Tratamientos que se emplean para combatir los quistes en los senos

Aunque los quistes en los senos no suelen ser peligrosos, en caso de notarlos, es recomendable que acudas a tu ginecólogo para que te examine y te dé un diagnóstico adecuado.
Tratamientos que se emplean para combatir los quistes en los senos
José Gerardo Rosciano Paganelli

Revisado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli.

Última actualización: 02 noviembre, 2022

Los quistes en los senos, también llamados quistes mamarios, son pequeños sacos de líquido que se forman en el tejido mamario. Pueden ser alarmantes para muchas mujeres, sobre todo cuando se palpan, pero en realidad suelen ser benignos y no representan un problema de salud grave.

Aparecen en una o ambas mamas y, por lo general, se sienten como una uva o balón lleno de agua, cuyo tamaño y forma puede diferir. Son muy frecuentes en las mujeres de 30 a 60 años. Pueden aparecer a cualquier edad debido a que se originan por varios factores.

En la actualidad hay varios métodos terapéuticos que ayudan a eliminarlos, bien sea porque tienden a seguir creciendo, o porque producen dolor e inflamación.

A continuación te compartimos las opciones de tratamiento que se pueden sugerir para su eliminación y otros datos de interés para que los tengas en cuenta. ¡Sigue leyendo y no te pierdas de nada!

¿Por qué se producen los quistes en los senos?

Los quistes en los senos se producen por alteraciones benignas de las glándulas mamarias. A menudo son el resultado de un bloqueo de las salidas de los lobulillos de las mamas, lo cual produce una acumulación de líquidos. De acuerdo con los expertos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC):

“El 90 % de los nódulos en mujeres jóvenes se deben a patología benigna. No obstante es necesario realizar un diagnóstico adecuado”.

En relación con las causas de los quistes mamarios, es importante tener en cuenta lo que indica el personal especializado de Mayo Clinic:

“Los expertos desconocen la causa de los quistes mamarios. Pueden manifestarse como resultado de los cambios hormonales de la menstruación. Hay evidencia que indica que el exceso de estrógeno en el organismo, el cual estimula el tejido mamario, puede contribuir al desarrollo de quistes mamarios”.

También se ha asociado la aparición de quistes mamarios con las siguientes condiciones:

  • Mala alimentación.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Consumo excesivo de alcohol y tabaco.
  • Cambios hormonales bruscos antes, durante o después de la menopausia.

Es posible diferenciar estas lesiones en dos tipos: macroquistes y microquistes. La diferencia fundamental es el tamaño, siendo los primeros únicamente visibles mediante técnicas de imagen (como la ecografía), mientras que los últimos son palpables.



Síntomas y diagnóstico de los quistes en los senos

Los quistes en los senos pueden generar molestias
Es muy poco frecuente que los quistes en los senos produzcan síntomas. Cuando sucede, suelen ser molestias pasajeras.

Los quistes se pueden formar en una o ambas mamas. Los síntomas pueden variar en cada paciente, en función de la etapa en que se detecten. En general, estos se manifiestan con:

  • “Bolitas” o bultos redondos u ovalados, con bordes variados, evidentes al tacto.
  • Dolor en una o varias áreas de los senos.
  • Sensibilidad en la zona del nódulo mamario.
  • Secreciones transparentes o amarillentas por el pezón (telorrea).

El tejido mamario a menudo puede tener una consistencia nodular al tacto. Además, este cambia en las distintas fases del período menstrual. Es interesante familiarizarse con él y hacer exploraciones para poder detectar cualquier cambio.

Si descubres un nódulo nuevo que no desaparece, se hace grande o permanece tras dos o tres ciclos menstruales, consulta con tu médico. También debes hacerlo si observas cambios en la piel de los pechos.

La existencia de estos bultos o quistes mamarios no palpables no aumenta el riesgo de padecer cáncer de seno en el futuro. Sin embargo, según un estudio, aquellas mujeres que tienen macroquistes palpables sí tienen un riesgo aumentado de padecer la enfermedad.

El diagnóstico incluye diversos aspectos: revisión de antecedentes, examen físico, ecografía y mamografía. En casos en los que se sospeche malignidad, es necesario tomar una muestra para revisar en el laboratorio, generalmente con punción y aspiración con aguja fina (PAAF).

Tratamientos para los quistes en los senos

La buena noticia es que la mayoría de los quistes no son cancerígenos. De hecho, existen quistes tan pequeños que solo se detectan a través de una mamografía o ecografía mamaria. Si bien, estos no representan mayor problema, el médico preferirá vigilarlos para descartar complicaciones.

Si se observa que tienden a aumentar de tamaño, los tratamientos que se aconsejan incluyen los siguientes que vamos a desarrollar.

1. Vaciado con aguja hipodérmica

Cuando producen dolor, la Dra. Mary Ann Kosir indica que lo ideal es drenarlos y extirparlos para que no sigan generando molestias.

Si su tamaño es lo suficientemente grande como para palparse, el médico puede intervenirlos con un procedimiento de vaciado con aguja hipodérmica, como explican los expertos de la Western Breast Services Alliance.

  • El vaciado es un tratamiento que puede ser molesto, pero no es doloroso y dura un par de minutos.
  • Tras llevarlo a cabo, los quistes reducen de forma significativa su volumen, e incluso desaparecen.
  • Si los bultos reaparecen, se puede volver a realizar el mismo procedimiento.

2. Uso de hormonas

Cuando los quistes se producen por ciertos descontroles hormonales, se puede sugerir el consumo de pastillas anticonceptivas u otros tratamientos hormonales similares para evitar su recurrencia.

  • En estos casos se evalúan los posibles efectos secundarios y el estado de salud de la paciente, dado que no siempre es la mejor opción.
  • De hecho, es un tratamiento que solo se recomienda en mujeres con quistes bastante severos.

