Terapia magnética para la esclerosis múltiple: ¿qué dicen las evidencias?

04 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
En investigaciones recientes se ha determinado que la terapia magnética puede servir como coadyuvante contra la sintomatología de la esclerosis múltiple. ¿Quieres saber más al respecto? En este espacio lo detallamos. 

En los últimos años, algunos investigadores han observado los efectos de la terapia magnética sobre los síntomas de la esclerosis múltiple. Si bien los hallazgos aún son limitados, estudios recientes han arrojado resultados interesantes con respecto al uso de esta opción terapéutica.

La terapia magnética, también llamada magnetoterapia, puede involucrar campos electromagnéticos estáticos o campos electromagnéticos pulsados ​variados en el tiempo. Estos, de acuerdo con las evidencias, parecen mejorar la circulación sanguínea y la oxigenación del cuerpo en los pacientes con esclerosis múltiple. ¿Te interesa saber más al respecto?

Investigaciones sobre la terapia magnética para la esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad neuroinflamatoria en la que resulta afectada la mielina, es decir, la vaina que se forma alrededor de los nervios y cuya función es permitir que los impulsos nerviosos se transmitan con rapidez a lo largo de las neuronas.

De acuerdo con una publicación en el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, esta es la enfermedad neurológica discapacitante más frecuente entre los adultos jóvenes. A menudo, se desarrolla entre los 20 y los 40 años de edad. No obstante, también puede darse en adultos mayores y niños.

Hasta la fecha no existe una cura definitiva para la enfermedad, pero hay tratamientos para reducir los ataques, controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. De hecho, las opciones terapéuticas se siguen investigando, y hoy por hoy se han hecho hallazgos interesantes.

Por ejemplo, una investigación a través de la revista Clinical Neurology and Neurosurgery reconoce los beneficios de la terapia magnética para la esclerosis múltiple (EM). En concreto, destaca que los campos magnéticos pulsantes pueden contribuir a controlar síntomas comunes de la EM, como la parestesia o sensación de alfileres y agujas.

diagnóstico de esclerosis múltiple
La esclerosis múltiples es una de las enfermedades más incapacitantes que existe, por ello hay mucha investigación sobre los posibles tratamientos

Lee también: ¿Qué diferencia hay entre ELA y esclerosis múltiple?

¿Cómo funciona la terapia magnética para la esclerosis múltiple?

Como hemos comentado, hay dos formas de terapia magnética: con campos electromagnéticos estáticos, que involucra imanes estáticos como los que se encuentran en pulseras, plantillas para zapatos, collares y otros dispositivos; y con campos electromagnéticos pulsados, que emplean ondas de energía para cambiar la forma en que el cuerpo hace frente al dolor.

Quienes defienden la terapia magnética estática sugieren que su aplicación puede contribuir a controlar el dolor gracias al efecto que tienen los imanes y su campo electromagnético al entrar en contacto con los tejidos. De hecho, es una opción que a menudo se utiliza en la medicina alternativa.

Por su parte, la terapia con campos electromagnéticos pulsados parece proporcionar una frecuencia eléctrica que estimula los iones y electrolitos del cuerpo. En consecuencia, mejora la circulación y la energía, y disminuyen síntomas como el entumecimiento, hormigueo y dolor.

Hasta la fecha, la aplicación de estas terapias se sigue investigando y no está del todo comprobada. Pese a esto, la terapia con campos electromagnéticos pulsados viene tomando ventaja en pacientes con esclerosis múltiple, pues ha mostrado mejores efectos.

De hecho, en estudios previos, como uno publicado en Pain Research and Management se determinó que esta terapia se puede usar para reducir el dolor, la inflamación y los efectos dañinos del estrés. Incluso, su uso está aprobado por la FDA para el tratamiento de afecciones como la migraña.

hormigueo por esclerosis múltiple
La esclerosis múltiple es una enfermedad neuronal, y sus síntomas pueden aparecer en regiones remotas del cuerpo, como las extremidades, en forma de hormigueo

Te puede interesar: El diagnóstico de la esclerosis múltiple

El tratamiento de la esclerosis múltiple es multidisciplinario

Es importante dejar claro que la aplicación de terapia magnética no es una cura para la esclerosis múltiple. De hecho, la enfermedad requiere un abordaje multidisciplinario, es decir, con la participación de varios profesionales de la salud.

El objetivo, en general, es mantener la calidad de vida de los pacientes y reducir, en la medida posible, la progresión de la enfermedad. Por eso, una vez diagnosticada la patología, el médico puede sugerir la toma de medicamentos para reducir y prevenir los ataques, y para modificar su avance.

Los mismos incluyen opciones como las siguientes:

  • Corticoesteroides.
  • Ocrelizumab (Ocrevus).
  • Interferones beta.
  • Acetato de glatiramer.
  • Dimetilfumarato (Tecfidera), entre otros.

Sumado a esto, pueden ser necesarios medicamentos para controlar la fatiga, para el insomnio y relajantes musculares. Además, el tratamiento requiere la intervención de profesionales en fisioterapia, nutrición y psicología.

En cualquier caso, las opciones terapéuticas deben elegirse de la mano del especialista, en función de la progresión de la enfermedad. En caso de querer probar la terapia magnética, es conveniente informarse previamente y hacerlo donde un profesional.

  • The National Institute of Neurological Disorders and Stroke. (2012). Esclerosis múltiple: Esperanza en la investigación. Disponible en https://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/esclerosis_multiple.htm
  • Afshari D, Moradian N, Khalili M, et al. Evaluation of pulsing magnetic field effects on paresthesia in multiple sclerosis patients, a randomized, double-blind, parallel-group clinical trial. Clinical Neurology and Neurosurgery. 2016 Oct;149:171-174. DOI: 10.1016/j.clineuro.2016.08.015.
  • Thomas AW, Graham K, Prato FS, et al. A randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial using a low-frequency magnetic field in the treatment of musculoskeletal chronic pain. Pain Res Manag. 2007;12(4):249‐258. doi:10.1155/2007/626072
  • Pieber, Karin & Herceg, Malvina & Paternostro-Sluga, Tatjana. (2010). Electrotherapy for the treatment of painful diabetic peripheral neuropathy: A review. Journal of rehabilitation medicine : official journal of the UEMS European Board of Physical and Rehabilitation Medicine. 42. 289-95. 10.2340/16501977-0554.