Uretritis no gonocócica, enfermedad de transmisión sexual

La uretritis no gonocócica es más común de lo que parece. Aunque en la mayoría de los casos remite al poco tiempo, cuando no se trata de la manera adecuada puede tener consecuencias graves para la salud.
Uretritis no gonocócica, enfermedad de transmisión sexual
Isbelia Esther Farías López

Escrito y verificado por la filósofa Isbelia Esther Farías López el 18 febrero, 2021.

Última actualización: 18 febrero, 2021

La uretritis no gonocócica, es una infección en la uretra que se puede originar por diferentes organismos. Su medio de contagio más frecuente es a través de las relaciones sexuales, por una bacteria llamada clamidia. Se le  denomina ‘no gonocócica’ porque el agente que la causa no es la bacteria de la gonorrea.

Como sucede con todas las enfermedades de este tipo, el diagnóstico y tratamiento tempranos son muy importantes. Por eso, a continuación, detallamos cuáles son los síntomas más comunes y otro datos de interés sobre esta afección.

¿Qué es la uretritis no gonocócica?

Como mencionamos anteriormente, es una infección de la uretra que se produce por la presencia de ciertas bacterias. Dentro de las causales más conocidas está la clamidia, una enfermedad de transmisión sexual con un alto índice de contagio.

La parte afectada es, precisamente, el canal que conduce la orina: la uretra. Además, hay que tener en cuenta que el género no es determinante. Aunque la uretritis no gonocócica se suele presentar con más frecuencia en hombres, las mujeres también pueden contraerla.

¿Cómo se contagia la uretritis no gonocócica?

Esta infección, también conocida como ‘no específica’, se transmite en los contactos íntimos de personas de todas las condiciones sexuales. El contagio, de acuerdo con una publicación de Illinois Department of Public Health se da en el momento en que hay una unión entre membranas mucosas que estén infectadas.

De esta manera, el riesgo está en el sexo oral, anal y vaginal, siendo los dos últimos los de mayor probabilidad. Por otro lado, es importante tener en cuenta que no es necesario que se despidan fluidos, como, por ejemplo, el semen, para que la infección se transmita. Así, se puede dar sin que haya una penetración profunda; solo basta el contacto de las partes involucradas.

¿Cuáles son los síntomas más comunes?

Según un artículo de National Health Services, en las mujeres, por lo general, no se presenta ningún síntoma. En los hombres, esta afección puede presentar las siguientes señales de alarma:

  • Secreciones blancas o turbias que se despiden por la punta del pene.
  • Irritación, erupciones, picazón o ardor en el pene.
  • Ardor o sensación extraña al orinar.
Infecciones por levadura

¿Existe cura para la uretritis no gonocócica?

Ante una mínima sospecha, se debe recurrir al médico para hacer los estudios pertinentes que detecten la infección e iniciar el tratamiento lo antes posible. Como lo indica la publicación de National Health Services mencionada anteriormente, lo más probable es que el médico indique lo siguiente:

  • Tomar antibióticos, que varían según la fase de la uretritis.
  • No tener ningún tipo de contacto sexual.
  • Repetir estudios en la pareja para detectar posible infección y tratarla en consecuencia.

¿Cuáles son las consecuencias de la uretritis no gonocócica?

En la mayoría, la uretritis no gonocócica remite en unos días sin ningún problema. En los casos en que la enfermedad persiste o es recurrente, las complicaciones pueden llegar a ser graves. Pero la recurrencia se da, en general, por abandono del tratamiento o porque la pareja también está infectada.

Un estudio publicado en National Center for Biotechnology Information señala que, dentro de las posibles consecuencias que se pueden presentar en los hombres, están las siguientes:

  • Epididimitis (inflamación del conducto ubicado en la parte posterior del testículo).
  • Inflamación de la glándula prostática.
  • Formación de abscesos.
  • Artritis reactiva.

Las mujeres, por su parte, tienden a tener casos más complicados que los hombres. Aquellas que no toman las medidas necesarias para su recuperación pueden desarrollar enfermedad inflamatoria pélvica, infertilidad y embarazo ectópico.

¿Se puede prevenir la uretritis no gonocócica?

Para estar fuera de riesgo, hay que tener contactos sexuales seguros y conscientes. La utilización de condones no se limita a la prevención de embarazos, sino, principalmente, a evitar enfermedades que pueden poner en riesgo la salud.

Es importante el uso de lubricante y preservativos en el sexo anal

Usar preservativos en todos los encuentros íntimos es una forma de protegerte y cuidar a tu pareja. El condón siempre se debe colocar antes de iniciar cualquier contacto sexual. Otra medida fundamental, una vez que hayas empezado el tratamiento de la infección es hablar con tu compañero para que también inicie su proceso y no caer en nuevos contagios.

¿Quién puede contraer uretritis no gonocócica?

Al igual que cualquier enfermedad de transmisión sexual, todas las personas que tengan encuentros íntimos con otros están expuestos a contagiarse de uretritis no gonocócica. Esta bacteria no distingue entre edades ni culturas.

Sin embargo, de acuerdo a las estadísticas realizadas hasta la fecha, la mayoría de los casos que se han registrado corresponden a pacientes de sexo masculino. Con lo cual, es posible afirmar que los hombres tienen mayor tendencia a sufrir esta enfermedad.

Hombre con uretritis

Las enfermedades de transmisión sexual son cada más vez más y sus consecuencias ocasionan severos problemas de salud. La uretritis es una de ellas, por lo que hay que aprender a cuidarse. Como mencionamos, el método más efectivo para mantenerse sano es el condón.

Es importante respetar los cuerpos de ambos y tener encuentros más conscientes. Cada uno sabe lo que quiere para sí mismo, pero, independientemente de lo que elija, debe actuar con responsabilidad. 

Te podría interesar...
¿Qué pruebas de ETS debes realizarte y por qué?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿Qué pruebas de ETS debes realizarte y por qué?

Si eres sexualmente activo, especialmente con múltiples parejas sexuales, se aconseja realizar pruebas de ETS de manera periódica.



  • Normas de manejo y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual 2000.Republica de Chile, Ministerio de Salud, Comisión Nacional del Sida área ETS
  • Primary Care Medicine fourth edition, Allan H.Gorrol, Albert G.Mulley, Enfoque de hombre con uretritis 136 ( pag 787-790), Enfoque del tratamiento del paciente con gonorrea ( 137) pag 790-793
  • BMJ,Main presentations of sexually transmitted infections in men, 2004;328;1251-1253
  •  Centers for Disease Control and Prevention, Workowski KA, Berman SM. Diseases characterized by urethritis and cervicitis. Sexually transmitted diseases treatment guidelines 2006 [published errata appear in MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2006 Sep 15;55(36):997]. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2006 Aug 4;55(RR-11):35-49. [222 references]
  •  Enfermedades de transmisión sexual ( Dr. Gonzalo Eymin , Dr. Felix Fich, Julio 2003)
  • BMJ, Main presentations of sexually transmitted infections in men, 2004;328;1251-1253
  • Azithromycin versus doxycycline for genital chlamydial infections: a meta-analysis of randomized clinical trials. Sex Transm Dis2002;29:497-502. Search date 2001; primary sources Medline, Healthstar, Ovid, Best Evidence, Cochrane Database of Abstracts and Reviews of Effectiveness.
  • Territo H, Ashurst JV. Nongonococcal Urethritis. [Updated 2020 Aug 11]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK535411/
  • National Health Services. Non-gonococcal urethritis. (2020). Recuperado el 18 de febrero de 2021. https://www.nhs.uk/conditions/non-gonococcal-urethritis/