¿Por qué tengo palpitaciones cuando me acuesto?

Las palpitaciones nocturnas pueden estar relacionadas con un problema de presión arterial o apnea del sueño. Para estar más seguros de su causa, es mejor consultar al médico.
¿Por qué tengo palpitaciones cuando me acuesto?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Escrito por Carmen Martín

Última actualización: 21 agosto, 2022

Las palpitaciones se definen como la percepción de los latidos del corazón. Son frecuentes y, aunque sean motivo de preocupación, no suelen ser perjudiciales. Sin embargo, muchas personas se preguntan: ¿por qué siento palpitaciones cuando me acuesto? Por lo que trataremos de dar una respuesta.

Normalmente, las palpitaciones se deben al ejercicio, estrés o ciertos medicamentos. Los latidos se perciben como golpes o aleteo. De hecho, suelen ser acelerados, muy fuertes y se perciben como desagradables. Por otro lado, también pueden ser síntoma de alguna patología. Incluso, se acompañan de otras molestias torácicas o dificultad para respirar.

¿Cuáles son las causas de las palpitaciones?

Mujer en la cama con palpitaciones nocturnas.

Como hemos mencionado, la mayoría de las veces las palpitaciones no suponen ningún problema. Por ello, es difícil encontrar su causa. Dehecho, una de las causas fisiológicas más comunes de las palpitaciones es agacharse. Esto se debe a que aumenta la presión abdominal y se transmite al esófago, el cual se encuentra justo detrás del corazón.

Por su parte, algunas de las situaciones más frecuentes en las que se producen son las siguientes:

  • La fiebre.
  • Ciertos cambios como el embarazo o la menstruación.
  • Alteraciones del tiroides, especialmente el hipertiroidismo.
  • Momentos de estrés o ansiedad. Aunque se trate de un estrés subconsciente y prolongado, las palpitaciones pueden aparecer como síntoma.
  • El ejercicio suele acelerar el ritmo cardíaco y provocar palpitaciones. Suelen desaparecer con el reposo.
  • Fatiga o falta de sueño.
  • Afecciones médicas como la anemia o la hipertensión arterial.
  • Sustancias como la cafeína, la nicotina, el alcohol, el chocolates o drogas excitantes. La cocaína y las anfetaminas destacan por producir palpitaciones.

Las alteraciones cardíacas como las arritmias suelen presentarse como palpitaciones. Otras patologías cardiacas también generan este síntoma como la bradicardia, la taquicardia, la insuficiencia cardiaca y las valvulopatías. Por ello, aunque no suelan ser graves, es importante investigar su causa si persisten o provocan otras molestias.



¿Qué hay que saber sobre las palpitaciones cuando me acuesto?

En ocasiones, las personas solo perciben las palpitaciones a la hora de irse a dormir, es decir, refieren textualmente “sentir palpitaciones cuando me acuesto”. En estos casos, suelen notarse en el cuello o en la garganta. Con frecuencia, esto se debe a una alteración de la presión arterial. Y es que, cuando dormimos, la presión arterial suele estar más baja.

De hecho, tiende a subir durante el día, alcanzando su punto más alto en la tarde. Sin embargo, a veces puede bajar excesivamente durante la noche. El corazón late más rápido para conseguir mantener el riego en todos los órganos. Por ello, se notan las palpitaciones. Inclusive, puede producirse dolor y dificultad para respirar.

Por otro lado, no podemos olvidar que el estrés es una de las causas principales de palpitaciones. No es de extrañar que, a la hora de dormir, se nos presenten pensamientos estresantes. La ansiedad y el estrés acumulado suelen perturbar el sueño y el descanso.

Otra causa por la que puedes decir tengo palpitaciones cuando me acuesto puede ser la apnea del sueño. Es un trastorno donde la respiración se interrumpe o se hace muy superficial. Estas interrupciones pueden durar desde unos pocos segundos a minutos, y se repiten a lo largo de la noche. La persona que sufre de apnea del sueño no consigue descansar debidamente.

