4 tipos de camas para tener el dormitorio ideal

Ana Luzardo·
04 Marzo, 2021
¿Cuál es tu tipo de cama? Las hay de todas las variedades; solo debes mirar la que necesites y decorar tu habitación en torno a ella.

Las camas son muebles usados para dormir. Todos tenemos una, ya sea compartida o individual. Independientemente de los tipos de camas, las necesitamos para descansar y realizar otras actividades.

Lo ideal por estilo, decoración, necesidad y espacio es que escojas la adecuada para ti. Pero existe tanta variedad como puedas imaginar. Eso complica la decisión. Para estar conforme, te damos varias opciones dependiendo de la clasificación que busques.

1. Tipos de camas por sus dimensiones

En este apartado existen solo 3 tipos de camas. Debemos tomar en cuenta el tamaño que tenemos disponible para poder elegir de manera adecuada:

  • De matrimonio o doble con dimensiones de 135-140 centímetros por 200 centímetros.
  • Queen size de 160 centímetros por 200 centímetros.
  • King size de 190 centímetros por 200 centímetros. Esta es la dimensión más grande.
Cama matrimonial doble.
Las dimensiones de las camas oscilan de acuerdo a parámetros comerciales, pero la decisión depende del espacio disponible.

Lee también: 7 errores en el diseño de recámaras pequeñas que quitan mucho espacio

2. Por su estructura

De acuerdo a la estructura tenemos la compacta, con almacenaje y de estructura ligera. Te describimos cada una.

Compacta

Las camas compactas son las que aprovechan el espacio lo más posible. Estas, a su vez, se dividen en varios subtipos:

  • Ocultas: las patas no son visibles. Están escondidas en una estructura sólida conocida como somier, que es donde va el colchón.
  • Literas: son camas muy aprovechables porque está una encima de la otra.
  • Abatibles: estas camas suelen desplegarse desde el armario. Pueden integrarse en cualquier habitación.
  • Nido: van en paralelo a las literas y están debajo. Son desplegables, por lo que pueden servir para ahorrar espacio.
  • De media altura: es una estructura innovadora. Está a una altura media, rodeada de 2 o 3 escalones. Debajo de la cama suele encontrarse un espacio que puede aprovecharse para poner un escritorio o armario.

Con almacenaje

En este caso, tienen un sistema de almacenaje alrededor de su estructura. No queda un espacio entre el colchón y el mueble en sí. En cambio, puede usarse como gaveta.

Descubre: Conoce estos increíbles pies de cama, funcionales y decorativos

Estructura ligera

Los subtipos de esta variedad son los siguientes:

  • Con patas: es el estilo más clásico y sencillo.
  • Flotantes: se anclan a la pared con la cabecera o se pone una estructura pequeña debajo para dar la sensación de que está flotando.
  • De forja: están hechas de hierro forjado. Suelen ser consideradas rústicas y vintage. Se caracterizan por ser resistentes.

3. Tipo dosel

Esta sí es una estructura histórica. Las camas tipo dosel tienen cuatro postes que se alzan sobre las esquinas y se unen con barras laterales.

Las cortinas o tejidos que se ponen para hacer de techo y cubrir son los doseles. En la antigüedad eran las camas de los nobles, que servían para mantener el calor y protegerse de insectos.

Para tener este tipo de cama debes considerar una habitación grande, un techo elevado y la altura de los otros muebles. Pueden estar hechas de muchos materiales, como madera o hierro. Tú solo debes escoger a tu gusto.

4. Cama al ras del suelo

Sí, estas camas existen. Solo un colchón, la sábana, las almohadas y la cobija. Sin embargo, para escogerla debes tomar en cuenta lo complejo que puede ser para el cuerpo levantarse y lo que tus huesos puedan sentir.

Este estilo de camas puede funcionar desde los creativos 4 años hasta los exhaustos 30. No es una buena idea para aquellas con lumbalgia.

Tipo de cama con cajonera.
Las camas con cajoneras permiten aprovechar el espacio para guardado, como gaveteros.

Importancia de la cama en la decoración de la habitación

La cama es más que el elemento de descanso. En realidad, es la razón de ser de una habitación. La estructura con el inseparable acompañante que es el colchón es lo que le otorga el nombre de dormitorio.

Pero, más allá de eso, en torno a la cama gira el tamaño, el color y el material de los otros muebles en la habitación. Podríamos decir que se trata de la estrella entre nuestras cuatro paredes. La decoración del dormitorio debe ser relajante y cómoda.

Además de ser la pieza central de la decoración, el colchón será el que asegure el máximo descanso. ASOCAMA asegura que un colchón nuevo puede aportar en la disminución del 63 % de los dolores de espalda.

Recuerda también que, como todo, los colchones se desgastan. Por lo tanto, deben cambiarse cada 8 o 10 años para evitar que sus componentes perjudiquen la salud y el descanso. Según Álvarez, el 7 % de los problemas de sueño son a consecuencia de colchones incómodos.

Así que, aparte de ser una pieza de decoración importante y lo que le da vida al dormitorio, la cama es tu soporte para descansar y pasar una noche agradable.

  • ASOCAMA. Un estudio confirma la importancia de utilizar un colchón nuevo. 5 de noviembre de 2008 [Consultado 20/02/2021]. Disponible http://www.asocama.es/pdf/NPinformeEBIAKlahoma.pdf
  • Álvarez A. Importancia del entorno ambiental. Rev Neurol 2016; 63 (Supl 2): S1-S27