¿Las velas aromáticas son buenas o malas para tu salud?

Las velas aromáticas pueden desprender compuestos volátiles y tóxicos que incidan en la salud humana. En este artículo abordamos las posibles consecuencias de ello.
¿Las velas aromáticas son buenas o malas para tu salud?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 23 diciembre, 2020.

Escrito por Maria Fernanda Ramirez Ramos, 26 noviembre, 2020

Última actualización: 23 diciembre, 2020

Las velas aromáticas son un elemento decorativo muy popular en los hogares. Con sus fragancias dan un toque acogedor a los espacios y permiten crear una atmósfera de relajación. No obstante, algunos de sus componentes han sido señalados como tóxicos para el organismo. Entonces, ¿son buenas o malas para tu salud? En este artículo te lo explicaremos.

Un informe realizado por el Royal College of Physicians sobre el impacto de la contaminación del aire en la vida de las personas señaló que los elementos de uso recreativo, como velas, aromatizadores o varitas de incienso son potenciales fuentes de polución dentro de los hogares. Esto se debe a que liberan partículas tóxicas en el aire cuando entran en contacto con el fuego u otros elementos (ozono).

La mayoría de las velas comerciales parafinadas están hechas de productos derivados del petróleo, que al ser quemados liberan formaldehídos, plomo, benceno y tolueno. Todas sustancias ya estudiadas por causar reacciones adversas.

Efectos del uso de las velas aromáticas sobre nuestra salud

La exposición constante a las sustancias químicas liberadas por las velas aromáticas está asociada con problemas respiratorios como el asma, irritaciones en los ojos y en la piel y alergias comunes, según lo señala un estudio que realizó la Universidad Estatal de Carolina del Sur.

En específico, aquellas con mecha de núcleo metálico liberan partículas de plomo y zinc, como lo identificó un estudio publicado por la Universidad de Michigan. Estos componentes influyen en problemas reproductivos, causan anemia, disfunción renal y efectos neurológicos.

Por otro lado, la firma suiza IQ Air, que genera informes sobre la calidad del aire en el mundo, indica que las velas con olor son mucho más peligrosas porque usan fragancias y tinturas artificiales que emiten compuestos orgánicos volátiles (COV) peligrosos, como limoneno o esteres. Estos compuestos pueden causar dolores de cabeza, mareos, alergias e infecciones respiratorias.

Dolor de cabeza por velas aromáticas.
El dolor de cabeza puede derivarse de los compuestos que se emiten en la combustión de las velas aromáticas.

El vínculo con el asma

El asma es una enfermedad crónica inflamatoria de las vías respiratorias. Los bronquios reaccionan en exceso en estos pacientes y se cierran ante el contacto con sustancias estimulantes.

Se especula que la combustión de las velas aromáticas pudiese derivar en exacerbaciones del asma. Esto significa que no genera la enfermedad en sí misma, sino que incrementa los episodios anuales de crisis de broncoespasmo. En estas agudizaciones las personas padecen broncoespasmos severos que impiden la correcta ventilación y mecánica respiratoria.

Aunque hay discusión al respecto, no resulta ilógico el planteo, más allá de la evidencia científica. Cualquier compuesto que se encuentre en el aire y que el cuerpo reconozca como extraño o alérgeno será capaz de incidir en una respuesta alérgica. Del mismo modo se puede asociar esto a las dermatitis por contacto.

Otros riesgos de las velas aromáticas

Uno de los riesgos más evidentes y, al mismo tiempo sobreestimado, es el de incendio. Aunque una vela parezca inofensiva, un contacto con otro material podría generar un gran problema.

El riesgo de incendio aumenta si la dejas cerca de una corriente de aire o al alcance de niños y mascotas que puedan tumbarla. Lo recomendado es siempre apagar las velas antes de salir de casa, incluso si consideras que vas a estar poco tiempo fuera.

Alternativas a las velas de parafina

En los últimos años, los productos orgánicos se han vuelto populares debido a la búsqueda de un retorno a lo natural y lo sustentable. En el mercado existen velas de soya y aceites esenciales que te permiten tener un agradable aroma en tu casa, libre de químicos perjudiciales.

Asimismo, puedes sembrar plantas de olor que te permitan tener un jardín interior aromático. De esta manera, evitas la presencia de las velas aromáticas dentro de tu casa.

Hombre utiliza velas aromáticas para relajarse.
El uso interior de las velas aromáticas conlleva riesgos, no solo en patologías, sino también por la posibilidad de incendios.

Un uso ocasional de velas aromáticas es seguro

Pese a que los estudios han indicado que las velas aromáticas tienen potenciales efectos adversos, la mayoría están relacionados con un uso excesivo de ellas. En general, niveles mínimos de compuestos como el limoneno no son riesgosos de manera esporádica.

Por ello es importante que hagas un uso racional de las velas y aromatizantes. Asimismo, es fundamental que conozcas sus componentes para identificar si tienen aquellos que puedan resultar potencialmente tóxicos.

En caso que seas asmático o que en tu hogar resida alguien con la patología, la mejor opción será evitarlas, aún cuando su encendido sea ocasional. Las crisis asmáticas son situaciones dificultosas que afectan la calidad de vida de los pacientes, por lo que poseer un ambiente libre de tóxicos es prioritario.

Te podría interesar...
¿El moho en el hogar causa problemas de salud?
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
¿El moho en el hogar causa problemas de salud?

La presencia de moho en el hogar puede incidir en la aparición de enfermedades. ¿Por qué? En este espacio te contamos todo al respecto.



  • Nriagu, J. O., & Kim, M. J. (2000). Emissions of lead and zinc from candles with metal-core wicks. The Science of the total environment250(1-3), 37–41. https://doi.org/10.1016/s0048-9697(00)00359-4
  • Massoudi, Ruhullah. "Thursday, November 13, 2008 Hermitage A/B & Tulip Grove E."
  • O’Day, Ariana Rice, et al. "You are here: Home/News/Uncategorized/A Clean Sweep: Practical Tips for Home Detox."
  • Hamins, Anthony, Matthew Bundy, and Scott E. Dillon. "Characterization of candle flames." Journal of Fire Protection Engineering 15.4 (2005): 265-285.
  • Nriagu, Jerome O., and Myoung-Jin Kim. "Emissions of lead and zinc from candles with metal-core wicks." Science of the total environment 250.1-3 (2000): 37-41.