3. Cirugía para retirar los quistes

Los quistes en los senos pueden operarse
En muy escasos casos, la cirugía es la opción más indicada para aliviar los síntomas de los quistes mamarios y resolver la causa.

La cirugía para retirar los quistes mamarios solo es necesaria en casos atípicos o que manifiesten alguna señal de peligro. Esta opción se considera si:

  • El quiste produce incomodidad y dificulta el día a día.
  • Si este reaparece mes tras mes a pesar del drenado.
  • El bulto de líquido contiene sangre o exhibe algún signo preocupante.
  • Se detectan signos de malignidad.


4. Remedios naturales

Las propiedades de algunos remedios naturales pueden ayudar a calmar la sensación de pesadez y dolor que se relaciona con la presencia de quistes en los senos, pero no resuelven la causa. Asimismo, algunas recomendaciones alimentarias pueden facilitar su eliminación y prevención.

Compresas frías o calientes

La aplicación de compresas frías o calientes ayuda a calmar la sensibilidad en los senos. Estas tienen un efecto antiinflamatorio y analgésico que, en minutos, reduce la dolencia.

Infusiones

No existe evidencia que justifique el uso de infusiones para tratar los quistes mamarios. Sin embargo, la manzanilla, el llantén, la hierbabuena, la menta poleo y la cola de caballo son algunas de las más consumidas por las mujeres afectadas.

Si bien no existe un riesgo real de que resulten contraproducentes (a menos que existan condiciones de salud asociadas), es importante consultar con el médico antes de consumirlas. Igualmente hay que tener en cuenta las expectativas reales: hasta los momentos, ninguna de estas infusiones han resultado efectivas.

Alimentación

Una dieta sana y equilibrada, rica en vitamina E y ácidos grasos omega 3, puede contribuir a mejorar la salud cuando se padecen quistes en las mamas.

No se recomienda el consumo de ultraprocesados, sal (en grandes cantidades), productos refinados, comestibles con altos contenidos de grasa o estimulantes (cafeína). Respecto a esta última sustancia, hay estudios que vinculan su consumo regular con los síntomas de la condición fibroquística de la mama, a pesar de que no se sabe con certeza la causa de esta asociación.

¿Dudas? Consulta con tu médico

¿Sientes un bulto extraño en tus senos? Tranquila. Lo más probable es que no se trate de nada grave. Ahora, para salir de dudas, lo mejor que puedes hacer es consultar con el médico y hacerte un chequeo.

Una vez en consulta te hará una exploración clínica para palpar mamas y ganglios y de acuerdo a sus hallazgos y tu historia, decidirá si es necesario indicarte exámenes complementarios. Muchos de ellos son de rutina después de cierta edad y son de gran ayuda para realizar un diagnóstico.

Entre los estudios más comunes se encuentran la mamografía, la ecografía de mamas, los marcadores tumorales que se realizan mediante una prueba de sangre y la biopsia mamaria. Esta última consiste en la toma de una muestra de tejido de la mama para estudiarlo minuciosamente a través del microscopio.

Sea cual sea tu caso en particular, existen distintos tratamientos para este problema, algunos de ellos con muy pocos efectos secundarios. Sigue los consejos del médico, realiza revisiones periódicas y adopta hábitos de visa saludables para mejorar la situación.

Te podría interesar...
Dieta para evitar quistes en los senos
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Dieta para evitar quistes en los senos

He aquí algunos consejos que deberás tener en cuenta a la hora de diseñar una dieta que te ayude a prevenir los quistes en las mamas.



  • Asociación Española Contra el Cáncer. Patología benigna del cáncer de mama.
  • BARBERAN ZAMBRANO, G. J., & PALMA JARAMILLO, J. L. (2021). CÁNCER DE MAMA: PREVALENCIA, BIOMARCADORESTERAPIA BASADA EN NANOTECNOLOGÍA (Bachelor's thesis, Jipijapa. UNESUM). Disponible en: http://repositorio.unesum.edu.ec/handle/53000/3143.
  • Cirigliano M. D. Chamomile for use as anti-inflammatory, antispasmodic and sedative. Integrative Medicine. Septiembre 1999. 2: 100-104.
  • Clínica Mayo. Quistes mamarios. Noviembre 2020.
  • Kosir M. A. Quistes mamarios. Manual MSD. Septiembre 2020.
  • Pulla, L. A. Á., Moreira, M. W. P., Silva, D. A. G., & García, E. D. M. (2021). Diagnóstico y tratamiento de los quistes mamarios. RECIMUNDO: Revista Científica de la Investigación y el Conocimiento5(3), 306-315. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=8056960.
  • Vallejo, J. L. G., & Masats, M. M. (2020). Artículo Especial. Rol de la ecografía mamaria en la práctica ginecológica habitual. Disponible en: https://sego.es/documentos/progresos/v63-2020/n4/AE-ecografia-mamaria_V02.pdf.
  • Western Breast Services Alliance. Quistes de seno. Department of Human Services through breast care. Noviembre 2003.
  • Dixon JM, McDonald C, Elton RA, Miller WR. Risk of breast cancer in women with palpable breast cysts: a prospective study. Edinburgh Breast Group. Lancet. 1999 May 22;353(9166):1742-5. doi: 10.1016/s0140-6736(98)06408-3. PMID: 10347986.
  • Boyle CA, Berkowitz GS, LiVolsi VA, Ort S, Merino MJ, White C, Kelsey JL. Caffeine consumption and fibrocystic breast disease: a case-control epidemiologic study. J Natl Cancer Inst. 1984 May;72(5):1015-9. PMID: 6585579.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomendaciones de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterte a cualquier procedimiento.