Remedios caseros para los talones agrietados

Carolina Betancourth·
28 Febrero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
11 Marzo, 2019
Utiliza una piedra pómez para eliminar las células muertas después de los diferentes baños de pies y no te olvides de hidratarlos, por ejemplo, con manteca de cacao.

Los talones agrietados son uno de los problemas más frecuentes en los pies. Pueden aparecer como consecuencia de algunas condiciones de salud, pero también se deben al uso constante de zapatos abiertos, la falta de humectación y la fricción constante. ¿Cómo cuidarlos?

Si bien no suelen representar un problema grave, en ocasiones, las grietas son muy profundas y causan dolor. Además, cuando no se intervienen de manera adecuada, hacen aumentar el riesgo de algunas infecciones. Por eso, una vez se detecten, lo ideal es recurrir a algunos remedios para acelerar su recuperación.

Por suerte, además de los productos de uso tópico del mercado, hay una serie de remedios naturales que favorecen su alivio. En este artículo queremos compartir algunos de los más efectivos para que no dejes de probarlos cuando te aqueje este problema. ¡Toma nota!

Los mejores remedios naturales para aliviar los talones agrietados

Los remedios para los talones agrietados se elaboran con ingredientes de origen natural que, en primer lugar, contribuyen a humectar la piel. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas, favorecen la recuperación de la piel dañada, reduciendo el riesgo de infección.

Miel de abeja

frasco de miel

Este ingrediente natural se destaca por su poder hidratante y sus componentes antimicrobianos, como señala este estudio publicado en el Asian Pacific journal of tropical biomedicineAmbos poderes, en conjunto, ayudan a reparar las grietas de los pies y disminuyen la inflamación. A su vez, ayudan a desprender las células muertas y dejan una textura suave.

¿Cómo utilizarlo?

  • En primer lugar, debes echar media taza de miel de abejas en un recipiente que contenga agua tibia.
  • Se revuelve muy bien y, luego, sumerges tus pies en esa mezcla.
  • Déjalos en remojo durante media hora y, posteriormente, raspa la parte agrietada del talón con una piedra pómez.
  • Enjuaga y seca.

Lee también: Hidrata tus talones secos con estos increíbles remedios caseros

Manteca de cacao para los talones agrietados

Rica en ácidos grasos y compuestos antioxidantes, la manteca de cacao es un buen aliado para aliviar los talones agrietados. Incluso, se puede emplear para remplazar las cremas hidratantes convencionales.

¿Cómo utilizarlo?

  • Antes de acostarte, todas las noches, puedes aplicar una cantidad moderada de manteca de cacao en tus pies. Lo que hará que estén más hidratados y suaves.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es otro de los productos con más propiedades suavizantes e hidratantes. Por eso, es una buena opción para deshacerse de los talones agrietados. Además, ayuda a eliminar células muertas y deja la piel más elástica.

¿Cómo utilizarlo?

  • Lo que debes hacer es que aplicarle a un algodón una cantidad generosa de este aceite.
  • Luego, lo frotas sobre la piel que esté más endurecida y agrietada.
  • Notarás cómo poco a poco irá suavizando de manera muy agradable tus talones.

Ojo: si tu piel está demasiado agrietada al punto que ya se encuentra muy abierta, te recomendamos encarecidamente acudir a un profesional sanitario para que te proporcione un diagnóstico y tratamiento adecuados a tus necesidades.

Papaya

El zumo de papaya es un complemento útil para tratar la gastritis.

Sin lugar a dudas, la papaya es un buen exfoliante natural para tu piel. Por este motivo, su aplicación tópica puede ayudar a mejorar el estado de los talones agrietados. Incluso, se recomienda para hidratar y mantener la piel suave.

¿Cómo utilizarla?

  • Lo que debes hacer es tomar un pedazo de papaya y lo trituras hasta que quedo como un puré.
  • Seguidamente, lo colocas en la parte afectada durante unos 15 minutos, 3 veces al día.
  • Repítelo hasta mejorar el estado de tus talones.

Plátano bien maduro

Un preparado con un plátano bien maduro es una forma sencilla de consentir y cuidar tus pies. Gracias a su contenido de vitaminas y minerales, favorece la reparación de los tejidos afectados por grietas. Asimismo, los suaviza y evita la formación de callos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Debes coger un plátano bien maduro y triturarlo hasta que quede como un puré.
  • Posteriormente, lo aplicas en tus talones y lo dejas actuar durante, aproximadamente, 10 minutos.
  • Luego, enjuagas con agua tibia hasta retirar todo lo aplicado.
  • Esto lo puedes hacer  una vez al día, preferiblemente por las noches.

Descubre: ¿Tienes los talones agrietados? Alívialos con estos 5 remedios caseros

Piedra pómez para los talones agrietados

Y ahora, lo que nunca podría faltar para embellecer tus pies: la piedra pómez, junto a un buen baño de pies. Este elemento es imprescindible para retirar células muertas, evitar grietas y reducir callosidades.

¿Cómo utilizarla?

  • Debes remojar tus pies en agua tibia durante unos 20 minutos.
  • Luego, raspa suavemente con la piedra pómez. Esto irá eliminando las células muertas.
  • Después, enjuaga bien los pies, los secas y te aplicas una crema hidratante.
  • Lo puedes practicar todas las noches.

Recuerda que debes ser constante con la aplicación de estos remedios para obtener los resultados deseados. Asimismo, ten en cuenta que no siempre serán suficientes para aliviarlos. Si no notas una mejoría, o presentas signos de infección, consulta siempre al médico.