4 trucos para secar la ropa rápido

La plancha, el secador de cabello e incluso una toalla grande pueden ser tus aliados cuando se trata de secar la ropa más rápido. Descubre cómo utilizarlos.
4 trucos para secar la ropa rápido

Escrito por Maria Margarita Barrios Quintero, 01 mayo, 2021

Última actualización: 13 octubre, 2021

Los oficios de un hogar requieren tiempo. Cocinar, limpiar la casa, atender a la familia, lavar y secar la ropa rápido no son tareas fáciles, por lo que hacerte de algunos trucos te hará lo cotidiano mucho más llevadero.

En lo que respecta al secado de ropa, el uso de una secadora podría ser una buena opción. Sin embargo, son muchos los que afirman que daña las prendas y otros, en cambio, no cuentan con ella. Sea cual fuere el caso, estos 4 trucos para secar la ropa rápido te serán de gran ayuda.

1. Utiliza un secador de cabello

Para los casos en los que el tiempo apremia, este truco puede sacarte de muchos apuros. Si vas a usar el secador, toma en cuenta los siguientes pasos:

  1. Exprime cuanto puedas tu prenda y cuélgala en un gancho.
  2. Enciende el secador de cabello y, dependiendo del material de la ropa, gradúa la temperatura. En caso de ser tela de lana o impermeable, la fría es la más prudente. Para otros tipos lo recomendable es usar la caliente.
  3. Asegúrate de no pegar el secador a la prenda. Esto puede quemarla o decolorarla, por lo que deberás hacerlo a una distancia prudente.
  4. Mientras secas con una mano, mueve la prenda con la otra para acelerar su secado. Recuerda que los bolsillos y la pretina del pantalón son lo más difícil de secar, por lo que debes invertir gran parte del tiempo en estas zonas.

2. El mejor aliado: el aire

Por años ha sido una práctica legendaria y parece que aún sigue siendo útil. Toma en cuenta estos datos para secar tu ropa al aire libre:

  1. Estruja la ropa antes de colgarla. Cuanto más agua tenga la prenda, más tardará en secar.
  2. Intenta que al tender las prendas te queden distantes unas de otras, así el aire podrá colarse por cada una de ellas y evitarás el mal olor.
  3. Si es un día soleado, es mejor que lo aproveches. Sin embargo, evita tender ropa oscura al sol, ya que puede desteñirse. Aunque hay personas que sugieren que tenderla al revés es una buena práctica.
  4. En caso de ser un día lluvioso o nevado, tender dentro de casa es la mejor opción. Para ello busca el lugar más caluroso, hazte de un tendedero plegable y de igual forma procura que tu ropa quede separada entre sí.
  5. Otro truco es alargar las prendas en un área. Evita hacerlo en una superficie de madera, ya que se puede humedecer y dañarás tanto la superficie como la tela.
Tender ropa al aire libre.
El tendido al aire libre es ideal en los días soleados. La práctica se complica cuando es clima invernal.

3. Usa la plancha para secar la ropa rápido

Puede que este truco ya lo hayas usado, pero no está de más mencionarlo. Sigue los siguientes pasos:

  1. Exprime muy bien la prenda.
  2. Luego coloca una toalla debajo de la prenda. Esta atrapará el vapor y la humedad y tu ropa se secará más rápido.
  3. Evita tener la plancha a un nivel alto de temperatura, pues puede hacer que tu prenda se queme y no querrás esto.
  4. Recuerda que los bolsillos y la pretina del pantalón tardan más en secar, por lo que debes procurar concentrarte allí.
  5. Así mismo, ten en cuenta que pasar más rápido de lo acostumbrado la plancha por la prenda, cuando tu ropa está húmeda, aumenta el riesgo de dejar marcas.

4. Utiliza una toalla grande

¿Quieres quitar el exceso de agua? Es posible que por la inmediatez necesites que tu ropa se seque lo más rápido posible. ¿Has intentado usar una toalla? Aquí la explicación de cómo hacerlo siguiendo estas instrucciones:

  1. Extiende una toalla de tamaño grande en una superficie plana y procede a colocar la prenda por encima.
  2. Asegúrate que toda la ropa quede dentro del área de la toalla.
  3. Una vez logrado, procede a enrollar por un extremo hasta llegar al otro.
  4. Luego exprime tanto como puedas la toalla, desenróllala y quita la prenda que tenías dentro.
  5. Pon al aire la prenda que, por el procedimiento que acabas de hacer, llevará menos tiempo de secado al aire libre.
Toallas para secar la ropa rápido.
Las toallas son grandes aliadas para el secado de la ropa. Aprende a aprovecharlas para disminuir el tiempo que te demanda la tarea.

Secar la ropa rápido cuando el tiempo apremia

Cuando no se cuenta con una secadora, puede que secar las prendas sea un factor de estrés si necesitamos que estén listas para usar lo más pronto posible. Para lograr esto, existen varios trucos que puedes utilizar.

Usar la plancha o el secador de pelo es una buena opción; solo recuerda que para evitar quemar la prenda, la primera no debe estar en extremo caliente y el segundo, dependiendo del material, se debe usar a una temperatura especial. Además de tener una distancia prudente.

Por otro lado, secar al aire libre es una practica milenaria que se mantiene por su efectividad. Asegúrate de tender las prendas separadas unas de otras para que el aire pueda hacer su trabajo y el mal olor no se apodere de estas.

Te podría interesar...
Consejos para lavar tu ropa de cama
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Consejos para lavar tu ropa de cama

Es imprescindible lavar la ropa de cama con frecuencia para eliminar el sudor, el polvo y los restos de piel que se adhieren a la tela.



  • Ramos Velásquez, Carlos Felipe. Desarrollo textil para el secado rápido de ropa. BS thesis. Bogotá-Uniandes, 2004.