¿Se pueden tratar las infecciones urinarias con zumo de arándanos?

Así como es fundamental mantenerse bien hidratado a diario, consumiendo suficiente cantidad de líquido, en caso de tener una infección urinaria, es necesario prestar aún más atención a este hábito.
¿Se pueden tratar las infecciones urinarias con zumo de arándanos?
Nelton Abdon Ramos Rojas

Escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas.

Última actualización: 29 abril, 2022

Cuando una persona tiene una infección urinaria, lo más común es que alguien le recomiende tomar zumo de arándanos rojos o bien, aprovechar esta fruta con tanta regularidad como pueda dentro de su dieta, para así mejorarse pronto. Sin embargo, ¿es una buena medida para tratar el problema?

A continuación te comentaremos más acerca del arándano y su valor nutricional, así como también del tratamiento coadyuvante para las infecciones urinarias para que encuentres las respuestas que buscabas.

Las infecciones urinarias suelen ser más frecuentes en las mujeres que en los hombres, y pueden afectar cualquier lugar del sistema urinario (la uretra, la vejiga o los riñones). En el 80 % de los casos, la causa más común es la infección por Escherichia coli. Sin embargo, es posible que existan otras, como las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Entre los principales síntomas, pueden aparecer algunos de los siguientes:

  • Necesidad constante y urgente de orinar.
  • Orinar con mucha frecuencia en pequeñas cantidades.
  • Escozor o dolor al ir al lavabo.
  • Orina de aspecto turbio, color rosa brillante o marrón. También puede presentar un fuerte olor.
  • Dolor en la zona pélvica, sobre todo en mujeres.

En cualquier caso, se hace necesario un tratamiento médico adecuado y la adopción de buenos hábitos de vida. En este sentido, la dieta y la hidratación juegan un papel importante, ya que contribuyen en gran medida con la mejora. 

El zumo de arándanos es una bebida que se recomienda mucho como complemento para la dieta en estos casos. El arándano es un fruto con abundantes antioxidantes que, además de aportar fibra, también contiene varias vitaminas que son esenciales para la salud.

Los expetos de MedicalNewsToday indican que los arándanos contienen hierro, fósforo, calcio, manganeso, zic, vitaminas B6, C y K.

¿Por qué se creía que funcionaba?

En Estados Unidos, en el año 1991 se publicó un estudio que indicaba que el consumo de arándanos (rojos y azules) era conveniente para tratar las infecciones urinarias más comunes y, en especial, la causada por la bacteria E. coli.

Según la hipótesis planteada, el arándano contiene una gran cantidad de proantocianidinas. Estos compuestos minimizan la adhesión de la E. coli en las paredes de la vejiga y permiten que se elimine de manera más fácil a través de la orina. En consecuencia, se consideraba que la ingesta de zumo de arándanos podía resultar beneficioso para reducir la cantidad de bacterias en la vejiga.

Las proantocianidinas son un tipo de flavonoides antioxidantes presentes en alimentos como el chocolate negro puro y en bebidas como el té verde y algunos zumos de fruta, como el de uva, manzana y arándanos.

Gracias a la difusión que tuvo este estudio y otros textos afines, hasta la fecha se ha extendido mucho la idea de que el consumo de arándanos funciona en la prevención de la cistitis y el tratamiento de infecciones urinarias.

En años recientes algunas revisiones de estudios apoyan estas propiedades y el uso de los arándanos en el tratamiento de las infecciones de orina. Ya sea este parcial o como complemento de otros fármacos. Sin embargo los autores señalan que la efectividad observada dependía mucho de cada caso y persona concreta.

Ahora bien, por otro lado, algunos investigadores han llegado a la conclusión de que no existen estudios a largo plazo que indiquen que el consumo del zumo de arándanos sea eficaz en el tratamiento de las infecciones urinarias.

Maite Zudaire, nutricionista, comenta lo siguiente: “solo queda demostrada su utilidad en la prevención, en particular, en mujeres jóvenes con infecciones urinarias recurrentes”. Así lo sustentan diferentes artículos científicos.

¿Es válido apoyar el tratamiento con zumo de arándanos puro?

Taza con jugo de arándanos.

Ingerir suficiente cantidad de líquido (para aumentar la frecuencia de micción diaria) es muy recomendable para eliminar más rápido las bacterias causantes de la infección. El zumo de arándano se puede tomar para este fin, pero no viene a ser un producto que haga “desaparecer” la infección.

Por lo tanto, si el paciente decide que desea beberlo, debe tener en cuenta que esta bebida no actuará como una cura, sino como un complemento a un tratamiento adecuado y un estilo de vida saludable. Además, para la población en general, su consumo parece ser seguro. 