Del mismo modo, es importante destacar que la postura a la hora de dormir es determinante. Al dormir de lado, la presión hace sentir con más intensidad el latido del corazón.

También es importante considerar que es posible que tengas las palpitaciones durante todo el día, pero que pasen desapercibidas. Sin embargo, al momento de acostarte no tienen ninguna distracción, por lo que las palpitaciones puede hacerse más evidentes.



¿Hay complicaciones asociadas?

El síndrome del corazón roto.

El riesgo de sufrir alguna complicación si tengo palpitaciones cuando me acuesto es bajo. Sin embargo, cuando se deben a una patología cardíaca, el riesgo sí es alto. Puede producirse un desmayo, ya que la presión arterial baja cuando el latir el corazón es demasiado rápido.

Incluso, puede darse un accidente cerebrovascular. Por ejemplo, cuando se trata de una fibrilación auricular, la sangre forma coágulos. Si estos se desprenden pueden obstruir la circulación cerebral.

Las palpitaciones también pueden ser síntoma de una arritmia cardiaca. Estas hacen que el corazón lata de manera ineficaz y pueden desembocar en un paro cardíaco.

Tratamiento y prevención

Por fortuna, si una persona dice “tengo palpitaciones cuando me acuesto”, no requiere un tratamiento específico en la mayoría de los casos. Generalmente, el síntoma se debe a alteraciones transitorias en la presión arterial y desaparece por sí solo al poco tiempo.

Cuando las palpitaciones nocturnas se deben a alguna patología adyacente, se deberá tratar la enfermedad de base para hacer que el síntoma desaparezca. Los medicamentos recetados dependerán de la enfermedad en sí, por lo que siempre se recomienda seguir las instrucciones del especialista.

Los especialistas pueden detectar las alteraciones cardiacas a través de varios estudios. Una de las principales herramientas para el diagnóstico es el electrocardiograma, sin embargo, la ecografía, las pruebas de sangre y el monitoreo con un Holter también proporcinan información valiosa.

Por su parte, la mejor forma de evitar las palpitaciones es identificar y eliminar los desencadenantes. Algunos de los causantes de este síntoma son el café, el alcohol y el tabaco, por lo que conviene reducir su consumo.

¡Calma! No suelen indicar algo grave

Si tienes palpitaciones cuando te acuestas debes saber que son muy frecuentes y normalmente no suponen ninguna patología. Suelen ser una simple situación fisiológica en la que se perciben con más intensidad los latidos del corazón. Sin embargo, cuando son más persistentes o se acompañan de otros síntomas, deben estudiarse.

Del mismo modo, cuando ocurren por la noche, pueden apuntar a una alteración de la presión arterial o hacia una apnea del sueño. Ante cualquier duda lo recomendable es acudir al médico.

Te podría interesar...
¿Por qué sientes palpitaciones en el ojo? 8 posibles causas
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Por qué sientes palpitaciones en el ojo? 8 posibles causas

Si sientes palpitaciones en el ojo, te preguntarás a qué se debe. Te contamos cuales son las causas y cómo hacerles frente a continuación.



  • Mirvis DM. Palpitations. In: Walker HK, Hall WD, Hurst JW, editors. Clinical Methods: The History, Physical, and Laboratory Examinations. 3rd edition. Boston: Butterworths; 1990. Chapter 10. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK202/
  • Wuyts L, Pouillon M, Huyghe M, Ruyssers N, Goovaerts G, Spaepen M. Palpitations, headache and night sweats caused by a retroperitoneal mass: case report and short review. BJR Case Rep. 2017;3(4):20170035. Published 2017 Aug 2. doi:10.1259/bjrcr.20170035
  • Goyal A, Robinson KJ, Sanchack KE. Palpitations. [Updated 2019 Jul 12]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2019 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK436016/
  • Gula LJ, Krahn AD, Skanes AC, Yee R, Klein GJ. Clinical relevance of arrhythmias during sleep: guidance for clinicians. Heart. 2004;90(3):347–352. doi:10.1136/hrt.2003.019323

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.