tan notorio, ya que podemos cubrir estas partes del cuerpo con las prendas de vestir.

Causas del acné corporal

¿Por qué salen granos en la espalda, los hombros, el pecho o, incluso en las tres áreas juntas? Por lo general, esto ocurre porque los poros se dilatan (por acción del calor) y la suciedad penetra en ellos.

Dicha suciedad puede ser produdida desde el propio sudor, hasta partículas contaminantes del exterior. Por supuesto, esto empeora si nos tocamos la piel con las manos sucias.

Los factores asociados con los brotes de acné corporal pueden ser variados. Entre los mismos tenemos:

  • Desajustes hormonales,
  • Exceso de sudoración,
  • Higiene inadecuada,
  • Productos cosméticos irritantes,
  • Estrés.
O-en-las-3-áreas-juntas

Remedios para el acné corporal

Aunque aún queda mucho por investigar en cuanto a la eficacia de estos remedios, hay quienes consideran que algunos de ellos pueden ser útiles para mitigar el acné corporal.

En vista de que no todas las pieles son iguales ni pueden tratarse del mismo modo, lo más recomendable siempre es acudir al dermatólogo y seguir sus pautas.

Los remedios caseros, aunque son populares, pueden resultar contraproducentes y, en lugar de ayudar a solucionar el problema, pueden agravarlo. Veamos a continuación algunos de los más comentados.

1. Exfoliación con azúcar y avena

Antes de realizar cualquier tipo de exfoliación, consulta con tu médico. Cada piel es distinta y necesita de unos cuidados específicos. Una vez tengas su visto bueno, podrás llevar esta a cabo.

En el caso de los ingredientes utilizados en esta exfoliación, aportan los siguientes beneficios:

Ingredientes

  • 2 puñados de azúcar.
  • Agua (cantidad necesaria).
  • 1 puñado de salvado de avena.

Preparación

  • Forma una pasta con los ingredientes y extiéndela por la espalda, los hombros, los brazos y el pecho mediante movimientos circulares.
  • Frota varias veces con suavidad y luego, deja reposar unos minutos antes de retirar con agua tibia.

Procura hacer énfasis en las zonas más vulnerables a la aparición de impurezas. Si no llegas a tu espalda con las manos, siempre puedes ayudarte con esas esponjas con mangos largos que venden en las farmacias, supermercados y tiendas de baño.

Exfoliación-con-azúcar-y-avena

2. Mascarilla con miel y vinagre

Es similar a la receta anterior en cuanto a la preparación y la aplicación, y también debes consultar primero con un especialista. La miel cuenta con propiedades cicatrizantes muy beneficiosas, según afirma un estudio de la Universidad de La Frontera (Chile).

De la misma forma, el vinagre actúa como un antiinflamatorio natural, tal y como sugiere una investigación del Malaysian Agricultural Research and Development Institute.

Ingredientes

  • 1 cucharada de miel (20 g).
  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (20 ml).

Preparación

  • Integra bien ambos ingredientes y forma una pasta. (Si fuera necesario, añade más de uno u otro componente para que la mezcla no quede demasiado líquida ni espesa).
  • Aplica en el área afectada haciendo una exfoliación profunda.
  • Deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia.

3. Mascarilla con limón, aloe vera y azúcar

Se dice que el aloe vera y el limón son beneficiosos porque aportan antioxidantes, mientras que el azúcar sería bueno porque ayudaría a remover la suciedad y las células muertas de la piel.

Ingredientes

  • El zumo de 1 limón.
  • La pulpa de un tallo de aloe vera.
  • 1 cucharada de azúcar (20 g).

Preparación

  • Corta un tallo de aloe vera (es recomendable que tengas uno siempre en casa) y ábrelo para quitar su savia o gel.
  • Coloca en un recipiente donde echarás el azúcar y mezcla bien.
  • Exprime el limón y vierte el zumo en la preparación anterior.
  • Remueve hasta que te quede una pasta homogénea y que se pueda untar.

