Verapamilo: usos y efectos secundarios

Aunque el verapamilo es un fármaco que está considerado como un medicamento cardiovascular, también tiene otras aplicaciones como el tratamiento de manías y la profilaxis de las migrañas.
Verapamilo: usos y efectos secundarios
María Vijande

Escrito y verificado por la farmacéutica María Vijande el 17 mayo, 2021.

Última actualización: 17 mayo, 2021

El verapamilo es un fármaco que sirve para tratar la angina, la hipertensión y las arritmias. Pertenece a la familia de los antiarrítmicos de la clase IV, siendo más eficaz que la digoxina en el control de la fibrilación auricular. La digoxina es el cardiotónico por excelencia.

Aunque el verapamilo es un fármaco que está considerado como un medicamento cardiovascular, también tiene otras aplicaciones como el tratamiento de manías y la profilaxis de las migrañas. Además, se puede administrar tanto por vía oral como por vía intravenosa, según sean los requerimientos del paciente.

Las diferentes presentaciones que emigrañasxisten en el mercado están diseñadas para una u otra indicación, desde el tratamiento de la angina con comprimidos de liberación sostenida hasta gotas oftálmicas para el tratamiento de la hipertensión ocular o el glaucoma.

¿Qué son las arritmias?

Las arritmias cardíacas son complejas

Una arritmia es una anomalía en el ritmo de latido del corazón. Este ritmo puede verse disminuido o aumentado. En el primer caso, las arritmias se denominas bradicardias y en el segundo taquicardias.

Cuando esto ocurre, la formación del impulso cardiaco se puede ver afectada. Como consecuencia, se pueden llegar a generar alteraciones en la conducción, que se conocen como reentradas, siendo estas las arritmias más comunes en la población en general.

Por otra parte, mencionar que las arritmias suelen ser inofensivas. No obstante, algunas pueden llegar a poner en peligro la vida del paciente, por lo que es muy importante tenerlas controladas.

Existen 4 tipos principales de arritmias:

  • Extrasístoles.
  • Bradiarritmias.
  • Arritmias ventriculares.
  • Arritmias supraventiculares.

¿Y la angina de pecho?

Angina de pecho.

La angina de pecho es una enfermedad que, junto con el infarto de miocardio, un tipo de cardiopatía isquémica, es decir, una enfermedad provocada por el deterioro y la obstrucción de las arterias del corazón.

Esta situación se conoce como arteriosclerosis y se produce por la acumulación de placas de colesterol, lípidos y células inflamatorias en las paredes de estas arterias. Como consecuencia, el corazón no recibe la sangre suficiente para el buen funcionamiento del organismo.

La angina de pecho aparece de forma progresiva, como fruto del deterioro de las arterias del corazón con el paso del tiempo. Se puede clasificar en:

  • Estable: el dolor aparece cuando se hace ejercicio físico y puede extenderse a otras zonas del cuerpo.
  • Inestable: el dolor aparece en reposo y es más duradero que en el caso de la angina de pecho estable.

¿Cómo ejerce el verapamilo su efecto en el organismo?

Este medicamento debe su eficacia frente a las enfermedades explicadas a su capacidad de bloquear los canales de calcio dependientes de voltaje. Actúa en la entrada de calcio extracelular a través de las membranas de las células del músculo del corazón. Los niveles de calcio en el plasma no se ven alterados.

Para ello, el verapamilo se fija a los canales lentos de calcio modificando su estructura. De esta forma, no pueden meter el calcio del plasma al interior de las células del miocardio.

Además, este medicamento también interfiere con la liberación del calcio intracelular que se almacena en el retículo sarcoplasmático, una estructura celular. Al reducirse los niveles de calcio en el interior de la célula, se consigue que el músculo del corazón se dilate, afectando al mecanismo contráctil. Lo mismo ocurre con el músculo liso de los vasos sanguíneos.

De esta forma, se reducen las resistencias periféricas y, por tanto, la poscarga. Estos mecanismos explican los efectos beneficiosos del verapamilo en la angina y la hipertensión.

Reacciones adversas del verapamilo

Las reacciones adversas más graves que se pueden desencadenar en el tratamiento con verapamilo incluyen:

  • Hipotensión.
  • Bradicardia sinusal.
  • Taquicardia sinusal refleja.

Es importante tener en cuenta que estos efectos adversos son más frecuentes cuando se administra verapamilo por vía intravenosa en vez de por vía oral.

Una bajada de tensión puntual puede ocurrirle a cualquiera.

Además de estos efectos graves, debido a su acción vasodilatadora, un paciente también puede desarrollar otros efectos indeseados como:

  • Mareos.
  • Sofocos.
  • Fatiga.
  • Vómitos.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor abdominal.

Y, por último, aunque es muy poco frecuente, algunos pacientes han llegado a desarrollar reacciones de hipersensibilidad.

En conclusión, el verapamilo es un fármaco que se utiliza, sobre todo, para el tratamiento de la angina de pecho, hipertensión y diferentes arritmias. Presenta efectos secundarios bastante peligrosos, por lo que se debe tener especial precaución durante el tratamiento con el mismo. Se deben siempre seguir las recomendaciones del médico y se le debe consultar cualquier molestia anormal o cualquier duda.

Te podría interesar...
Cardiotónicos: qué son y cómo actúan
Mejor con Salud
Leerlo en Mejor con Salud
Cardiotónicos: qué son y cómo actúan

Los fármacos cardiotónicos se utilizan para aumentar la fuerza de las contracciones del corazón con el fin de poder bombear más sangre.



  • Dr. J. Manuel Guía Torrent, D. F. E. C. (2006). Tratamiento Médico De Las Taquicardias Supraventriculares. Protocolos Diagnósticos y Terapéuticos En Cardiología Pediátrica. https://doi.org/10.1157/13097525
  • Machado-Alba, J. E., Giraldo-Giraldo, C., & Machado-Duque, M. E. (2015). Calidad de la prescripción de verapamilo de liberación convencional en pacientes con hipertensión arterial. Revista de Calidad Asistencial. https://doi.org/10.1016/j.cali.2015.01.009
  • Morales, M. G., Guerrero, S. G., García, G. R., Villalobos, S. J., Camarena, A. G., Aguirre, S. J., & Martínez, S. J. (2005). Intoxicación grave con verapamilo. Archivos de Cardiologia de Mexico.