El zumo de arándanos rojos no es milagroso. Puede beberse, siempre y cuando se sigan las pautas del médico y se tomen las medidas necesarias para mejorar el estilo de vida.

Cabe destacar que durante el tratamiento no se debe consumir bebidas alcohólicas o cafeína, ya que promueven la deshidratación y causan una mayor irritación del tracto urinario. Asimismo, en caso de querer incorporar mayor cantidad de zumo de arándanos u otras bebidas naturales a la rutina, será necesario consultar con el médico para evitar interacciones.

Los arándanos rojos se pueden consumir en distintas presentaciones y se encuentra disponible en tiendas especializadas:

  • Zumo concentrado, que se puede ingerir de forma directa o mezclado con agua.
  • Tabletas y comprimidos de concentrado de arándanos.

Qué más se puede hacer para prevenir las infecciones de orina

Las causas de una infección en las vías urinarias son múltiples, así como las diferentes patologías que pueden aparecer. Sin embargo, existen algunos consejos que pueden ser muy útiles con el fin de reducir el riesgo de sufrirlas y aliviar sus síntomas cuando estas aparecen:

  • Beber abundante líquido, en especial agua. Orinar con más frecuencia facilita la expulsión de las bacterias antes de que aparezca la infección.
  • Mantener una higiene adecuada de la zona íntima.
  • Orinar después de mantener relaciones sexuales. También es importante tener cuidado con el uso de algunos métodos anticonceptivos.
  • Evitar el uso de productos para la higiene femenina que puedan ser irritantes: desodorantes íntimos, aerosoles, talcos o duchas vaginales.
  • El uso de compresas calientes o mantas térmicas puede ayudar a mitigar el dolor en la zona pélvica.

El zumo de arándanos puede ayudar a prevenir las infecciones de orina

El jugo de arándano se ha usado con regularidad como tratamiento natural para las infecciones de orina. A día de hoy su uso sigue siendo extendido y es objeto de múltiples investigaciones.

Por el momento existe más certeza sobre su capacidad para prevenir las infecciones recurrentes en mujeres jóvenes sanas. En cuanto a su uso como tratamiento, faltan datos para poder generalizar.

En todo caso es necesario acudir al médico ante cualquier señal sospechoso de una infección de orina. El tratamiento adecuado aplicado con celeridad puede prevenir muchas complicaciones.

Además, es importante destacar que un estilo de vida saludable es la mejor forma de prevenir problemas de salud. Así pues, apóyate en una alimentación balanceada, una buena hidratación, entre otras medidas, para poder gozar de bienestar.

Te podría interesar...
8 recomendaciones para evitar infecciones urinarias
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
8 recomendaciones para evitar infecciones urinarias

Las infecciones de orina provocan síntomas que afectan a tu calidad de vida. Para evitar infecciones urinarias es bueno atender a ciertas recomenda...



  • Fu Z, Liska DeA, et al. Cranberry reduces the risk of urinary tract infections recurrence in otherwise healthy women: a systematic review and meta-analysis. Journal of Nutrition. Diciembre 2017. 147 (12): 2282-2288.
  • González de Llano D, Moreno-Arribas Mª V, et al. Cranberry polyphenols and prevention against urinary tract infections: relevant considerations. Molecules. Agosto 2020. 25 (15): 3523.
  • Jepson RG, Craig JC. A systematic review of the evidence for cranberries and blueberries in UTI prevention [Internet]. Vol. 51, Molecular Nutrition and Food Research. 2007 [cited 2018 Nov 28]. p. 738–45. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17492798.
  • Mayo Clinic. Infección de las vías urinarias. Octubre 2020.
  • Mayo Clinic. Enfermedades de transmisión sexual (ETS). Diciembre 2021.
  • Minardi D, d’Anzeo, Cantoro, Conti, Muzzonigro. Urinary tract infections in women: etiology and treatment options. Int J Gen Med [Internet]. 2011 [cited 2018 Nov 28];4:333. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21674026.
  • Ofek I, Goldhar J, Zafriri D, Lis H, Adar R, Sharon N. Anti- Escherichia coli Adhesin Activity of Cranberry and Blueberry Juices. N Engl J Med [Internet]. 1991 May 30 [cited 2018 Nov 28];324(22):1599–1599. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1674106.
  • Pardo Lozano R, Alvarez Garcia Y, et al. Cafeína: un nutriente, un fármaco o una droga de abuso. Revista Adicciones. 2007. 19 (3): 225-238.