Aplicación

  • Lava y seca (dando golpecitos con la toalla) la zona con acné a tratar.
  • Aplica la mascarilla con movimientos circulares. El masaje debe realizarse durante 3 minutos.
  • Deja que se seque y a los 20 minutos enjuaga con agua tibia.
Mascarilla-con-bicarbonato-limón-aloe-vera-y-azúcar

4. Mascarilla de miel y canela

Ya hemos visto algunas de las propiedades de la miel para combatir el acné en el cuerpo. Por su parte, se considera que la canela puede ayudar a controlar el exceso de producción sebácea.

De manera particular, se ha observado en investigaciones que la combinación de miel y canela tiene propiedades antibacterianas, por lo cual se usan en la lucha contra la Propionibacterium acnes. Aunque aún se necesita más investigación.

Ingredientes

  • Dos cucharadas de miel
  • Una cucharadita de canela

Preparación y aplicación

  • Mezcla ambos ingredientes hasta formar una pasta.
  • Limpia bien la piel, y sécala con una toalla suave.
  • Aplica la mascarilla y deja que actué durante un cuarto de hora.
  • Retira con agua tibia.

5. Agua de Hamamelis

El agua de hamamelis se ha aplicado para tratar diversas afecciones de la piel como eczema y acné. Como se sabe, esta es una planta medicinal de América del Norte, de la cual se usan las hojas y la corteza. Se afirma que contiene taninos, con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias.

Ingredientes

  • 1 cucharada de corteza de hamamelis
  • 1 taza de agua hervida.

Preparación

  • Deja remojando el hamamelis previamente, por espacio de media hora;
  • Luego hierve; cuando alcanza el punto de ebullición, tapa y deja a fuego lento unos minutos.
  • Retira del fuego y deja reposar hasta que esté a una temperatura aceptable.
  • Cuela y almacena.

Aplicación

  • Aplica usando algodón, una o dos veces al día.

6. Té verde

El té verde puede usarse para combatir el acné en el cuerpo. Se considera rico en antioxidantes (polifenoles). Aplicado de manera tópica, ayuda a reducir la inflamación y combatir bacterias, dos de los factores asociados con la aparición del acné.

De igual modo, al consumir  en forma de infusión, se piensa que puede contribuir con el control de los niveles de azúcar en sangre. Según los resultados de un estudio, tras beber té verde a diario, se observó una disminución del acné en las participantes.

Consejos para prevenir el acné corporal

Tanto para evitar como tratar el acné corporal, lo más adecuado es consultar con el dermatólogo y seguir sus indicaciones, puesto que el profesional  indicará qué es lo más adecuado para el tipo de piel y por qué. Por lo tanto, las siguientes pautas son meramente orientativas.

1. Usa un jabón neutro

El jabón neutro es aquel de color blanco que no tiene perfume. También te pueden ser de utilidad los que venden en las tiendas y que son específicos para las espinillas.

2. Deja la espalda al descubierto

El roce de la ropa es uno de los agravantes de los granitos. Por lo tanto, durante los días calurosos no dudes en usar tops, bikinis o las prendas que dejen que la espalda tome contacto con el sol y el aire. No olvides aplicar un poco de factor de protección para no quemarte.

3. Aplícate aceite de árbol de té

Se dice que el aceite de árbol de té (diluido en agua previamente) puede contribuir con la salud de la piel cuando esta es propensa a tener acné. Sin embargo, al momento de utilizarlo hay que estar muy atentos a sus contraindicaciones, pues su mal uso puede causar reacciones adversas.

A tener en cuenta

Los remedios naturales puede parecer una opción válida en primera instancia, pero hay que tener precaución con ellos e indagar bien en su composición y posibles efectos adversos. Muchos pueden servir como puerta de entrada al organismo de una infección mayor cuando hay heridas abiertas.

Una vez más, recuerda consultar siempre con tu médico o tu dermatólogo de confianza antes de probar cualquier remedio para el acné corporal. Y si tienes alguna otra inquietud respecto a cómo cuidar tu piel, coméntasela. ¡No te quedes con la duda!




Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.